Reciben la Medalla Cervantina José Solé y Rodrigo Moya

NOTIMEX Actualizada 08/10/2014 a las 15:21    
Etiquetas
.  ESPECIAL

. ESPECIAL

Por su determinante contribución a la historia del teatro en México, y por su excepcional trabajo documental y el valor estético de sus imágenes, el director escénico José Solé y el fotógrafo Rodrigo Moya, respectivamente, recibieron hoy la Presea Cervantina.

Tocó al director general del Festival Internacional Cervantino (FIC), Jorge Volpi, hacer entrega de ambos reconocimientos durante la ceremonia de inauguración del evento que a partir de hoy y hasta el próximo día 26 se desarrolla en esta ciudad y diversas sedes alternas en el interior del país.

La Presea Cervantina, que se entrega desde 2010, reconoce la trayectoria y el talento de creadores y artistas mayores de 70 años de edad, así como de agrupaciones artísticas que han hecho destacadas aportaciones a la vida cultural de México en general y del FIC en lo particular.

Los galardonados este año son el maestro José Solé (Ciudad de México, 1929), actor y director, quien fue discípulo de André Moreau. Estudió actuación en la Escuela de Arte Teatral (ENAT) del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y dirección en París, y en ambos casos se distinguió como pupilo.

El maestro José Solé debutó como actor amateur en “El juez de los divorcios”, dirigido por Xavier Rojas en 1946, y más tarde, participó en “Don Juan Tenorio”, de José Zorrilla, en 1947. Luego vinieron “Antígona”, de Anouilh y “Como primavera”, de Chodorow y Fields en el año 1948.

Su debut profesional fue en “La loca de Chaillot”, de Giraudoux, en 1949 y a partir de entonces se sucedió una serie de actuaciones en diversos escenarios de México, bajo la dirección de los más reconocidos directores escénicos de la época, de quienes aprendió las entretelas del arte teatral.

Su debut como director teatral fue en 1959 con “Antígona” a las que siguieron ese mismo años “Amadeo o cómo desembarazarse de él”, “Contigo, pan y cebolla”, “Cuartelazo”, “Tío Vania”, “Juego de reinas”, “Los caballeros de la mesa redonda”, “Una cruz para cada hombre” y muchas más.

Por su parte, Rodrigo Moya (Medellín, Colombia, 1934) se inició en la fotografía de prensa en el semanario “Impacto”, en 1955, y en 1964 cerró su ciclo como reportero gráfico en la revista Sucesos. Desde entonces ha cubierto diversos sucesos noticiosos y retratado a personajes como Gabriel García Márquez (1927-2014).

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.