Fondo de Cultura Económica brinda tertulia en honor a Nicanor Parra

La reflexión, la risa, el sarcasmo, la situación chusca y la gracejada asomaron una por una y a veces en tropel en cada lectura dramatizada

NOTIMEX Actualizada 26/11/2014 a las 19:34    
Nicanor Segundo Parra Sandoval es un poeta, matemático y físico chileno creador de una obra lírica que más que grande es grandiosa.  ESPECIAL

Nicanor Segundo Parra Sandoval es un poeta, matemático y físico chileno creador de una obra lírica que más que grande es grandiosa. ESPECIAL

El Fondo de Cultura Económica (FCE) obsequió la víspera un homenaje al físico, matemático y poeta chileno Nicanor Parra (San Fabián de Alico, Chile, 5 de septiembre de 1914). El objetivo, mantener vigente su amplia y culta obra.

El Cine Lido, del Centro Cultural Bella Época, fue sede para el homenaje al centenario en el que participaron los actores mexicanos Sofía Álvarez y Héctor Bonilla, y sus homólogos de Chile Patricio Castillo y Roxana Pardo, quienes dramatizaron poemas de ese autor.

"Nos asomaremos al corazón de Nicanor Parra”, señaló el maestro de ceremonias, y esa observación, fue bien recibida por los asistentes, amantes de la poesía en general y de la de Parra en particular. Eso se evidenció cuando quedito, declamaron también los versos.

Los poemas y antipoemas de Nicanor Parra, mismos que le granjearon su pasaporte a la inmortalidad hace más de medio siglo, fueron actuados por la cuarteta de histriones, en ocasiones cada quien leyó un texto y en otras, los cuatro se dividieron para leer uno sólo.

Nicanor Segundo Parra Sandoval es un poeta, matemático y físico chileno creador de una obra lírica que más que grande es grandiosa. Tanto, que entre sus poemas brilla uno dedicado a su hermana, la también artista internacional Violeta Parra (1917-1967).

Álvarez, Bonilla, Castillo y Pardo leyeron “Preguntas para la hora del té”, “Autorretrato”, “Epitafio”, “Sólo de piano”, y “Soliloquio del individuo”, y otros poemas y antipoemas de Parra. El tono y timbre de los actores vistió a los textos poco ortodoxos.

Con varias décadas dentro del ambiente artístico, Héctor Bonilla supo dar a cada palabra la tesitura, la actitud y la dirección adecuada, justa y necesaria para que todo el público entendiera a cabalidad la intensión que tuvo Parra al escribir cada uno de sus trabajos.

Fue hasta el final, antes de levantar las copas por el homenajeado, que los asistentes se dieron vuelo prodigando una ovación para quienes les pusieron en charola de plata los poemas y antipoemas más celebrados de ese autor que revolucionó la poesía.

De esa forma, el ganador del Premio Miguel de Cervantes y la mundialmente prestigiada Beca Guggenheim, fue evocado en el centenario de su nacimiento. Aunque el FCE fue la institución estratega del homenaje, la Embajada de Chile en México cooperó.

Parra publicó sus antipoemas en 1954, un corte radical en la literatura iberoamericana que marcó el inicio de ese nuevo género. En su obra destaca “La cueca larga” (1958), “Versos de salón” (1962), “Artefactos” (1972), “Sermones de Elqui” (1977) y “Hojas de Parra” (1985)"

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.