Labrar la piedra, arte milenario que prevalece en Chimalhuacán

NOTIMEX Actualizada 28/06/2015 a las 13:08    
.  NOTIMEX

. NOTIMEX

Desde la época prehispánica, la piedra ha sido empleada para la arquitectura y la escultura, y hoy es una tradición que se preserva y se hereda de una generación a otra en el municipio de Chimalhuacán, en el estado de México.

El arte de labrar la piedra la llevan en la sangre los habitantes de este municipio mexiquense y lo transmiten de generación en generación, con el objetivo de que no desaparezca.

Un cincel y un martillo, pero sobre todo mucha paciencia y creatividad, son las principales herramientas que utilizan los canteros de Chimalhuacán para transformar un bloque de piedra en verdaderas obras de arte.

El escultor Hugo César Nájera Buendía explica en entrevista que los vestigios encontrados aquí, dan cuenta de que el labrado de piedra es milenario, y por lo tanto, forma parte de la identidad del municipio.

“Hay evidencias que nos dicen que aquí la talla en piedra se realiza desde la época prehispánica. En la zona arqueológica de Los Pochotes existe un aro de juego de pelotas y la figura de un dios en piedra volcánica, piedra que hay aquí”, detalló.

Además, dijo que durante la colonia gran parte de las iglesias de la comunidad fueron construidas a base de piedra, donde la mano de obra del cantero de Chimalhuacán fue indispensable.

Nájera Buendía pertenece a la cuarta generación en su familia que trabaja la cantera. Inició en el oficio hace 30 años en el taller de su padre y su abuelo, por lo que para preservar la tradición él continúa transmitiendo ese conocimiento a sus hijos y nietos.

“Es importante porque se preserva una historia. A nivel mundial México es referente por los talladores de piedra, los toltecas, los olmecas, los mexicas, y preservar eso es gratificante porque seguimos con esa historia que tiene nuestro país”, resaltó.

La dedicación, la entrega y el gusto por la cantera han llevado al escultor chimalhuacano a exponer su trabajo en lugares como el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Bellas Artes, y ha exportado sus piezas a Francia, España y Colombia.

El proceso para elaborar una escultura inicia desde el momento en que el cantero plasma en su mente la obra a realizar. Esta puede ser porque un cliente haya solicitado la pieza o por la propia inspiración del autor.

Para lograr la escultura, el artesano primero realiza en plastilina la figura que quiere obtener, posteriormente la moldea en yeso y finalmente se talla en la piedra para obtener una verdadera obra de arte.

Las piedras que utilizan los canteros tienen un peso promedio de 80 kilogramos, algunas de estas son obtenidas en el municipio, pero también son extraídas de otros estados, de acuerdo con el tipo que se requiera para elaborar la obra.

La cantería en el municipio de Chimalhuacán, además de ser un trabajo artístico, también es una forma de sustento para muchas familias, y aunque la actividad es muy gratificante y privilegiada, algunas veces quienes la laboran carecen de trabajo.

A fin de difundir el trabajo realizado por los artesanos de la localidad, en el año 2013 se fundó la Escuela Taller del Cantero, la cual cuenta actualmente con 58 alumnos de todas las edades, quienes son instruidos por los más destacados escultores del municipio.

En entrevista, Mónica Hernández Zárate, encargada del taller, indicó que con la creación de la escuela, dicha actividad se ha expandido y más personas que no sólo son de la localidad, sino de otros municipios aledaños y del Distrito Federal, se han interesado por el curso de labrado de piedra.

La escuela imparte dos cursos al año, cada uno tiene una duración de seis meses. En el primer semestre los estudiantes aprenden la historia de arte, historia de la escultura, modelado en plastilina, barro y yeso y el tallado en piedra.

Gracias a la Escuela Taller del Cantero, el trabajo de los artesanos se ha llevado a recintos donde el público lo puede apreciar. Sus obras han llegado al Palacio de Bellas Artes, al Teatro Degollado de Guadalajara y al Centro Cultural Mexiquense Bicentenario.

Además, se han exhibido en Tuxpan, Veracruz, el Salón de la plástica, en municipios del Estado de México, en la Cumbre Nacional de Arte Popular, en la Feria Internacional del Turismo de las Américas y hasta en el Vaticano.

Hernández Zárate señaló que para preservar la actividad, cada año se realiza La Feria Metropolitana Artesanal y Cultural, en la que los canteros concursan en el labrado de piedra.

Chimalhuacán cuenta con el museo el Canto del Cincel, donde el público puede apreciar las piezas elaboradas por los canteros del municipio que han ganado algún reconocimiento.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.