IMPULSARÁN COLECCIÓN

Será educación la prioridad

Tendrá el Museo de Arte de Querétaro como vocación alimentar el conocimiento, afirma su
nuevo director Roberto González, en entrevista

MARIANA FIGUEROA MÁRQUEZ Actualizada 08/11/2015 a las 10:24    
.  ARON COVALIU

. ARON COVALIU

La cultura y la educación van de la mano y cualquier acontecimiento artístico debe producir conocimiento, afirma convencido Roberto González, nuevo director del Museo de Arte de Querétaro.
Es por eso que una de las prioridades de su labor al frente de este emblemático espacio cultural, será la de rescatar este vínculo fortaleciendo los servicios educativos en aras de mejorar la experiencia de los visitantes.
González, nombrado el pasado 23 de octubre al frente de este recinto en sustitución de Marcela Herbert, platicó en exclusiva para PLAZA DE ARMAS, El Periódico de Querétaro, sobre los retos que implica dirigir este espacio, sus prioridades y las actividades con las que cerrará el año.
Afirma además que el MAQRO es, sin duda, el espacio más importante que tiene la ciudad.
“Es un recinto que estará como ha estado para celebrar el arte y la cultura de los queretanos”.
Educar, la prioridad
González, quien se desempeñó como director del Museo Fundación Santiago Carbonell, destaca la importancia de fortalecer los servicios educativos del Museo para enriquecer la experiencia de sus visitantes y rescatarlo como agente transformador del entorno.
“El museo debe ser un lugar que nos transforme, que nos sacuda, y que la experiencia museística nos deje algo, no es algo solamente que tenga que ser percibido por los sentidos, sino que tiene que ser algo que nos toque, y me parece que el eje de los servicios educativos es en donde vamos a hacer un énfasis importante”.
Hace 27 años, cuando nació el Museo, González trabajó como curador de este espacio que actualmente cuenta con una colección de más de medio millar de obras, gracias a un proyecto llamado Colección de Donadores que continúa vigente.
“Uno de los valores que tiene este Museo, aparte de la arquitectura -que es extraordinaria, con el patio de este Convento Agustino-, son las colecciones, y me refiero esencialmente a la Colección de Arte Novohispano y la Colección de Arte Moderno y Contemporáneo, que desde esa época del año 88, 89 se inició ese proyecto cuando la arquitecta Margarita Magdaleno era la directora”.
Ahora el reto es hacer ese vínculo entre las colecciones y los espectadores, dice creador del Centro de Arte Bernardo Quintana Arrioja.
“Hay que relacionar los servicios educativos con las colecciones del Museo, que nuestros niños, los jóvenes que asistan, conozcan qué es lo que tenemos, conozcan el valor de las piezas y de las obras, y que no sea solamente una experiencia en la que se les muestren las obras sino que sea una experiencia que verdaderamente sea educativa”.
El directivo, quien estudió la Maestría en Artes con línea terminal en Arte Contemporáneo y Sociedad en la UAQ, advierte últimamente una suerte de frivolización del arte.
“En los últimos años el asunto de la cultura se ha visto más como un espectáculo y se ha separado de la educación, y me parece que es importante que se vuelva a juntar esa idea, de que la cultura también es educación, que estamos dotando de conocimiento y de valores a cualquier persona que se acerca a una institución cultural”.
En la Ciudad de México tan solo en el último año se han visto exposiciones que fueron imán de públicos multitudinarios: la de la japonesa Yayoi Kusama en el Museo Rufino Tamayo; la de los grandes maestros italianos Leonardo da Vinci y Miguel Ángel Buonarroti, en el Palacio de Bellas Artes; o la que dedicó el Colegio de San Ildefonso al arte islámico.
“Ha habido grandes exposiciones que parece que son muy exitosas, pero como espectador tienes un espacio de tiempo sumamente restringido, no hay posibilidad de reflexionar, de contemplar, de mirar un poco más o de regresarte a una obra”.
Pareciera que la gente solo entra y sale sin llevarse nada consigo, porque falta información, reflexiona González, o porque quizá solo fueron a tomarse el selfie, como en el caso de la expo de Kusama, en la que había incluso una estrategia en redes sociales que promovía tomarse autorretratos en las salas.
“Hay que preocuparse por este público, ver qué se lleva del Museo, y nosotros también generar programas para reforzar toda el área de servicios educativos para que el público, las escuelas, los programas que tenemos con invidentes y público con discapacidad verdaderamente tengan una relación con las colecciones que estamos presentando”.
La colección
Para promover la colección particular del Museo, una de las primeras acciones que se emprenderán será la de renovar el sistema de luminarias de la planta baja, dijo González, quien cuenta con estudios en Restauración y Conservación de Bienes Muebles por la Escuela Nacional de Conservación.
“Necesitamos renovar todo el sistema que ya está digamos un poco obsoleto o caduco, y estamos revisando toda la parte museográfica para hacerle un espacio que funcione mejor, más atractivo.
“Muchos de los cuadros que hay ahí abajo son extraordinarios, con uno de estos cuadros podemos quedarnos platicando a lo mejor dos horas, lo mismo nos puede pasar con ‘La Muerte de Abel’ o ‘El rapto de Europa’”, afirma entusiasmado.
Además se cuenta con una colección de láminas con temas bíblicos muy interesante, pero que requiere un mejor montaje museográfico para que se puedan exhibir mejor y sean mejor apreciadas, agregó.
De esta forma, señaló González, se generará conocimiento que puede incidir en los problemas que agobian a la ciudad, “incluyendo la inseguridad, por su puesto”.
Sobre la iniciativa de algunos artistas y amigos del museo que han pedido que el Gobierno Estatal permute con la SHCP esa instalación por terrenos en el sur y saque el sistema tributario del Centro Histórico para dedicar todo el claustro virreinal a las salas de exposiciones, González dijo desconocerla, aunque señaló que sería positivo para el Museo contar con más espacio.
“Yo no tenía conocimiento de eso, el edificio que tiene Hacienda no sé si sea de ellos o el estatus que tenga, pero sería magnífico que nos lo regalara Hacienda”.
Nueva expo
Dentro de los proyectos para cerrar el año figura la exposición “El reino de las formas de grandes maestros”, que se inaugurará el próximo 17 de diciembre, señaló el director del MAQRO.
“La exposición es una colección que proviene de tres museos: del Museo Soumaya, del Museo Franz Mayer y del Museo Nacional de San Carlos. Esta muestra es una exposición de pintura europea en la que vienen diferentes géneros: paisaje, retrato y mitología”.
La muestra estará acompañada por una instalación de servicios educativos con tecnología que va a ser una buena experiencia para relacionar a los niños con piezas muy valiosas, aseguró González.
“Algunas piezas datan del siglo 14, piezas sobre pintura sobre madera, temple sobre madera y son piezas algunas de ellas extraordinarias. Hay una pieza de casi de 4 por 3 metros, que se refiere a los juegos que organizó Aquiles por la muerte de Patroclo, que espero que podamos traerla”.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.