SE LLEVA A CABO LA EDICIÓN 47° DE ESTE ICÓNICO EVENTO

Huapango

Una tradición que mueve hasta los huesos

Flor Velázquez Macotela Actualizada 03/04/2016 a las 14:03    
.  Agencias

. Agencias

Cada año, el municipio de San Joaquín se llena de música y colores con el Concurso Nacional de Huapango. La edición del 2016, planificada una duración de tres días dio inicio el 1 de abril.
Desde hace más de 40 años, el municipio de San Joaquín se llena, año con año, de colores, música y alegría con este emblemático festival
Cientos de parejas, provenientes de diferentes estados de la República e incluso de Estados Unidos, asisten desde 1970 a este gran evento, reconocido por el Instituto Nacional de Bellas Artes como el tercer festival más importante de México.
Multiétnico y pluricultural, este baile tiene múltiples variantes dependiendo de la zona geográfica a la que pertenezca.
Con rasgos musicales característicos de la región huasteca (Querétaro, San Luis Potosí, Hidalgo, Tamaulipas, Puebla y Veracruz), el huapango vincula las diferentes identidades que en ella conviven y homogeniza sentimientos en un baile milenario y enormemente escuchado.
Sabías que…
La palabra huapango deriva  del vocablo náhuatl “cuauhpanco”, que literalmente significa “sobre la tarima”  lo cual hace énfasis a la forma en que se baila este género musical , zapateando sobre una tarima de madera.

El origen del huapango se remonta al siglo XVII y es producto de la fusión de las tradiciones musicales de los indígenas nativos de la huasteca con la instrumentación propia de los europeos.
Este año, como parte del festival, se lleva a cabo un encuentro de tríos, entre los que destacan los “Camperos de Valles”, “Huapangueros Diferentes”, “Trío Juglar”, “Reales de Colima”, “Los Hidalguenses”, “Pasión Huasteca” y “Cantores de Alba”. Los músicos se encargarán de amenizar la clausura del festival la noche de este domingo 3 de abril.
Son huastesco: notas musicales salidas del corazón
El conjunto tradicional de huapangueros es llamado trío huasteco, y está formado por un ejecutante de quinta huapanguera (una guitarra de cinco u ocho cuerdas y cajón de resonancia mayor que el de la guitarra normal), mientras otro ejecuta la jarana huasteca (un cordófono de cinco cuerdas emparentado con la jarana jarocha).  Estos dos instrumentos llevan el ritmo y la armonía de la pieza, mientras el violín marca la melodía de la canción
El canto del huapango se ejecuta generalmente a dos voces y en ocasiones, los cantores se turnan los versos de una copla. Lo que hace más disfrutable este género musical es la habilidad de los vocalistas para la improvisación de coplas las cuales suelen ser graciosas y divertidas. 
Las letras de estas canciones narran amor, tristeza y nostalgia, pero siempre con un ritmo rápido y movido. Desde el contacto con la naturaleza, las relaciones personales y la conciencia social, todos los temas son motivo de canción para los huapangueros.
Querétaro es cuna de este extraordinario lenguaje musical que transporta consigo la cultura mexicana y exige a sus ejecutantes una habilidad poética, tanto para bailarlo como para interpretarlo musicalmente.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.