INAUGURAN MUESTRA EN EL MUSEO DE ARTE

Los íncubos de Federico Correa

El artista, radicado en San Miguel de Allende, presenta en Querétaro una colección de obras de gran formato que invitan a quienes las observan a adentrarse en sus mundos imaginarios

Actualizada 04/07/2016 a las 11:27    
Etiquetas
.  FOTOS:FLOR VELÁZQUEZ

. FOTOS:FLOR VELÁZQUEZ

Las memorias son las semillas que le dan vida a su obra, que con trazos fuertes y marcados les da forma corpórea y cobran vida en los dibujos, en el óleo y en los colores.
“Entre Íncubos y Piel” es el título que recibe la muestra de Federico Correa que se inauguró en el Museo de Arte de Querétaro. Roberto González, director del MAQRO, presentó al artista como un creador prolífico de arte plástico, cuya inspiración ha nacido de las condiciones en las que sus experiencias personales y familiares se ha desarrollado a lo largo de su vida.
“Correa es un artista nómada que fragmentó y neutralizó su identidad desde pequeño. Su obra y su trabajo es el trayecto de la búsqueda de la identidad perdida, y lo que ha encontrado hasta ahora han sido recuerdos y experiencias difusas. Federico establece diálogos con artistas de otras épocas, incluso la música se hace presente en su obra. Establece un carácter expresionista en sus cuadros y su pintura clama clemencia. En la muestra encontramos pinturas que nos remiten a figuras que reclaman la tragedia de existir en un mundo donde la materia y la forma ya estaban inventadas. Federico exige a través de sus personajes, su derecho a estar en este mundo y moldearlo a su imagen y semejanza”, comenta González García.
La arquitecta Margarita Magdaleno, amiga del pintor, explica que la obra de Correa se acerca al expresionismo alemán, cuya inspiración proviene de las vanguardias europeas y se ven reflejadas en la soltura del lápiz y de sus trazos.
“Cuando vi por primera vez las obras, lo primero que pensé fue que Federico las crea con el corazón y la piel, y después hablando con él, me dí cuenta que no me equivoqué. Federico utiliza la piel como un instrumento de comunicación entre el mundo y el corazón. A veces son íncubos, pesadillas, lo que lo inspira y de repente son la sutilezas de cada poro de su piel” agregó Margarita Magdaleno.
Finalmente, Federico Correa se limitó a explicar su obra invitando a los asistentes a interpretarla de forma subjetiva para crear significados personales e incluso historias en cada uno de los cuadros mostrados.
El artista
Nacido en Salinas, California, de una familia mexicana sus raíces mexicanas se encuentran en Zacatezas y Aguascalientes.
Gran parte de su trabajo es autobiográfico. Firmemente arraigado en el subconsciente, se sumerge la tradición familiar y las creencias religiosas.
Estudió arte Babe Shapiro,y es fundador de la Escuela Mount Royal de Graduados de pintura en el Maryland Institute College of Art, en Baltimore, Maryland, Estados Unidos.
Su obra ha sido expuesta en numerosas galerías y museos nacionales e internacionales como el centro Cultural “El Nigromante” en San Miguel de Allende. Además en múltiples recintos culturales en ciudades como Puerto Vallarta, Miami, San Francisco, Baltimore y Washington DC, entre otros.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.