DE MÉDICO A ESCRITOR

10 datos curiosos sobre la vida y obra de Sir Arthur Conan Dolyle

Actualizada 07/07/2016 a las 12:57    
Etiquetas
.  FOTO: AGENCIAS

. FOTO: AGENCIAS

Estudió en la Universidad de Edimburgo de 1876 a 1881, periodo en el que escribió sus primeros cuentos cortos. Su primera historia publicada fue “El misterio de Sasassa Valley”, un cuento ambientado en Sudáfrica. Ese mismo año también publicó su primer artículo académico, en el British Medical Journal, llamado “Gelsemium como veneno”. En 1885 completó su doctorado y en 1890 estudió oftalmología, tras lo que se instaló en Londres.
La primera novela que incluyó a Sherlock Holmes y al Dr. Watson fue “A Study in Scarlet” (Estudio en escarlata) escrita en 1887. La obra fue muy bien recibida y comenzó a moldear el enorme éxito que vendría para el personaje.
Cuando el éxito de los relatos de Sherlock Holmes comenzaron a aumentar, Conan Doyle se sintió tan abrumado que pensó en matarlo en alguna de sus novelas, sin embargo, su madre lo convenció de que no lo hiciera.
En un intento por disuadir a los editores sobre los pedidos de más historias de Sherlock Holmes, el autor comenzó a subir el precio de sus relatos y descubrió que las editoriales estaban dispuestas a pagar cualquier precio por obtener las historias del famoso detective.
Bajo el seudónimo de A. C. Smith, Conan Doyle jugó al fútbol como arquero en el equipo amateur Portsmouth. También jugó profesionalmente al cricket entre 1899 y 1907 y fue un muy buen golfista, lo que le valió ser el capitán del Crowborough Beacon Golf Club en 1910.
Como si fuera un Sherlock Holmes de la vida real, Doyle protagonizó dos casos reales en los que intervino para corregir errores de la justicia. En ambos casos fueron declarados culpables dos hombres inocentes, de modo que Doyle, basándose en algunas inconsistencias en la sentencia o en el desarrollo del caso, decidió revisarlos, logrando probar la inocencia de los dos hombres.
Una de las controversias más raras que vivió fue su actividad como espiritista. Muchos de sus familiares murieron en un periodo de tiempo bastante corto, por lo que entró en una gran depresión y empezó a sentirse atraído por el espiritismo, llegando incluso a unirse a la “Unión Nacional de Espiritualistas”.
Fue gran amigo de Harry Houdini. Al principio gozaron de una cálida amistad, pero pronto sus diferentes ideas los separaron: Arthur defendía fervientemente la existencia de hechos mágicos y paranormales, mientras que Houdini era completamente escéptico y luchaba contra todo ello. Sus ideologías tan polarizadas terminaron por separarlos.
Describió a Sherlock Holmes como de “cuerpo enjuto, nariz aligueña y labios finos”. Nada que ver con la imagen popularizada del detective, con un gorro y una pipa, accesorios que nunca fueron mencionados por el escritor.
Murió a los 71 años de un ataque cardiaco. Las últimas palabras que dijo estaban dirigidas a su esposa: “Eres preciosa” y en el epitafio de su tumba figuraban las palabras: “Temple de acero. Rectitud de espada. ARTHUR CONAN DOYLE. Caballero, patriota, médico y hombre de letras”.
 
 

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.