BALLET DE SAN PETERSBURGO EN EL AUDITORIO JOSEFA

Remarcable presentación

04/10/2014 a las 06:00    
Etiquetas
El público queretano registró una de las mejores entradas para este tipo de espectáculos, ovacionando cada uno de los actos, que con vasta maestría ejecutaron los bailarines rusos.  ESPECIAL

El público queretano registró una de las mejores entradas para este tipo de espectáculos, ovacionando cada uno de los actos, que con vasta maestría ejecutaron los bailarines rusos. ESPECIAL

Bello de principio a fin, bello y también desbordante de talento, el ballet de San Petersburgo dejó sentir, como pocas veces, toda su maestría en los cuerpos de los bailarines y bailarinas, durante la presentación en el escenario del Auditorio Josefa Ortiz de Domínguez la noche del jueves 2 de octubre.
La velada estuvo enmarcada, como siempre, por una escenografía conservadora pero suficiente para lucir fastuosa, basada en largas y enormes cortinas en tonos ocre pero también brillantes, mismas que a la vez fungían como columnas a los lados del escenario, a los pies de las cuales, permanecían sentados y atentos a las ejecuciones de sus compañeros, cuatro bailarines, que daban entrada y salida a cada acto.
Si algo marcó la noche del Ballet de San Petersburgo el jueves, fueron las actuaciones individuales de sus más destacados intérpretes; hombres y mujeres, bailarines dotados de remarcable dominio y técnica, además de físicos perfectos, se encargaron de ejecutar “solos” verdaderamente magistrales, ante el público queretano, que consciente de la pulcritud dancística ante sus ojos, arrancaba en nutridos aplausos al final de cada ejecución.
El público que acudió a la cita con los clásicos, pudo apreciar fragmentos de Romeo y Julieta, La Bella Durmiente y El Lago de los Cisnes, pero además, algunas sorpresas que sobre la marcha, el ballet tuvo a bien regalar a la audiencia, como cuando de la nada, aparecían la Caperucita Roja seguida del Lobo, en un acto breve pero lleno de originales pasos y pintorescos atuendos, especialmente el del lobo.
Se pudo apreciar también durante la presentación -que en esta ocasión entrelazó algunos números que normalmente no van unidos- el acto de lo que parecía ser el Gato con Botas y su agraciada gatita, número en el que también los disfraces, discretos pero de excelente gusto, se hicieron presentes.
Gran ovación por un espectáculo impecable, fue con la que el público retribuyó al Ballet de San Petersburgo al final de su presentación; por poco más de 2 horas, una nutrida audiencia se supo privilegiada de haber presenciado lo más selecto, aristocrático, depurado y elegante en el mundo de la danza.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.