Salta de la pantalla grande al teatro

Presentarán la obra Amor de mis amores

29/01/2015 a las 06:00    
Etiquetas
Casi en su totalidad, el elenco del que es un muy buen filme, repite ahora en esta puesta en escena, dirigida también por el Sr. Caro.  AGENCIAS

Casi en su totalidad, el elenco del que es un muy buen filme, repite ahora en esta puesta en escena, dirigida también por el Sr. Caro. AGENCIAS


A mediados de marzo se presentará en el Auditorio Josefa Ortiz de Domínguez la obra “Amor de mis amores”; en la pantalla grande esta historia hizo ya las delicias de cinéfilos de todas las edades con una muy buena trama, mejor dirección y extraordinarias
actuaciones.
La obra se perfila de muy buena calidad, toda vez que prácticamente es el mismo elenco de la película, que repite y se traslada ahora al escenario en vivo; importante aclarar que en la versión para teatro Sebastián Zurita es reemplazado por Jorge Poza y Sandra Echeverría por la bella Irán Castillo; el resto del elenco continúa en sus respectivos papeles, como Marimar Vega, Erik Elías y Juan Pablo Medina.
Se espera que la historia que triunfó en el cine -precisamente por no ser la clásica película de este género, que aunque efectivamente es comedia romántica se sale completamente de lo establecido- lo haga ahora en el teatro; la historia sigue siendo muy entretenida, con un humor negro muy sutil, pero exacto, en la que se plantean diferentes situaciones con las que el público se puede identificar o no, pero que no permite que deje de asumir una posición.
Una historia que habla de despedidas y lealtad, que definitivamente tienen que ver con el amor y en la que -al menos en la película- Marimar Vega brinda pedazo de actuación con un dramatismo y una intensidad muy elocuentes; se espera que Manolo acuda de nuevo a sus elementos “almodovarescos” en la puesta, aunque se extrañará, por supuesto, a la “chica Almodovar” por excelencia, Rossy Palma.
La pista sonora se convierte en un protagonista más, toda vez que en ella se encuentran canciones como el clásico “Que nadie sepa mi sufrir” de Ángel Cabral y Enrique Dizeo, temas de Raffaella Carrá y Rocío Dúrcal, además de una versión de Astrid Hadad interpretando “Como tu mujer”.
Una obra con un final abierto, no explícito que la hace diferente y en la que, hay que decirlo, probablemente a quien más se extrañe será al “Diablito” Mauricio Barrientos como el “bartender”.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.