LA REVENTA TAMBIÉN AFECTA AL CONCIERTO

Retraso y sobrecupo

02/02/2015 a las 06:00    
Etiquetas
.  FRANCISCO IBARRA

. FRANCISCO IBARRA

Con un retraso de casi tres horas y evidente sobrecupo en la Plaza de Toros Santa María, afectado por boletos falsos, opacan una gran presentación del ídolo norteño, Julión Álvarez, que arrancó cerca de las 23:00 horas.
Efectivamente, en la presentación del astro de la música norteña Querétaro se manifestó como pocas veces con un artista, ya que es, para el de Chiapas y para nadie más, la que hasta ahora ha sido probablemente la mayor y más desbordante audiencia en el inmueble destinado para la Fiesta Brava; en la Santa María no cabía un alfiler más.
Las complicaciones
Durante la logística previa al concierto hubo lamentablemente varios contratiempos, comenzando con un largo retraso que tuvo a los seguidores del artista por más de tres horas haciendo filas interminables a las afueras del inmueble; en la entrada para ruedo los camiones continuaban descargando equipo a las 20:45 horas, lo que hizo mucho más lento el ingreso a la Plaza; para colmo, los encargados del acceso desbarataron filas con la intención de abrir más puertas y desahogar los tumultos, pero no fueron claros respecto de las zonas que debían moverse; la gente corría de un lado a otro y regresaba muy molesta a reclamar sus lugares originales después de que en los nuevos accesos les negaban la entrada.
Muchos fueron también los que al llegar por fin a su respectiva entrada se enteraron que sus boletos eran falsos, lo que evidentemente generaba más conflicto en el acceso e incluso conatos de trifulca; una vez adentro, la gente se encontró con que los lugares dentro de la plaza no habían sido respetados; siendo más que evidente un sobrecupo en el inmueble, pues la gente, aquella que encontró un asiento o silla vacía, se tuvo que sentar literalmente en donde pudo.
Julión saltaba al escenario a las 22:55 horas, cuando el concierto estaba programado para las 20:00, con la intención de dar inicio, cuando mucho, una hora después.
El concierto
Aparentemente todo quedaba en el olvido -al menos en ese momento- cuando faltando cinco minutos para las 23:00 horas por fin aparecía el señor Álvarez en el escenario de la Plaza; un inmueble literalmente a reventar lo recibía completamente desbordado en gritos y aplausos por parte de los presentes.
Sencillo, enfundado en botas, jeans, camisa blanca, saco y sombrero, la portentosa producción parecía tragarse al artista, al arrancar su presentación con sus más sonados éxitos de banda; tremendo sonido, enorme y kilométrica banda de músicos que permitió hacer canciones en banda, tipo cumbia y las infaltables románticas, todas con su muy particular estilo francote y bragado, siempre acomodándose el sombrero.
El escenario redondo situado al centro del ruedo de la Plaza permitió que el inmueble recibiera a los fans a su máxima capacidad, de manera que la Santa María lucía como pocas veces, sin un solo espacio vacío.
La presentación del cantante se prolongó hasta altas horas de la noche, los fans absolutamente complacidos agradecieron una noche de mucho baile y más canto.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.