LEÓN MICHEL Y ROBERTO CASTAÑEDA

Dan “Noche Bohemia”


05/07/2015 a las 06:00    
Etiquetas
Puntuales y con guitarra en mano, los dos artistas salidos del Cefac de TV Azteca arrancaban su presentación apenas pasadas las 9 de la noche del pasado viernes.  MARTHA FLORES

Puntuales y con guitarra en mano, los dos artistas salidos del Cefac de TV Azteca arrancaban su presentación apenas pasadas las 9 de la noche del pasado viernes. MARTHA FLORES

La dupla Roberto Castañeda-León Michel en el restaurante bar del Hotel Florencia ofreció una sentida presentación, pero con poca o nula producción, que entretuvo a los asistentes muy a medias, toda vez que ni el audio ni el lugar aportaron positivamente al evento “Noche Bohemia”, cuyo repertorio se basó totalmente en covers.
Puntuales y con guitarra en mano, los dos artistas salidos del Cefac de TV Azteca arrancaban su presentación apenas pasadas las 9 de la noche del pasado viernes; la noche tormentosa afuera del inmueble provocaba precisamente a la bohemia de una presentación cálida y romántica; sin embargo, esta nunca llegó, al menos no de la mano de León y Roberto.
Desde un principio, fueron sus dos instrumentos de cuerdas los únicos que sonaban medianamente bien, ya que los micrófonos de las voces de estos dos artistas tuvieron todo el tiempo altibajos en su nivel y recepción; el sonido a bote los acompañó durante toda la primera parte de su show; a pesar de ello, el público, que había encontrado un lugar seco y cálido, puso todo de su entusiasmo para entonar algunas de sus melodías.
La segunda parte, después de un descanso de aproximadamente 40 minutos, sucedía de la misma forma que la primera; un audio con eco y reverberación nunca permitió apreciar las voces de estos dos artistas, el inmueble, además, no era precisamente el adecuado para una presentación de este tipo, múltiples columnas y diferentes niveles en el salón, además de poca iluminación -incluido el pequeño escenario al centro- hacía literalmente imposible observar a los cantantes desde muchas de las mesas dispuestas.
Otro detalle fue la mala atención de los meseros, que poco experimentados preguntaban insistentemente si podían atender a los presentes para luego llevarse los platos antes de haber terminado su contenido; o bien, confundir las cuentas y comandas de los comensales, haciendo muy incómoda la permanencia en el evento.
Los dos artistas se esmeraron en complacer al público, interactuaron con él e, incluso, Roberto Castañeda descendió a las mesas para mezclarse con los presentes y cantar más cerca de los comensales; con todo, el evento dejó a los asistentes con ganas de más, aunque siempre después de cada interpretación aplaudieron respetuosamente a los jóvenes artistas.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.