BAJO LA BATUTA DE JOSÉ GUADALUPE FLORES

Excelsa Filarmónica con Carmina Burana

11/07/2015 a las 06:00    
Etiquetas
El público llenó las butacas del inmueble y disfrutó plenamente con las ejecuciones, pero también la destacada voz del barítono Arturo Barrera, en una noche en la que no faltó nada.  LILIA ROSALES

El público llenó las butacas del inmueble y disfrutó plenamente con las ejecuciones, pero también la destacada voz del barítono Arturo Barrera, en una noche en la que no faltó nada. LILIA ROSALES

Pocas veces se ha podido apreciar el Teatro Metropolitano tan enteramente lleno como cuando el pasado jueves el público queretano se precipitó a presenciar el concierto en honor de la Fuerza Aérea Mexicana, que llevó a cabo la Orquesta Filarmónica del Estado de Querétaro, el plato fuerte: “Carmina Burana”, ejecutada impecablemente.
Muy puntual, en esta segunda temporada 2015, que además es también la de clausura, la Filarmónica comenzó con un repertorio muy bello previo a la ópera estelar; así dio comienzo con la Obertura “Centenario de la Fuerza Aérea Mexicana”, una pieza de Quezadas, en la que se comenzaban a visualizar imágenes precisamente de esta tan honorable institución en la pantalla gigante que acompañaba el espectáculo.
En este arranque, toda la Filarmónica en pleno, acompañada del Coro Filarmónico de la UNAM y del Infantil del Conservatorio “J. Guadalupe Velázquez”, continuaban el programa con “La gran pascua rusa”, original de Korsakov, y “Danzas Polovtsianas”, esta última de Borodin, y en la que la ejecución por parte de la Filarmónica, siguiendo la impecable batuta del maestro José Guadalupe Flores, tomaba cúspides muy emotivas, calentando los motores, las gargantas y las ejecuciones para el acto cerrador del célebre Carl Orff.
“Carmina Burana”, ejecutada bella e impecablemente de principio a fin, sacudió los sentidos de los presentes y se escuchó simplemente excelsa, con un maestro Guadalupe Flores invocador y ufano, consciente y apasionado de su propia dirección, arrancando lo mejor en las ejecuciones de su Orquesta Filarmónica, de sus coros y sus voces.
Como pocas veces, el clásico de Orff se pudo apreciar en todo su esplendor espiritual, pagano, siempre cargado de una honesta indecencia y tan apegado a las bondades de la naturaleza y a los placeres humanos, tan irremediablemente terrenales que rayan en lo primitivo; todo ello debido a la exacta traducción en la pantalla gigante de los añejos textos de aquella abadía en la que fueron encontrados, sin duda, un gran acierto por parte de la producción.
Las voces presentes fueron tan imprescindibles como bellas, soprano y tenor adornaron y dieron proyección al clásico, pero fue definitivamente la voz barítono de Arturo Barrera la que llenó de un impecable dramatismo la atmósfera del inmueble y de “Carmina Burana”; Barrera, tan involucrado en los textos que ni siquiera era necesario seguirlos en escritura, toda vez que de memoria ejecutó sus aportaciones, que además estuvieron llenas de una intensidad abrumadora, e incluso, de destellos de actuación tan acertados que lo proyectaron como el auténtico protagonista de la noche.
Remarcable la presentación de la Filarmónica; la dupla entre el maestro José Guadalupe Flores y el barítono Arturo Barrera fue sencillamente de grandes dimensiones, sumada la Orquesta, los coros y el resto de las voces lograron ofrecer un inmejorable concierto clásico que, después de dos horas aproximadas, la gente aplaudió de pie y en ovación, retribuyendo a los grandes dotes artísticos de las autoridades sobre el escenario.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.