Producción de mezclilla en Tlaxcala daña el ambiente

NOTIMEX Actualizada 10/07/2015 a las 14:52    
.  NOTIMEX

. NOTIMEX

Un grupo de investigadores de la UNAM descubrió que la producción de mezclilla en el municipio Tepetitla de Lardizábal, de Tlaxcala, que representa una de las principales fuente de ingreso económico en los pobladores, ocasiona daños ambientales.

El alto nivel de consumo de prendas de mezclilla a nivel mundial, pero sobre todo en Estados Unidos, incentivó la proliferación de talleres domiciliarios en lugares como Tepetitla de Lardizábal, municipio al suroeste del estado de Tlaxcala.

La producción de estas prendas es una fuente de ingresos para los habitantes de esta zona, pero el costo ambiental es alto, señaló en un comunicado la doctora del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, Paola Velasco Santos.

Los investigadores consideran que el daño ambiental es ocasionado por la gran variedad de químicos que utilizan las lavanderías de mezclilla, así como los desechos que se vierten sin ningún tratamiento al drenaje, los cuales llegan al río Atoyac.

Este caso representa una parte de los procesos que obligan a algunos antropólogos a repensar el papel de los objetos como la mezclilla, que lejos de ser neutrales o apolíticos, constituyen una seria influencia en las dinámicas rurales más recientes.

“La mezclilla, en este sentido, encarna los procesos de degradación socioambiental de pequeñas localidades y las formas locales en las que se configura el sistema capitalista”, explicó la especialista.

La investigadora añadió que tanto ella como su equipo de trabajo, intentan analizar el efecto social, cultural, político, económico y ambiental que implica la producción fragmentada de prendas de mezclilla en dicho municipio.

“Los problemas ambientales derivan de la conjugación de intereses económicos, y de las diferencias en la distribución de poder, se trata de problemáticas sociales que sólo pueden analizarse de manera articulada”, sostuvo.

Para ello, la especialista toma en cuenta la recopilación y el análisis de material etnográfico, material bibliográfico, estadístico y de archivo, para documentar de primera mano las transformaciones socioambientales del municipio.

Aunque este trabajo se encuentra en una primera etapa, la investigadora observó que este proceso de transformación ocurrió hace 40 años, cuando la actividad agrícola entró en crisis por lo que muchas personas buscaron una actividad alterna para subsistir.

Constituida entonces como una comunidad en la que se llevan a cabo todas las partes del proceso de elaboración de los pantalones de mezclilla, su participación en la contaminación del río es evidente, pero existen otras grandes industrias que contaminan aún más.

La investigadora de la UNAM recalcó la importancia de entender que detrás de los problemas ambientales se da un proceso social y político, desde el gobierno que decide cuánto se puede contaminar hasta los actores menores.

“Mi intención no es buscar culpables, sino crear una anatomía de todas las redes que están involucradas alrededor de la fabricación de un pantalón de mezclilla, algo mucho más complejo.

“El trabajo de campo nos demuestra que la población no es ajena a los efectos de la contaminación, pero están atrapados entre dejar de producir o resolver su economía”, añadió.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.