¿Por qué no hay hormigas en Islandia?: misterio resuelto

El investigador y especialista en hormigas de todo el mundo, Xavier Espalder Gelabert. ha explicado la causa

Actualizada 30/06/2016 a las 19:06    
.  agencai

. agencai

No importa que Islandia no resulte campeón de la Euro 2016, porque después de aplicarle el Brexit a los creadores del futbol, Inglaterra, eliminándolos 2-1 en octavos de final, todo el mundo los ha volteado a ver, interesándose en su cultura, su comida, su naturaleza y en saber ¿por qué no hay hormigas en ese país?

Misterio que ha sido resuelto por Xavier Espalder Gelabert, especialista en hormigas de todo el mundo desde hace 35 años.

Luego de una intensa investigación, en la que el experto asegura tener la respuesta, “He llegado a la conclusión, que ha valido la pena dedicarle mucho esfuerzo”, resumiendo que el frío es la causa de la ausencia de hormigas.
“Las hormigas suelen nidificar en el suelo. Y el suelo, en Islandia, está muy frío, tan frío que no permite que los insectos dispongan del tiempo necesario para poner los huevos, las larvas, y que se cumpla el ciclo biológico. En el caso de las hormigas, según la especie, ese ciclo desde el huevo hasta la nueva vida independiente oscila entre un mes y un año. En el norte de Europa viven las hormigas con un ciclo biológico más lento, cercano al año. Por eso, no hay tiempo suficiente para cumplirlo en unas condiciones de temperatura adecuadas”, informó el especialista Gelabert.

Las hormigas son insectos de sangre fría, por lo tanto de ciclos lentos, incluso si alguien llevara un grupo de hormigas a Islandia y estas empezaran a hacer un nido al aire libre, nunca podría prosperar, y acabarían muertas todas. Lo mismo pasa en lugares con frío extremo como Siberia, asegurando Gelabert que “La mayoría de los insectos se la pasan muy mal en tierras frías”.
Ante lo anterior, Ingvar Örn Ingvarsson, que trabaja en el sector turístico en Islandia, dijo “En realidad, hay hormigas en este país, pero son muy poco frecuentes y rara vez se ven. Desde 1994 hemos tenido la Lasius Níger (una hormiga de la subfamilia Formicinae) de vez en cuando se ve en Reikiavik y en el sur y oeste de Islandia. Sin embargo, no viven en la naturaleza y dependen de las casas para la supervivencia”.

Sobre esta circunstancia, Xavier Espadaler precisó: “esos ejemplos serían equivalentes a decir que hay periquitos, o cualquier otra especie exótica, en Irlanda. La historia de la baja temperatura, que no deja cerrar el ciclo biológico a las hormigas, no se aplica al interior de habitáculos humanos. En casa, o en invernaderos, podemos tener casi cualquier planta o animal. Son condiciones climáticas totalmente ajenas al medio natural”.

Con información de ABC.es

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.