Sergio Arturo Venegas Alarcón

TABLERO Actualizada 30/08/2014 a las 10:31    
Sergio Arturo Venegas Alarcón

Sergio Arturo Venegas Alarcón

  • Loyola no oye el canto de las sirenas
  • Elogios de Videgaray a José Calzada
  • UAQ: Corriente a favor de reelección
  • Observación de ESFE a Corregidora


Prolífico: Roberto Loyola Vera, presidente municipal de Querétaro, y el rector de la UAQ Gilberto Herrera Ruiz, felicitaron al cronista del Estado, Andrés Garrido del Toral, por su nuevo libro sobre las sirenas queretanas FOTO: LUIS SÁNCHEZ


Garrido del Toral, profeta al revés


Divo.
Decía José Ortega y Gasset que un historiador es un profeta al revés. Andrés Garrido del Toral es eso. Un profeta al revés que no lee la mano, sino el pasado y hasta el presente.
Tengo para mí que los cronistas son la memoria de los pueblos. Su enorme y trascendente tarea es la de registrar los hechos de su tiempo e investigar los de épocas pasadas para documentar la historia.
Querétaro, entidad de gran cultura, tiene tradición de escritores. De los Frías a los Díaz Ramírez, Septién, De la Llata, Ramírez Álvarez y Loarca Castillo.
Heredero de esa estirpe es el actual cronista del Estado, a quien acompañamos la tarde-noche del jueves en la presentación de Las Sirenas Queretanas, obra rica y divertida en la que confirma su madurez y, a no dudarlo, su valentía para hablar de los demás.
Mucho, bien y mal. Nada que no sea cierto.
Aseguraba Gabriel García Márquez, el maestro de maestros, que escribía para que lo quisieran.
Andrés Garrido del Toral, al revés.
Gana lectores con cada columna y cada libro, pero no sé si pierda amigos. Más de alguno ha reclamado a El Periódico de Querétaro lo que juzga infidencias y hasta ha pretendido acusarlo de confundir fechas de amores y serenatas.
Por cierto, estuvo en la presentación del libro.
La memoria de Andrés resiste el paso de los años, las embestidas de los amigos y hasta la competencia de los historiadores postmodernos.
Andrés ha sido de todo. O casi. Desde monaguillo en Carmelitas con el Padre Chebo, hasta lector de la palabra de Dios y campanero oficial, además de solista de la Estudiantina de la Universidad Autónoma de Querétaro, agente del Ministerio Público, profesor de derecho, dirigente partidista y presidente municipal de Querétaro, autoproclamado Divo de Bernal.
No trataré de adivinar cuál es la actividad que más le ha gustado, pero lo veo apasionado en la escritura y en la historia.
Queretano y guadalupano, que es casi un pleonasmo.
Armero y placero.
Nos entrega ahora un libro lleno de queretanidad por el que transita a galope, como Ignacio Pérez, por los años, las décadas y las centurias, otorgándose todas las licencias para demostrarnos que la historia no tiene por qué ser aburrida.
Por eso, los invito leer y gozar los textos eruditos y juguetones de Garrido del Toral, un autor que sí escucha el canto de las sirenas, sobre todo si son sirenas queretanas, como las de las misiones de la Sierra Gorda, tan distintas y distantes de las imágenes del Templo de Carmelitas, en donde el niño Andrés, de tiernos siete años, ayudaba a la recolección de las limosnas.
Ramón María del Valle-Inclán solía decir que las cosas no son como fueron sino como las recordamos. A lo que García Márquez agregó, para contarlas.
Andrés nos cuenta Querétaro a la queretana.
O mejor dicho, a la Queretalia.
Dios nos agarre confesados.



-BLANCAS Y NEGRAS-
A la presentación del libro, editado por el Ayuntamiento de Querétaro, acudieron el presidente municipal Roberto Loyola Vera y cuatro de sus antecesores: Jorge Torres Vázquez, Alfonso Ballesteros Negrete, Jesús Rodríguez Hernández, además del rector de la UAQ, Gilberto Herrera Ruiz y el autor de la obra, Andrés Garrido del Toral.
Que él no escucha el canto de la sirenas, advirtió Roberto Loyola Vera ante la rica representación de la queretanidad, reunida en el viejo Palacio Municipal para escuchar al cronista del Estado, en compañía del comunicador Andrés Estévez y este antiguo reportero.
Fue grato reencontrar a algunos de los viejos queretanos, como los locutores Salvador Ochoa, Alfredo García y Álvaro Rico, o a los escritores Mariano Amaya y Luis Ugalde, las hermanas Conchita y Aidé Trejo de la Vega, el eterno Aurelio Olvera Montaño, la imprescindible Coco Ontiveros y su Manuel, y a la ecologista Pamela Siurob, entre otros, convocados todos por el interés de recuperar historias y anécdotas de la aldea.
Que hay sirenas, me aseguró anoche el poeta Mario Arturo Ramos, aunque aceptó la existencia de Neptuno, frente a Santa Clara. Queretano renegado, rechaza el término de la queretanidad o queretaneidad, que atribuye a la inventiva del maestro José Guadalupe Ramírez Álvarez. Yo digo que sí existen: la queretanidad y las sirenas de Tilaco y Landa. Podríamos hacer un foro para discutirlo.
-EL HISTORIETARIO-
Partido único.
En el marco esotérico y garridista de Las Sirenas Queretanas, recordé al respetable auditorio una anécdota de hace 40 años.
Acompañaba al arquitecto Jorge Torres Vázquez (presidente municipal de 1973 a 1976), quien desde el coche saludó a unas personas frente a la Alameda, en la esquina de Pasteur y Zaragoza.
¿Quiénes son? Le pregunté.
No sé, pero debo saludarlos -respondió parsimoniosamente- porque todos votaron por mí.
La política era así.
-LA FRASE DE LA SEMANA-
Yo no escucho el canto de las sirenas: Roberto Loyola Vera, jueves 28 de agosto de 2013, en la presentación del libro de Andrés Garrido.
-JUGADA TRAS JUGADA-
Entre amigos y rodeado de toda su familia, celebró el gobernador José Calzada Rovirosa medio siglo de vida, en plenitud, listo para correr el maratón 2014 y en medio de especulaciones sobre su futuro político, que algunos ubican en el gabinete federal y otros en la dirigencia nacional del PRI.
Lo curioso es que otro queretano, Ricardo Anaya Cortés, es señalado como posible líder nacional del PAN, aunque es sabida su aspiración de venir como candidato al Gobierno de Querétaro.
No escatimó el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, elogios y reconocimiento para el mandatario queretano en el lanzamiento de Ciudad Salud, el proyecto estatal y nacional más importante en la materia.
Ya comenzaron los tiempos sucesorios en la Universidad Autónoma de Querétaro, en donde parece haber una percepción generalizada a favor de la reelección de Gilberto Herrera Ruiz, uno de los mejores rectores en la historia de nuestra Alma Mater.
Gran representación de la iniciativa privada, los poderes del Estado y la academia en la presentación del naciente Círculo Empresarial de Mujeres (CIEM), presidido por Cristina Venegas, el miércoles pasado en el magnífico escenario del anexo de Santa Rosa de Viterbo, gracias a la hospitalidad de Laura Corvera, directora del Consejo de la Cultura y las Artes. Les tomó la protesta el secretario de Finanzas, Germán Giordano. Buen padrino.
-CINE PLAZA-
Cocinero a la medida: con el chef del restaurante Mamá Carmen, en donde la Entidad Superior de Fiscalización detectó una asesoría por la que el Ayuntamiento de Corregidora habría pagado siete millones y medio de pesos. La asistente del despacho, Patricia González, es integrante de la familia propietaria del comedero mexicano ubicado en Carrillo Puerto, sede de esta película costumbrista.
-JUGADA FINAL-
Mmm.
Al presidente municipal de Corregidora, Antonio Zapata y al de la Procuraduría de los Derechos Humanos, Miguel Nava, que tienen asesorías en restaurantes y centros botaneros, respectivamente, un riquísimo y espirituoso ¡JAQUE MATE!

Radio: Integra 92.Siete de 1 a 3
Twitter: @sergiovenegasr
Web: plazadearmas.mx
E-mail: pda1970@live.com.mx
Facebook: Sergio Arturo Venegas Ramírez
Instagram: sergiovenegasr

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.