María B. Del Valle

ANÁHUAC 20/09/2014 a las 07:20    
Pedro Ferriz: Polémica y perdón

Hace unos días tanto las redes sociales como los medios de comunicación publicaron cientos de opiniones y comentarios sobre la reciente salida de Pedro Ferriz de Con de Grupo Imagen.
Este sábado, a través de su cuenta de Twitter, el periodista dio a conocer un video, por medio del cual detalla el motivo de su ausencia tras la publicación de una serie de fotografías y audios comprometedores con los que se supo que tenía una relación fuera del matrimonio.
“Amigos de todo México, hoy comparezco ante ustedes después de un tiempo de silencio, no piensen por favor que esto ha sido producto de la cobardía o del egoísmo. He tenido que pasar por la pena más grande de mi vida y hoy me expongo ante ustedes.
“Tuve una relación inconveniente fuera del matrimonio que me llevó a abrir las puertas del infierno, hoy que lo veo todo lo entiendo así. Quiero decir con profunda pena que a quien más dañé fue a quien más me ama, mi esposa Dore (Híjar de Ferriz), cuento con ella, con su enorme valor, con su integridad, con su ternura, cuento con todo lo que ha sido para mí, que es el motivo y el motor de mi vida, tengo un daño moral que reparar y asumo ante todos ustedes mi responsabilidad, pero fundamentalmente, tengo que espiar este proceso con mi esposa.
“Quiero decir que llevo mi cruz y que este profundo dolor lo he de lavar constantemente a través del tesón que ella me regala, mi esposa Dore, con toda la enorme paz que me representa el haber salido del infierno para llegar a su cielo.
“Les pido por favor a los jóvenes que no hagan esto, que no lo hagan porque entran al terror de la vergüenza… les pido por favor, no caigan en esta cruz, yo la llevo a cuestas y la afrontaré con todo el valor que pueda, hasta el final”.
Pedro Ferriz es sin duda un hombre polémico, que como periodista ha dicho abiertamente lo que piensa. Sin embargo, dejando a un lado nuestras opiniones particulares sobre su persona, me gustaría reconocer hoy su valor al reconocer un grave error en sus decisiones personales y su capacidad de pedir disculpas públicamente. Si bien es cierto que hay equivocaciones que provocan heridas que tardan mucho en curar, el primer paso a dar, es el reconocernos imperfectos y querer enmendar el daño.
En el último párrafo de su video dice: “Aquí estoy, muchas veces después de las cenizas, ya con el calor y con los golpes, se muestra otra vez la posibilidad de forjar el oro, espero poderlo hacer para recuperar todo lo perdido…”.
Todos sabemos que no es fácil pedir disculpas y por otro lado muy difícil también el perdonar. Pero no olvidemos que siempre hay una nueva oportunidad de volver a empezar y creo que hoy esta pareja quiere luchar e intentar demostrarnos que el corazón es más fuerte que la razón. Ojalá este caso concreto nos ayude a reflexionar y analizar sinceramente nuestra capacidad de pedir perdón, de reconocer nuestras faltas, y también de perdonar cuando alguien muy cercano nos ha hecho daño.
Para que la sociedad sea más habitable, más humana y menos endurecida, es preciso que tratemos de instaurar una “cultura del perdón”. Esto significa que el perdón sea una práctica frecuente y no excepcional. Tratemos de entender el perdón como impedimento al resentimiento por las ofensas que penetran en el ser humano y también como capacidad para querer y saber disculpar al otro en sus actitudes y comportamientos. Para ello es preciso estar dispuesto a ver lo mejor del corazón del otro y llegar a poder decirle “sé que no eres así, sé que eres mucho mejor y te perdono”. No olvidemos que el verdadero amor implica querer lo mejor para quien nos ha ofendido y se ha equivocado.
Es cierto que el perdón no borra lo sucedido. Pero qué distinto es recordar los incidentes dolorosos en paz. Ahí radica la gran diferencia. Perdonar no es olvidar, es recordar en paz.


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.