Ana María Arias

¡País de milagreros!

AL TIEMPO 22/09/2014 a las 06:30    
Etiquetas
Sabino Medina

Sabino Medina



Bien sabemos que quienes trabajan desde la informalidad, son la válvula de escape para aliviar la presión social de este país. Lo son y las autoridades hacendarias quieren atraerlos hacia la ventanilla de pagos de impuestos dizque para que tengan acceso a vivienda, a salud y pensión de retiro a cambio de que se caigan con su renta vitalicia al Estado.
Este país es un país de milagreros. Lo mismo hacen milagros con su escaso pago los asalariados, que los no lo son. Pero es evidente que estos últimos, se la rifan cada día vendiendo toda clase de artículos de uso personal, comida y chacharitas, en tan variadas presentaciones, precios, formas de pago y en horarios y lugares insólitos, que no alcanzaría a enumerar.
Los millones de mexicanos ubicados en esa economía informal, cada día salen locos de contento, como dice la canción, casi siempre dejando el último centavo para la familia y con la esperanza de vender o de encontrar trabajo para ese día. Y lo logran, y con eso que ganan mandan a niños a la escuela, sostienen su hogar, con todo y enfermos, viejitos, hijas o hijos dejados con prole que se suma a la que ya había.
Cuántos hombres y mujeres han dejado la miseria del campo buscando en la ciudad, nuevas y mejores oportunidades, ya no para ellos sino para sus hijos. Cuántos realmente lo han logrado, empezando con un puestecito de nopales o tunas colocado al ras de suelo en la banqueta y años después afianzando su economía con un puesto en el mercado, ahorrando cada centavo, incluyendo los que ganaron los hijos mayores realizando quehaceres en casas, o como obreros, talacheros o albañiles, todo para que, aunque sea algunos miembros de la familia logren estudiar y avanzar, unos en nombre de todos.
De esos que empezaron más abajo que abajo, está hecho México, esa es la piedra más sólida. Y lo lograron gracias a que el gobierno les dejaba hacer la lucha, ya que no podía darles más, les daba libertad y les cobraba lo que se llamaba y se llama derecho de piso. Unos pesos solamente porque según el sapo es la pedrada. Hoy no han mejorado las cosas, al contrario mucha más es la gente incorporada a la economía informal. Hoy muchos, aunque tengan trabajo formal venden, desde su puesto de amas de casa, venden, desde su responsabilidad de estudiantes, profesores, obreros, empleados de todo tipo, venden. Este tipo de economía no se ha superado y dado que ha aumentado, los quieren enfilar hacia las arcas que no tienen la fuerza suficiente para atrapar al que de verdad gana, puede y debe y se le exime del pago de millones y billones de pesos de impuestos.
Que quienes trabajan desde la economía informal podrán tener créditos para obtener casa a través de INFONAVIT, acceso a la salud y seguro de retiro, dicen. Si las casas de INFONAVIT fueran buena opción para quienes poco tienen, no habría miles de asentamientos irregulares en cada estado. En el de Querétaro, la CORETT registró 1377 en este año. Si el ahorro para el retiro fuera solución para la economía y superviviencia de los viejos y no negocios para las aseguradoras, simplemente, este sería otro país, el ahorro para el retiro no es ni en sueños, una oferta atractiva para nadie, y el acceso a la salud pública, afortunadamente es bueno, tiene cobertura, buen equipo, buenos médicos y acepta y atiende sin remilgos. Ya existe e informales o no tienen acceso a él, por lo tanto tampoco es oferta.
¡Híjole!! Será que puerta tras puerta hay una mujer, un hombre, una sarta de jóvenes y hasta niños colaborando para llevar un centavo más a su familia. Sándwiches, tortas, gelatinas, jugos, impermeables, zapatos, flores, llaveritos, tamales, antifaces, espejos, servilletas, chambritas LO QUE SEA, lo que sea con tal de no robar, de no delinquir, de que los niños estudien, de que los jóvenes hagan una carrera, ¡caray! Este país vive de esa libertad, y el día que obliguen a la “chacha” a pagar impuestos, o a la que vende garambullos o nísperos o tortillas echadas a mano, a pagar ¡un impuestito por el amor de dios!, no imagino las consecuencias ni AL TIEMPO.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.