Sabino Medina

DESVENTURA SOCIAL Y POLITICA DE LA CLASE MEDIA MEXICANA

DESDE LOS BALCONES Actualizada 04/10/2014 a las 06:33    
Etiquetas
Sabino Medina

Sabino Medina





La clase media está constituida por la población, cuya composición heterogénea, especialmente en el capitalismo, misma que no forma parte de los trabajadores, ni de la burguesía dueña de los medios de producción y de cambio del sistema.

La clase media está presente en todas las esferas del conocimiento, la ciencia, la técnica y el arte, consecuentemente forma todas las profesiones.

Honorato de Balzac, el gran autor de La Comedia Humana, al igual que Dante en el Feudalismo, son dos portentosos ejemplares de la clase media, de la pequeña burguesía, como el primero le denomina en una de sus obras: “Los Pequeño burgueses”.

Toda la gran literatura y el arte es, en gran parte, obra de la pequeña burguesía; a ella pertenecen Franz Kafka, Martín Luis Guzmán”, Juan Rulfo, Marcel Proust, Roberto Musil, el austriaco de “El Hombre sin Atributos” que, igual que el primero, reflejan ambos la disolución en que había caído el imperio austrohúngaro; otro tanto acontece con Martín Luis Guzmán, en su incomprensión histórica del guerrillero emergente que fue Francisco Villa, al que le atribuye crímenes inconmensurables, mismos que no viera en la clase feudal de Chihuahua y en la conquista colonial que aún pesa sobre nosotros.

Rulfo, al contrario de Octavio Paz, nos rescata al mundo rural; no las contradicciones de la intelectualidad pequeño burguesa en que no incide, por ejemplo, el pequeño burgués y enorme poeta que lo fuera Ramón López Velarde, mismo fenómenos que se da de distinta manera y en otra realidad, como es al caso de Antón Chejov, quien como nadie retrata las zozobras del estudiante pobre en medio de aquel mundo feroz del absolutismo zarista.

A la clase media la moldea su país, la época, la cultura, las instituciones educativas y las tradiciones populares; lo mismo produce medianías, que hombres de talento, no genialidades en masa, los genios y los científicos notables no se dan en racimo, tampoco en maceta, como por ahí se dice.

La gran mayoría de las profesiones es el lugar preferido de las clases medias, pero no todos acceden a la enseñanza superior, una inmensa mayoría no lo logra.

Las masas estudiantiles de todo clase y nivel constituyen y su ubican en la pequeña burguesía; casi todos los partidos se hallan inundados y dominados por la pequeña burguesía a la que se le segmenta, en categorías convencionales de baja, media y media alta; según el estamento en que se ubica cada quien, es la oportunidad que le puede propiciar un desarrollo u otro, una inclinación a esta o aquella profesión.

Nadie ha estudiado tan magníficamente, definiéndola y caracterizando en función de la historia, como Carlos Marx y el propio Lenin, a lo largo de su obra teórica y política.

Valentinovich Plejanov, es otro destacado teórico de la revolución que contribuyera al conocimiento del individuo de la clase media, en varios de sus escritos, por ejemplo “El Papel del Individuo en la Historia” y el referido específicamente a la clase media, analizada históricamente.

En México, en nuestras Universidades y Politécnicos se ve potenciado el fenómeno político y social que representa y entraña la fuerza organizada o no de la clase media.

La enseñanza superior en todas su ramas, se ve inundada de cientos de miles de jóvenes, millones podríamos decir, que aplican largos años de su vida a transitar por las aulas en procura de capacitación técnica y profesional en la gama de la ciencias ingenieriles y de humanidades, las primeras de ellas diversificadas en la física, la química, la biología, la matemática y el sinnúmero de segmentaciones derivadas en especialidades de aspectos tan finos como el de la física atómica, genética o biológica.

Pero eso de agredir y asesinar a los jóvenes por cualquiera de sus manifestaciones científicas y políticas, es algo que se está generalizando en el mundo, en todos los países en desarrollo y los altamente capitalista; baste decir que Barack Obama, si bien es un fenómeno típico del capitalismo imperialista, sin embargo asciende al poder, merced al empuje y a las contradicciones de la clase media.

¿Qué están pidiendo en estos momentos los estudiantes politécnicos y los estudiantes del Normalismo rural de Ayotzinapa, Gro? Los primeros, que no se les rebaje el nivel profesional y a convertirlos en meros técnicos al servicio de un desarrollo industrial dependiente y subsidiario; los segundos, los muchachos de la Normal de Ayotzinapa, en general, piden plazas de trabajo al salir como maestros; pero esto choca con la disolución ejidal y el empobrecimiento de la estructura agraria del país y son varias normales rurales que se encuentra en esa tesitura difícil y hoy trágica.

Resumiendo, podríamos decir que la pequeña burguesía, hijos del campesino y del obrero, en general del pueblo, ha abandonado a quienes la encumbraron en el poder.

La burguesía política ayudó a las clases subalternas, la burguesía financiera o quienes, en su nombre, ahora gobiernan; a los que casi su totalidad, no les importa lo que pase con la pequeña burguesía rural y semiurbana de cada de sus ciudades, de sus instituciones de enseñanza a todos los niveles. NO es difícil descubrir esto y explicárselo: el subdesarrollo dependiente, los capitales parasitarios aspiran a tener en las empresas, del tipo que sean, mano de obra barata, poco preparada o afín a sus intereses de explotación.

Simplificando enormemente las cosas, este es el problema gigantesco que se yergue en toda Latinoamérica, desde la Tierra de Fuego hasta el polo norte, de oriente a poniente del orbe; véase sino lo que acontece en Hong Kong, capitalista todavía, perteneciendo aún a China comunista; y lo propio acontece en Francia, en España, con los fenómenos del separatismo y la crisis de la economía europea que ahí se refleja en más de 6 millones de desempleados, un polvorín social y político frente al que no responde ni uno ni otro partido.

Con esa orientación e idénticos propósitos o despropósitos andamos en México. ¿Alguien querrá entender esto? Ni siquiera los que formamos la clase media alcanzamos a comprender nuestra verdadera situación social e histórica, en tanto que todo lo que queremos entender a partir de nuestra propia subjetividad exacerbada al extremo, como eso de que sin la clase obrera y contra ella, se puede forjar el futuro de un pueblo. Véase a Grecia, a Italia, pueblos antiguos, de grandes y hermosas aportaciones en todos los campos de la actividad humana. ¡Y que problemas tienen frente a sus burguesías, frente al imperialismo mundial, frente a la Guerra y a la acumulación del capital mundial! Eso es algo que también vivimos en México, pero muchos piensan que no es así; que cualquier agrupamiento partidario sirve, mientras sea utilizable para el oportunismo tan enfermizo que es producto generalizado de estos estamentos medios, José Ingenieros, diría: del hombre mediocre, aunque no estemos de acuerdo con esa sociología y su orientación.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.