Pablo César Carrillo / Director Milenio León

Actualizada 05/10/2014 a las 09:59    

Goyeneche, Indiana Jones y amigo de Beltrán

Germán Goyeneche era un empresario exitoso y admirado, rejoneador y forcado, amigo de políticos y ciudadano comprometido, hasta que fue detenido junto al narcotraficante Héctor Beltrán Leyva, en San Miguel de Allende. De un momento a otro, Goyeneche se convirtió en un operador financiero del Cártel de los Beltrán Leyva.
Antes, era un hombre rico y popular, muy parecido a Indiana Jones (hasta usaba el sombrero).
Hoy es un burdo operador de los narcotraficantes.
Antes, todos querían juntarse con él.
Ahora, todos quieren deslindarse de él.
El martes, todos se decían sus amigos en San Miguel. El viernes, todos sólo lo conocían de lejecitos y nunca lo trataron.
Goyeneche se creía Harrison Ford, el actor de Hollywood, según parece. En su perfil de Facebook, subió una foto del actor de cine en Indiana Jones y escribió: “Mi otro yo”. Tal vez por eso usaba el mismo sombrero.
Era popular y traía dinero.



Germán Goyenche, empresario que se codeaba con políticos y poderosos, de aquí y de allá. FOTO: FACEBOOK



Se juntaba con los políticos del PAN en San Miguel de Allende. El 29 de septiembre pasado había asistido a una reunión con el diputado federal Ricardo Villarreal, hermano del diputado Luis Alberto Villarreal. En otra ocasión, contrató al diputado local Oscar Arroyo como notario para asuntos personales y era conocido de Cristóbal Finkelstein Franyutti, ex candidato del PAN a la Alcaldía de San Miguel de Allende.
Pero no sólo eso. Goyeneche era miembro activo del Partido Verde Ecologista y tenía relación cercana con el dirigente del Verde en Querétaro, Ricardo Astudillo Suárez, actual diputado federal. Goyeneche era presidente del Parlamento Ciudadano de México (Pacime) en Querétaro, una organización civil que impulsa la participación ciudadana en la política y ligada al Partido Verde, a nivel nacional.
El empresario se codeaba con políticos y poderosos, de aquí y de allá. Ni quién sospechara de su riqueza. Era propietario del fraccionamiento y club hípico Otomí Lake and Villas, en San Miguel de Allende.
Hoy su prestigio se vino abajo.
El Partido Verde ya lo expulsó de su organización. El diputado local Oscar Arroyo dijo que sólo lo trató para un asunto legal y el diputado federal Ricardo Villarreal afirmó que lo conoció como a otros empresarios de San Miguel de Allende. Goyeneche engañó a todos, según dicen. Ahora resulta que en San Miguel de Allende nadie sabía en realidad quién era, hasta que fue capturado nada más y nada menos que con un Beltrán Leyva.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.