Ana María Arias

AL TIEMPO 20/10/2014 a las 06:25    
Sabino Medina

Sabino Medina


Enchiladas
Vecinos de las calles Independencia y Venustiano Carranza, los mismos que tienen de frente al Santiago cabalgante en el barrio de La Cruz aquí en la ciudad de Querétaro, han salido con cárteles en mano a manifestarse en pro y en contra de las obras públicas que se hacen en ese tramo para ampliar las banquetas. ¡No a la obras!, gritan unos y otros responden ¡Si a las obras! Unos pegan en las paredes carteles que dicen en resumen, que son innecesarias, que estas obras entorpecerán el tránsito que hay colonias como Las Margaritas en las que las casas son sumamente pobres (ya imagino las calles) y otros pegan carteles diciendo ¡No a los acarreados!
Vecinos de los dos bandos y bandas, se conocen, muchos de ellos de toda la vida, y dudo que como ahora se hubieran enfrentado alguna vez, a gritos y a media calle; Al final es lo de menos, lo de mas es que por falta de consenso previo de las autoridades municipales, aquí y en varios otros puntos de la ciudad se debiliten los lazos vecinales. En estos tiempos en que el comal no está para enchiladas, la amistad y la solidaridad vecinal son invaluables.
Si los urbanistas pretenden hacer de estas y otras céntricas calles, corredores turísticos, deben de sembrar árboles o plantar sombrillas gigantes porque el solazo es el que desalienta el paseo. Y aprovechando que anden por ahí los “arborólogos” llévenlos hasta el llamado jardín de La Cruz aunque ya de jardín le queda casi nada, para que mediante previo establecimiento de una comisión determinen por qué de los muy pocos árboles que dejaron, dos de los que eran más vistosos, ya se secaron. Se secaron sin remedio. Cuando de árboles se trata, sólo tienen buena mano para quitarlos porque para sembrarlos, no les prenden ni las veladoras.
Enchiladas también salimos, una vez más, las personas que fuimos a la Clínica 16 del IMSS el viernes pasado a realizar trámites en el departamento de prestaciones. No hubo sistema en toda la jornada laboral. Lo que quiere decir que no hubo atención ni se recibieron documentos. En lo personal he intentado sin éxito entregar mi documentación para iniciar el procedimiento de pensión desde hace doce días. La recepción de estos documentos es fecha crucial porque a partir de entonces, aunque sea con carácter retroactivo, recibirá uno su pensión y también a partir de esa fecha, diez días después el Afore entregará parte del dinero ahorrado. Pues sí pero no. Ya casi una quincena perdí yo y estoy segura que muchísima gente ha perdido incluso su pensión observando como el IMSS escarba en su basurero de pretextos chafas para alargar los plazos de entregar lo que por derecho nos corresponde.
“No hay sistema, ahí usted verá si quiere arriesgarse a regresar antes de las tres a ver si llegó”, me dijo la empleada. Claro que regresé sólo para oír: “Era su riesgo el haber regresado, yo le advertí que a lo mejor no llegaba el sistema”. Alguien debe inventar un seguro de riesgos contra el seguro del Seguro Social. Ahora usted ya sabe, que para no salir enchilada no hay que “arriesgarse” los viernes, pues cuando de dinero se trata, lo mejor es dar “sabadazo”.
En estos días en que del optimismo de ser una nación pletórica de Reformas que perfilaban una nueva configuración de México ante el mundo, pasamos a un país de cavernícolas, unos exaltados por el poder y otros por el dolor, pero todos con manifestaciones fuera de control, cualquier queretano que tenga autoridad, desde ordenar el tráfico o a los franeleros, hasta levantar calles o permitir edificaciones, desde atender a tiempo un parto o proporcionar los medios para que los derechohabientes sean atendidos a cabalidad, tiene obligación de hacerlo bien para que nuestra entidad siga siendo ejemplo de paz social. AL TIEMPO.


 

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.