Martha Anaya

LOS CHUCHOS EN LA CARROÑA

Alhajero Actualizada 20/10/2014 a las 06:44    
Etiquetas
Martha Anaya

Martha Anaya

Hacía 20 años que los perredistas no cerraban las puertas a los medios de comunicación a sus sesiones de Consejo Nacional.
El sábado lo hicieron. Así de grave era –y sigue siendo- el tema: su responsabilidad como partido y como gobierno, tanto a nivel estatal como municipal, en la desaparición de 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa, Guerrero.
No querían testigos de lo que en un salón del hotel María Isabel Sheraton acontecería la noche del sábado. Pero no tanto por lo que ahí pudiera decirse sino más bien de lo que ocultaron y omitieron.
Y es que los Chuchos de Nueva Izquierda –Jesús Ortega, Jesús Zambrano, Carlos Navarrete- llegaron con todo bien planchadito con sus aliados de de Alternativa Democrática Nacional y los amalios de Foro Nuevo Sol para hacer mayoría abrumadora y evitar que se aprobara la solicitud de Alejandro Encinas de que el gobernador Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, solicitara licencia.
“Aguirre va a caer…, pero no le demos el empujón”, era la cantaleta chuchista en las charlas fuera de micrófonos. Pero no por consideración al ex priista, sino para tratar de lograr una salida pactada.
“Los Chuchos creen que este es el momento en que se pueden quedar con Guerrero”, nos explicaban, porque resulta que la fuerza en el estado realmente la tiene el grupo local de Aguirre Rivero y no los perredistas, o los de Nueva Izquierda (NI), para ser más precisos.
Lo que quieren los Chuchos en este momento, comentaban, es conseguir que el gobernador se comprometa a que su grupo local apoye a Armando Ríos Piter para la gubernatura en el 2015; que Beatriz Mojica, titular de Sedesol, sea la gobernadora interina dado el caso de su salida; y a aceptar a un integrante de NI en la presidencia del partido.
En pocas palabras, lo que importaba a NI y a sus aliados era el cálculo político: Así fue organizado el Consejo, “con una visión calculadora de la política”, diría uno de sus asistentes. Y eso fue precisamente lo que marcó el Consejo.
Nada de analizar lo sucedido en Iguala a conciencia, ni de hablar del ex alcalde de Iguala fugado, José Luis Abarca –con decir que nunca lo mencionaron-, ni de realizar una autocrítica ni nada que se le pareciera.
Otra perredista describiría la forma en que actuaban los Chuchos (y compañía) así: “Andan en actitud carroñera”.
-0-
SILENCIO SEPULCRAL.- Alejandro Encinas concita el mayor respeto. Aún entre los Chuchos. Un silencio total se hizo cuando tomó la palabra en el Consejo.
Sin mayor concesión, en nombre de la Coalición de Izquierda,el ex jefe de gobierno del DF insistió en la responsabilidad política del gobernador Aguirre Rivero y se pronunció abiertamente “por la separación inmediata del gobernador”.
¿Qué habría hecho el PRD si esto mismo hubiera ocurrido en un estado gobernado por algún otro partido?, inquirió al igual que sus compañeros Gilberto Ensástiga y Pablo Gómez.
¡Habríamos acusado la responsabilidad política del gobernador y estaríamos exigiendo su salida!, respondió el propio Encinas, para concluir con un “seamos congruentes”.
Las palabras del senador Encinas –ni nada, por lo visto- moverían un ápice la posición de los Chuchos en ese sentido.
-0-
GUADALUPE ACOSTA, PATÉTICO.- A Guadalupe Acosta Naranjo –considerado uno de los Chuchos mayores- le tocó cerrar el debate sobre Guerrero.
Era el número diez de la lista (por cierto que el orden de intervención de los oradores no se rifó como en el pasado) y su propuesta fue tan lamentable que ni siquiera los aliados de NI la votaron a favor.
¿Qué propuso el ex presidente interino del PRD? Pues organizar una marcha el próximo domingo 26 en Acapulco quesque para protestar contra el crimen organizado.
Roberto López se le fue encima de inmediato:
-¡No nos hagamos! –le espetó-, entre gitanos no nos leamos la buena ventura. Ustedes lo que quieren es una marcha en apoyo al gobernador. ¡No inventen!
Acosta rebatió iracundo, pero de nada le valió. La marcha no pasó (fue la única derrota para los Chuchos. Y el sinaloense terminó protagonizando el papel más patético de la noche.
-0-
GEMAS: Obsequio del líder del PRD en el DF, Raúl Flores: “Contrario a los que auguraban la debacle del sol azteca, los perredistas podemos ir unidos al proceso electoral del 2015”.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.