Joaquín López Dóriga

GUERRERO, LA CRISIS QUE NADIE QUIERE

EN PRIVADO Actualizada 21/10/2014 a las 06:50    
Joaquín López Dóriga

Joaquín López Dóriga


No hay nada más cómodo que una memoria corta. Florestán.


Por más que escucho declaraciones en torno al caso Guerrero en donde ahora resulta que todos conocían las relaciones del alcalde fugado de Iguala, José Luis Abarca, y su esposa con el crimen organizado, y que era previsible la desaparición de los 43 estudiantes de la escuela normalista de Ayotzinapa, me parecen difícil de aceptar, aunque a hechos consumados toda interpretación sea verosímil.
Lo que no acabo de comprender, aunque me lo explico, es la actitud del grupo de control del PRD nacional de darle su apoyo total, irrestricto, al gobernador Ángel Aguirre, a costa de su propia imagen.
Lo que vimos en el consejo perredista del domingo es un retrato de la división interna, de lo que les mueve, y del control que ejercen los Chuchos.
La discusión se centró en la salida de Aguirre del gobierno de Guerrero, por la que estuvieron, marcadamente, el presidente del Senado, Miguel Barbosa, y Alejandro Encinas, y en contra los chuchos en un cálculo abiertamente electoral: quieren mantener el gobierno de esa entidad y el único operador que se los garantiza es el propio Aguirre.
Guerrero lleva dos gobiernos del PRD, pero con candidatos externos: primero fue el empresario Zeferino Torreblanca, y luego el priista Ángel Aguirre. Nunca ha ganado el estado con un militante, lo que parecía alcanzable hasta antes de esta crisis. A principios de septiembre, no parecía haber duda: el senador del PRD Armando Ríos Píter sería su candidato y ganador de las elecciones.
Los hechos de la noche del 26 de septiembre han llevado al PRD a su peor crisis, han cambiado el escenario, aunque los Chuchos, que lo saben pero lo niegan, mantengan la apuesta que pasa por la permanencia de Aguirre y en su operación electoral para las elecciones de junio, y por eso la versión que corren de que el único responsable es el gobierno federal, por aquello de quitar culpas.
Es una apuesta muy alta que les puede salir muy cara.
Sobre todo si el conflicto permanece sin solución y el desgaste y desprestigio acabe arrastrando al PRD, todo, empezando por Guerrero.
RETALES
1. DESAPARICIÓN.- Hoy debe definir la comisión de Gobernación del Senado, que preside la priista Cristina Díaz, si procede o no la desaparición de poderes en Guerrero. Si aprueban el dictamen, lo llevarán al pleno y será el voto del PRI el que decida;
2. CRIMEN.- La toma del municipio de Ixtapan de la Sal, tierra adoptiva del Presidente Peña Nieto, no se puede separar de la ejecución de su alcalde, Salvador Vergara, el 4 de octubre de 2008, cuando el hoy Presidente era gobernador del Estado de México; y
3. FINALMENTE.- Simón Newmann salió del cargo que nunca debió tener por el conflicto de intereses: la SEDUVI, del gobierno Distrito Federal. Miguel Mancera nombró en su lugar a Felipe de Jesús Gutiérrez Gutiérrez. Ahora, las investigaciones.
Nos vemos mañana, pero en privado.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.