Karla Verastegui


TERTULIA 21/10/2014 a las 06:00    
Etiquetas
La catrina XV

Llegó desde hace 15 años La Catrina a Querétaro, aquella que fue creada por Erick de Luna, la cual inició en “La Cartelera” un pequeño teatro de Franco Vega que estaba entre la Calle de Allende y Morelos. En este 2014, cumple sus 15 años y como toda quinceañera en este aniversario, se vistió de largo y preparó un gran festejo llamado “La Catrina en Vivo, espectáculo cómico musical”, al que Ud. amigo lector está cordialmente invitado para reírse, burlarse, disfrutar y temerle a la muerte, donde La Catrina nos hace un recorrido de tres actos de diferentes formas de vivir nuestras costumbres. Un espectáculo que simplemente es imperdible; el talento, la música, la creatividad y el profesionalismo se manifiestan en esta puesta en escena.

Escenario

El escenario nos transporta a un verdadero panteón; en el centro hay un camino que nos lleva a un altar con una enorme cruz alumbrada por cirios, a los costados del camino observamos lápidas y tumbas, de grandes y niños, sobre ellas imágenes de la devoción de los dolientes como ángeles, cruces y vírgenes que se miran cálidas, debido a la luz de las múltiples veladoras. Igualmente, se puede ver un ataúd viejo y la pala del enterrador; el campo Santo tiene el olor y el color amarillo intensos por la flor de los veinte pétalos a la que llamamos cempasúchil, (por sus raíces en lengua náhuatl cempoal-xochitl, veinte-flor), esa flor que acompaña a nuestros muertos porque en sus pétalos guardan el calor de los rayos del sol, todo esto bajo la bruma que sólo se encuentra en los cementerios. Sentimos lo frío, la soledad, la tristeza y el dolor que tienen los cuerpos inertes que se reintegran a la tierra. Es el lugar ideal que le brinda morada a la muerte.

Catrina conchera

El inicio es magistral, se abre en la obscuridad, se escuchan los sonidos de las sonajas y cascabeles, el olor a incienso comienza a purificar el ambiente, y entre un hermoso juego de luces hace su aparición La Catrina Conchera, acompañada del Grupo Mesa Central Chichimeca de Concheros, ellas vestidas con el huipil y la enaguilla, ellos con taparrabos o maxtle, en sus pechos el pectoral, sus cuerpos están adornados con rodilleras, brazaletes, capas, fajas, escudos, y todos coronados con hermosos penachos con múltiples y coloridas plumas del copolli, (las cuales representan un símbolo solar, en búsqueda de la unión con el corazón y el cielo), en sus manos sonajas, cascabeles y hueseras que nos regalan el sonido de la serpiente. En este momento el ambiente ya se encuentra purificado a través del incienso y la música de la concha, el caracol, la sonaja y la chirimía; nos transportamos al pasado, en donde nuestros antepasados veneraban, honraban y respetaban a la muerte. Sobre esta primera escena el actor Erick de Luna nos comentó: “En la primera escena trato de llevar al espectador al México Prehispánico, es por eso que la luz es dramática, roja intensa y hacemos el ritual del sahumador a los cuatro vientos, hay varios silencios para que las mentes se despejen y a la vez se involucren en el ritual”. Este es el inicio de una puesta en escena que poco a poco se va transformando.

Monja coronada

El tiempo avanza y aparece otra Catrina majestuosamente vestida con un habito blanco, en el pecho un medallón pintado a mano, un rosario largo y una hermosa corona que la distingue como Monja Coronada; en sus esqueléticas manos carga un cirio bellamente adornado con flores blancas, y en su caminar por el panteón “trata el tema de las calaveras, es la escena en verso y habla mucho de la idiosincrasia del mexicano, en esta parte la luz azul y el cambio a luz blanca directa nos hace ver ahora sí, el cementerio de una forma diferente, misteriosa, tal vez terrible pero en un momento, los versos son chuscos y vemos sin ningún temor el camposanto” comentó de Luna, sobre el enigmático segundo acto.

La viuda


Nos lleva a la época actual, como se vive la muerte a través de una mujer rubia, de cuerpo escultural, sexy y atractiva, pero triste y dolida por la pérdida de su esposo: aparece la Viuda. Sobre este último acto Erick de Luna comentó: “La viuda alegre, es necesariamente sexy para que cause el efecto necesario, ella es la protagonista, y el otro protagonista es el mismo panteón, que nos lleva en un viaje mental a esas situaciones, por las que todos hemos pasado, desde dar el sentido pésame hasta recibirlo, con toques de histeria que hacen que todo sea más cómico. El trío osamenta y el diseño de luces, Mario, el iluminador oficial de Cómicos de la Legua complementan la atmósfera del cementerio con sus canciones y sus juegos de luces”.

Temporada

“La Catrina en Vivo, espectáculo cómico musical” con Erick de Luna y el Trío Osamenta se presenta en Los Cómicos de la Legua, ubicado en Guillermo Prieto #7. Centro Histórico, a las 20:30 hrs, los días 24, 25 y 31 de octubre y el 1 y 2 de noviembre.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.