Sabino Medina

PRECIO DEL PETROLEO Y PRESUPUESTO FEDERAL: ¿QUE DETERMINA QUE?

desde los balcones 01/11/2014 a las 06:20    
Etiquetas
Sabino Medina

Sabino Medina

Andamos mal aprendiendo economía política, como si estuviéramos contando granos de arroz, desconociendo volumen y valor de la producción del saco completo; tal como acontece, cuando se nos informa que el precio del petróleo, calculado en el presupuesto federal baja, porque la mezcla del petróleo mexicano ha descendido de los 82 dólares barril, a menos de ese precio y de otro más elevado que, antes del primer semestre, tuvo la producción total del mismo y sus respectivas mezclas.

Se incurre en otra imprecisión y equivocación económica, cuando a la baja del precio petróleo se atribuye a factores de mercado, que es como decir a la oferta y demanda en el mercado mundial del mismo.

Nada más falso que este y otros simplistas y manidos planteamientos. El precio del petróleo mundial y, entre él, el nuestro, desciende por otras causas e intereses de orden capitalista; ¿Cómo cuáles? La urgencia que el capitalismo tiene de incrementar el plusvalor industrial, abaratando el costo de la principal materia prima y, de esta forma, propiciar los beneficios de una masa mayor de capital crédito, crédito real invertido en tecnología y salarios, o crédito especulativo como el de las bolsas de valores mundiales, a donde se valoriza el capital accionario de los principales consorcios industriales monopólicos, entre ellos, principalmente el capital petrolero.

Es falso que el fenómeno de la baja del precio del petróleo ocurra, exclusivamente, por la mayor oferta del petróleo en la producción norteamericana, o que porque los árabes sauditas no reduzcan su producción, ante el crecido costo que el energético representa en todas las ramas industriales.

El fenómeno del descenso del precio del petróleo mundial, es un problema de causas en espiral, como son todos los ciclos económicos de ascenso y descenso de los mismos.

Si la producción industrial, principalmente la de los grandes potencias imperialistas, encuentra diques insalvables para valorizar la cada vez mayor masa de productos y no se halla dispuesta a reducir el valor de esa masa, expresada en precios, que sería tanto como acentuar la caída de la tasa de ganancia; es claro que no tiene otra salida que bajar el valor del capital constante de la principal materia prima mundial, como es el petróleo; y esto abarca también a la valorización especulativa del capital bancario y accionario mundial.

En México, cometimos la ligereza, por llamarle de algún modo, de desatar expectativas inusitadas acerca de nuestra producción potencial petrolera en el subsuelo marino.

¿Qué significó tal optimismo infundado? Significó, proponiéndonoslo o no, una presión a un virtual exceso de mayor oferta mundial de petróleo e implícitamente la baja de su precio; toda vez que si en el mercado mundial existe en disposición una mayor oferta del producto petróleo, su masa tiende a comprarse a la baja; para de esta forma poder darle salida a los valores de todo el complejo industrial de los países con una mayor o igual utilización de la citada materia prima.

Los enredos parlamentarios nuestros a cual más de ignorantes de la economía mundial, se cifraron equivocadamente en la inmediatez de una crecida renta petrolera, NO GANANCIA, NUNCA GANANCIA, toda vez que la inversión en la exploración y en la extracción del petróleo, que no es otra cosa que exportación de valor mercancía, no materia prima para nosotros, se cifra y se cifró, erradamente, en el pago de rentas crecidas que acaso nunca obtendremos. El gobernador californiano Brown, es acaso lo que quiso decirnos, sabiéndolo o no; pero de que fuimos y estamos advertidos, ni duda cabe, salvo lo que digan los Senadores del caso, principalmente Penchyna y Cía., en que se embarcaron todos los panistas, por si acaso. ¿Dónde andará don Gustavo Madero, tan convencido de las cosas energéticas, en que tanto se empeñaran por empinar a Pemex?
:

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.