Martha Anaya

CÁRDENAS: ME DOY POR ENTERADO

Alhajero 26/11/2014 a las 06:30    
Martha Anaya

Martha Anaya

Cuauhtémoc Cárdenas, lo sabemos, no es precisamente un hombre risueño. Su expresión suele ser tan seria y él tan silencioso que desde los tiempos en que comenzó a hacer campaña (allá por 1987-1988) los periodistas le llamaron “la esfinge”.
Bueno, pues esa expresión resultaba encantadora frente al rostro que mostró ayer el ingeniero al inicio de su encuentro con Carlos Navarrete: el entrecejo fruncido, la mirada vagando por otros rumbos, la quijada caída, la pierna inquieta…
No era para menos. De entrada lo pusieron a escuchar un rollo de Héctor Bautista (secretario del PRD) dando cuenta de quién sabe cuántos protocolos y propuestas que han lanzado desde la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.
A lo que el fundador del partido, luego de escuchar la retahíla y recibir los documentos respectivos en un folder, respondió con un hosco:
“Me doy por enterado de lo que se acaba de decir…”
Así inició el encuentro en el auditorio Valentín Campa de la vieja sede perredista (Monterrey 50), en el que poco faltó para que todos –políticos y periodistas- termináramos apachurrados dado lo pequeño del lugar.
“Una ratonera”, a decir de Martha Delia Gastélum quien ocupaba un espacio en la segunda fila, tras Alejandro Encinas, Cuauhtémoc hijo, Amalia García, Salvador Nava y Félix Hernández Gamundi.
-0-
NAVARRETE, FUERA DE FOCO.- El origen de este encuentro Cárdenas-Navarrete fue, recordemos, la carta abierta del ingeniero invitando a renunciar al presidente del PRD, al secretario general y al Comité Ejecutivo en pleno, ante la degradación que ve del partido.
Sólo que en los 35 minutos que duró el encuentro la palabra “renuncia” brilló por su ausencia.
Navarrete eludió por completo el tema. Se refirió en cambio a la falta de rumbo del gobierno, a la necesidad de reconducir al país, al fracaso de Enrique Peña Nieto en cuestiones de seguridad. Lo más que llegó a decir por lo que toca a la vida interna del PRD es que hay que evitar que las corrientes tengan tanto peso y cuotas, especialmente en los puestos directivos.
Cárdenas retomó el micrófono y esta vez, en respuesta a Navarrete, fue más allá de una expresión huraña: Agradeció el ser recibido. Dijo estar de acuerdo en términos generales con lo dicho por Navarrete.
“Sin embargo –precisó- respecto a los planteamientos que he hecho, no se tocan…; es importante recuperar la credibilidad del partido que, creo, está perdida…”
Ante tal insistencia, lo más que dijo Navarrete en su siguiente intervención fue un “no me asumo como presidente de una corriente”
“Se parece a La Gaviota…, se van por las ramas y no tocan lo importante. Se vio fuera de foco…”, comentarían en el grupo de Marco Rascón, Javier González Garza, Ifigenia Martínez, José Paoli, Pablo Salazar Mendiguchía.
-0-
HAY QUE LIMPIAR LA CASA.- Llegaba el final del diálogo abierto. Respetuoso de uno y otro lado, sin duda. Desde sus respectivos sillones –Cárdenas con Alejandra barrales a su derecha y Navarrete con Bautista a su izquierda- el fundador del PRD y su actual dirigente se despedían.
Pero fue Cárdenas quien tuvo la última palabra: Agradeció “la oportunidad de estar aquí” y reiteró “la necesidad de que el partido recupere su credibilidad, situación que no veo en el momento actual”.
Navarrete aguantó vara. Acompañó al ingeniero hacia la puerta de salida. Cuauhtémoc junior y Encinas les siguieron. ¿Qué opinaban ellos del encuentro? Así, a bote pronto, Encinas nos diría: “¡Falta limpiar la casa…, hay que asumirlo!”
En cuanto a Cuauhtémoc chico, él simplemente comentaría que no le gustó la reunión.
-0-
FARAH SE DESCARTÓ.- Algunos senadores nos comentaron que Mauricio Farah Gebara les hizo saber que no tenía interés en participar en la convocatoria para la Fiscalía Anticorrupción.
Farah les dijo que él realmente tenía interés en ser el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, pero dado que eso no se le hizo, seguirá encantado realizando su trabajo en San Lázaro como secretario de la Cámara de Diputados.
-0-
GEMAS: Obsequio de la senadora Dolores Padierna: “El problema no es la helada mansión, es un inaceptable conflicto de interés que toca al Ejecutivo mismo".

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.