Karla Verastegui

31/12/2014 a las 06:00    

verasteguikarla@plazadearmas.com.mx

Fin de Año

El Fin de Año llegará en un par de horas, y es tiempo de agradecimiento, de reflexión que nos llevan a pensar qué obtuvimos, qué logros conseguimos y los fracasos de los que nos levantamos. Este año, como todos tuvo sorpresas agradables y también noticias desagradables que nos marcaron como ciudadano y que fracturaron al país del cual nos sentíamos muy orgullosos. Hoy recordaremos algunos sucesos que alguno nos llenó de tristeza, otro acabo con la confianza y la seguridad siendo al mismo tiempo que nos invadiera la incertidumbre, sin embargo también existió un suceso muy importante que nos llena de fe y esperanza, quizás en lo que debemos entregar nuestra confianza esperando que algunas situaciones cambien y mejoren para este 2015.
Ayotzinapa
El 26 de Septiembre, fecha que quedo inmortalizada en la historia de nuestro país, con tinta de sangre, fue el suceso más doloroso en las últimas décadas en México. Aunque las versiones cambian como las de la matanza de Tlatelolco de 1968. Fue el 26 de septiembre, cuando 80 estudiantes de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, de Ayotzinapa, después de recaudar recursos económicos para asistir a la marcha conmemorativa del 2 de Octubre en el D.F., se dirigían a la ciudad de Chilpancingo desde la ciudad de Iguala, a bordo de tres autobuses, y al salir varias patrullas intentaron cerrar el paso a los autobuses, empezando a disparar de manera intermitente sin dar advertencia alguna, después de más de 30 minutos en medio de los disparos, algunos lograron escapar pero otros no tuvieron éxito, el saldo fueron seis personas mueren, 25 resultan heridas y 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa desaparecen. Aunado a ello, sumemos la muerte de 2 integrantes del equipo de futbol de tercera división “Los Avispones” y una mujer a bordo de un taxi. Este suceso ha provocado indignación a nivel mundial provocando marchas, manifestaciones y actos violentos. Siendo que hasta el día de hoy, se continúa con la búsqueda de los desaparecidos y sin dar informes concretos.
Chespirito
El mundo del espectáculo a nivel internacional tuvo una gran pérdida, cuando “Sin querer queriendo” Roberto Gómez Bolaños, uno de los comediantes contemporáneos más importantes de nuestro país falleció el 28 de noviembre a la edad de 85 años en su casa de Cancún. El actor, comediante, escritor, benefactor, recorrió las casas y vecindades de toda América Latina con sus entrañables personajes, desde el Chavo del Ocho, con su barril, sus pecas, su camisa a rayas y su gorra a cuadros, hasta el Chapulín Colorado, el héroe ingenuo más famoso de la región. Fue el creador de la inmortal Vecindad del Chavo y de sus amigos Quico y la Chilindrina, además de Don Ramón, el Profesor Jirafales, Doña Clotilde y Doña Florinda, al Doctor Chapatín, al Chómpiras y a Chaparrón Bonaparte, sin percatarse en un principio de que todos empezaban con “Ch”, aunque después lo aprovechó como su signo distintivo. Gómez Bolaños escribió, produjo y dirigió comedias que marcaron un hito en la televisión, transmitiéndose años después de su debut y que el cariño del público aún mantiene con vida estos personajes que fueron parte de la historia de varias generaciones.
Santos
Fue en el primer cuatrimestre del año, este suceso que nos llenó de paz, esperanza y que hace que continúe nuestra fe, para los creyentes, es quizás que por eso lo deje al final para que permanezca en nuestras mentes. Fue el pasado 27 de abril que los ya Beatos San Juan XXIII y San Juan Pablo II fueron inscritos en el Libro de los Santos. El Papa Francisco presidió la ceremonia de canonización de dos de sus predecesores en una ceremonia solemne pero también emotiva, dejado algunos momentos para el recuerdo. El Papa Francisco proclamó santos a sus dos grandes predecesores del siglo XX, que ahora se llaman San Juan Pablo II y San Juan XXIII. Fue a las 10:15 de la mañana del Domingo de la Divina Misericordia, día de “Los cuatro Papas”, se realizó el momento culminante de la ceremonia de beatificación, la declaración papal en latín “En honor de la Santísima Trinidad (…) con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, de los santos Apóstoles Pedro y Pablo, y la nuestra (…) declaramos y definimos santos a los beatos Juan XXIII y Juan Pablo II…”. Pero fue antes de que iniciara la ceremonia que sucedieron momentos únicos y especiales cuando apareció, el Papa emérito Benedicto XVI en la Plaza de San Pedro del Vaticano, donde fue recibido con una gran ovación por parte de los cientos de miles de peregrinos que ocupaban la plaza y las calles cercanas. Otro momento muy emotivo fue cuando el Papa Francisco hacía también su entrada en la Plaza, se acercó hasta el sector izquierdo de la misma para fundirse en un cariñoso abrazo con el Papa emérito antes de comenzar el rito. Igualmente, acudió de nuevo al terminar para estrechar las manos del Papa emérito, quien le correspondió sonriente. Sin duda en cuestión de fe, de esperanza y de amor éste fue el suceso más importante en este 2014. Hoy contamos con 2 nuevos Santos.
Nos leemos en el próximo 2015…
¡Feliz Año Nuevo!

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.