Margarita Magdaleno

01/01/2015 a las 06:00    

A propósito de la Esperanza

Qué ganas de que la Esperanza fuera asunto sencillo. Asumir que las cosas llegan con sólo invocarlas. Dice el diccionario que la Esperanza “…es un estado de ánimo en el cual se nos presenta como posible lo que deseamos”, o “ Esperar, con poco fundamento, que se conseguirá lo deseado”… parece fácil.
En cualquier caso, primero hay que saber qué se desea; pero también hay que ejecutar una acción que nos encamine hacia lo que deseamos. Y de ser así, yo deseo que la esperanza nos llene el corazón, pero que no nos vacíe la cabeza y pensemos que basta con desear y ya. Que todo viene solito, que el esfuerzo es un adorno innecesario y que a Dios, el Universo o aquello en lo que creamos, podemos cargarlo sin medida y esperar plácidamente a que nos caigan encima los bienes prometidos sin el menor esfuerzo de nuestra parte.
No soy yo quién para determinar las posibilidades y características de la esperanza; pero sí se que vivimos un tiempo en el que ya tenemos que salirle al encuentro a la vida, hacer que las cosas sucedan, renunciar a los hábitos que nos señalan y lastiman. Y tampoco creer que se trata de imposibles, sino que se trata de lo que tenemos aquí cerca, a nuestro alcance, en lo que podemos, pero hay que hacer un cambio.
Si los niños reconocen en sus papás el significado de la coherencia; si los jóvenes se hacen el propósito de hablar con atención en lo que dicen y se dan cuenta de que su discurso delata lo que traen en su cabeza; si se meten en la magia de la lectura que tanto nos ayuda a no dejar de soñar; si nos acercamos al arte y la cultura con más interés y menos miedo y si los adultos dejamos de pensar que esas cosas no sirven para nada y aprendemos hasta de las expresiones más desconocidas, quizá iremos reuniendo algunos elementos que den base a la esperanza. Caminar de la mano de la Esperanza, pero con los méritos propios y no dejándole todo al milagro.
En fin que yo deseo para todos a quienes quiero, un Año Nuevo lleno de esfuerzos fructíferos que diseñen su Esperanza con perfección.
Y entre otras cosa, mantengo la esperanza de abrazarlos pronto y con mucho cariño.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.