Ana María Arias

AL TIEMPO 02/02/2015 a las 06:35    
Etiquetas
Faltan 49
Treinta y siete legisladores y doce jefes delegacionales del Distrito Federal habían solicitado licencia para ausentarse de sus cargos hasta hace un par de días, a fin de contender por algún cargo de elección popular. Nada se los impide, habrán dicho cuando en el D.F., la COPARMEX lanzó una campaña que dice: “no votes por chapulines”.
Los patrones afiliados argumentan que no es digno de credibilidad, quien para obtener el voto popular una vez, comprometió su palabra de cumplir con lo establecido para el cargo que se le eligió y entre lo importante fue el lapso de tiempo, tres o seis años generalmente. Que los aspirantes a romper este compromiso debieron haberse considerado imposibilitados de adquirir otro y sabedores de que al final de su mandato se irían a la banca a esperar nuevas oportunidades mismas que buscarían en el mismo punto de salida que el resto de los contendientes.
Otro argumento para convocar a la ciudadanía a que se opongan a quienes se impulsan desde su puesto que les ha servido para labrarse una imagen adecuada a sus intereses, es que, quien le suple le cuidará el puesto y las espaldas y hasta le apoyará, como diría Enzensberger, en “una labor de fomento de la opinión pública”.
Es comprensible que estas observaciones surjan de la voz del ciudadano que tiene con que hacerse oír, los protagonistas de la manifestación, o sea, los chapulines, nunca considerarán que sea justo, como no considera que sea justa su condena el condenado a pesar de que la acusación sea unánime, así pues, será bastante difícil que algún día los mismos interesados legislen o promuevan su imposibilidad de dar el brinco ¿con qué?, dirán muchos, pues con lo mismo que el resto.
Un articulista nacional proponía que por lo menos, el interesado en “chapulinear”, perdiera el puesto que dejó encargado para que al menos los que se la jugaron al pedir licencia, supieran el costo, no que ahora siguen ganando, porque nadie pierde, ni el cargo que despreciaron se pierde.
En fin, este es asunto que solo atañe a los defeños, aquí en provincia, como dicen ellos, las cosas, la gente, sus acciones y reacciones son diferentes, ya lo hemos visto AL TIEMPO.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.