Mariana Ortiz Cabrera

Trinchera de la juventud Actualizada 21/02/2015 a las 06:25    
Mariana Ortiz Cabrera

Mariana Ortiz Cabrera


@marianaortizca
Acontecer semanal
No podía esperar a escribir lo que vivimos esta semana con los chavos que participaron en la quinta edición de la Legislatura Juvenil; ejercicio que tiene el objetivo de impulsar las ideas de los jóvenes, a través del análisis, discusión y debate sobre iniciativas de ley que ellos mismos proponen.
La convocatoria fue dirigida a jóvenes de 18 a 25 años que radican en los 18 municipios de la entidad, sin importar el nivel académico, ideología o situación personal, todos los jóvenes podían participar con un único requisito: PROPONER. La tarea más importante fue elaborar un proyecto de iniciativa de ley relacionado con cualquiera de las 11 comisiones: Juventud y Deporte; Desarrollo social, sustentable y medio ambiente; Planeación y Presupuesto; Salud y Población; Desarrollo Económico; Educación, Cultura, Ciencia, Tecnología e Innovación; Familia; Trabajo y Previsión Social; Asuntos Indígenas; Gobernación y Administración Pública; así como Puntos Constitucionales. Recibiendo así, más de 160 Iniciativas de Ley destacando la mayor representación por parte de Querétaro, San Juan del Río, San Joaquín y Tolimán.
Fueron 50 los seleccionados, divididos a su vez por 25 diputados y 25 suplentes desarrollando el ejercicio legislativo que consiste en debatir y analizar las diferentes ideas y propuestas que se acerquen a los mecanismos legislativos y puedan convertirse en Iniciativa de Ley, a través de capacitaciones relacionadas con el conocimiento del Congreso, Dinámica de Sesión de Pleno, Marco Jurídico Mexicano y Proceso Legislativo.
Cada año las convocatorias y programas se repiten, sin embargo, jamás son iguales. Esta quinta generación me dejó vivencias que me hacen recordar por qué trabajo todos los días; esta generación me enseñó que no se necesita una profesión específica para proponer, de los 50 participantes gran porcentaje son ingenieros, a los cuales les reconozco su coraje para vencer miedos y participar en algo diferente a lo que se dedican, que a pesar de ser complicado el lenguaje técnico (dicho por ellos) estaban decididos a aprender y defender sus propuestas.
Al convivir con estos jóvenes entusiastas, caí en la cuenta de que los jóvenes sin duda somos la esperanza del país, esto, debido a que contamos con características que se necesitan para luchar día con día para construir un mejor país. Contamos con la energía para enfrentar los retos y situaciones que nos presenta la vida, con la fuerza que nos hace ser perseverantes para luchar por nuestros ideales, con la información a la mano para tomar decisiones asertivas y sobre todo contamos con el poder de soñar para tener metas que cumplir.
No existen barreras geográficas para querer mejorar alguna condición que vivamos, a pesar de tener diferencias ideológicas, cuando se trata de resolver alguna situación, nos unimos y tomamos la mejor decisión para enfrentar las adversidades, que para llegar a tener acuerdos no siempre resulta fácil pero siempre el respetar y el escuchar nos hará llegar a coincidir.
Y lo más importante, esta generación me hizo constatar nuevamente que somos más los jóvenes que levantamos la mano, que alzamos la voz y que proponemos ideas para trasformar nuestro país.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.