Rafael Cardona

Cosas de la corrupción y la historia

El Cristalazo 18/03/2015 a las 05:30    
Etiquetas

Quizá uno de los más perniciosos efectos de la corrupción es la imagen de fenómeno autóctono con la cual algunos han querido devaluar la imagen de México. Hacer de la corruptela el lenguaje nacional; insistir en las exageraciones, hurgar con el dedo en el pus, agrandar el boquete, extenderle acta de nacimiento, es quizá tan dañino como los hechos mismos.
No abogo por el ocultamiento de los hechos ilegales; no, de ninguna manera, pero sí convendría poner las cosas en su dimensión real: la deshonestidad no es un problema nacional ni en ella consiste el genoma mexicano. Eso es falso.
Pillos, ladrones y sinvergüenzas hay en todo el mundo. La única diferencia son las consecuencias y ahí es donde el sistema de justicia de este país está urgido de respuestas francas, creíbles, justas, legales.
Hace unos días en Brasil, cuya ilusoria y espejeante prosperidad nos pusieron como modelo hasta el cansancio hace unos meses apenas, registró la más abundante manifestación de su historia, apenas comparable a la algarabía de sus carnavales o los desfiles de triunfo cuando jugaban al futbol con la gracia de los bailarines de samba y la letalidad de una serpiente acuática del Amazonas.
Más de un millón de personas salieron a las calles en demanda de honestidad y castigo para quienes hicieron cosas terribles, parecidas al Pemexgate, pero agravadas por las colosales dimensiones del Matto Grosso. En Brasil todo es excesivo y abundante. Todo es mucho, todo es demasiado.
“El ex director de Servicios de la estatal brasileña Petrobras Renato Duque volvió a ser arrestado hoy bajo sospecha de haber ‘vaciado’ cuentas bancarias que mantenía en Suiza y haber transferido el dinero a cuentas secretas en el principado de Mónaco.
“Junto al ex director de la estatal, sacudida por un millonario escándalo de desvío de fondos, fueron detenidos el empresario Adir Assad y Lucélio Góes, hijo de uno de los acusados de intermediar en el pago de sobornos a altos funcionarios de la petrolera realizados por la empresa contratista Arxo.
“Los tres fueron arrestados en forma preventiva, en el marco de una nueva etapa del operativo de la Policía Federal que desmanteló la red de corrupción que, se estima, desvió de la empresa estatal entre 2004 y 2012 unos 3 mil 700 millones de dólares (LJ)”.

PLAGIO
Una vez más el robo de obra ajena persigue a Arturo Pérez - Reverte quien ya en España pagó con más de 200 mil Euros la gracejada de “fusilarse” un texto ajeno.
Hoy la narradora Verónica Murguía cuenta la historia de un perro a quien  se viene a en contar en las páginas del hispano, contada con  pelos y señales y palabras idénticas a las usadas por ella para decir la historia de esa mascota.
--Me lo contó Sealtiel Alatriste, dice Pérez -Reverte. El caso es la vuelta al origen, pues Alatriste mismo ha sido también acusado de usar materiales ajenos para su obra personal.
Dios los cría…

OFICIO ANTIGUO
Leí en un  diario de la vida nacional:
“…Las mujeres que ofrecen servicios sexuales en Saltillo ahora se anuncian por Internet, por medio de páginas de anuncios clasificados, en los que aparecen cerca de 30 publicaciones diarias.
“Algunas de las mujeres son incluso menores de edad. Quienes son parte de la oferta erótica en esa ciudad de Coahuila van de los 17 a los 590 años”.
--¿Cuánto cobrarán por su servicio (en Denarios, Maravedíes o Ducados, Luises, Reales  o cacao) las mujeres de 590 años?

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.