Félix Carrillo

La inflación contenida

Atalaya Empresarial 23/03/2015 a las 05:30    
Etiquetas

www.atalaya.info
correo: fcarrillo@atalaya.info, Twitter: @fachqro

La inflación el año pasado fue una variable claramente fuera de control desde el punto de vista de que en 8 de los 12 meses del año pasado estuvo por arriba del amplísimo rango planteado por Banco de México (BANXICO) como su objetivo para esta variable (3% más/menos 1%).
Este año, dicha variable ha regresado al rango objetivo al tener valores anualizados de 3.1% y 3.0% en enero y febrero respectivamente, en gran medida porque en febrero ya no tuvimos el aumento mensual en la gasolina y porque en enero hubo reducciones importantes en precios de servicios de comunicaciones. Sin embargo, queda la inquietud de cómo afectará la volatilidad del tipo de cambio que hemos vivido, principalmente desde finales de noviembre, por lo que ya acumulamos tres meses de tipo de cambio muy variable y con aumentos de hasta 15% en los peores momentos; pero también es cierto que la caída internacional de los precios del petróleo ha tenido una incidencia en esta variable, aunque no se refleje en precios de la gasolina, sí en otros insumos que dependen de productos derivados.
Para ello, planteo este análisis desde 2 ópticas: la primera desde la óptica de los bienes y servicios que consumen las familias (el conocido Índice Nacional de Precios al Consumidor o INPC), pero tomando en cuenta el origen de los bienes; y la segunda óptica es tomando en cuenta el menos difundido Índice Nacional de Precios al Productor, o INPP, que es una variable que mide la variación de los precios de bienes y servicios que forman la producción de la economía, y que por lo tanto considera el consumo familiar, pero también los bienes y servicios intermedios (es decir, aquellos que son usados para producir todavía un bien final), así como el consumo de gobierno, inversión y exportación, lo que nos dará la visión de cómo han incidido los precios en todos los actores económicos del país y no sólo en las familias.
Desde la primera óptica, la del consumidor, la inflación ha aumentado 0.6% en el trimestre diciembre-febrero, un lapso poco convencional, pero que usé para reflejar justo los dos fenómenos mencionados previamente. Si anualizáramos el periodo, estaríamos hablando de una inflación muy baja de 2.4%. Lo interesante viene en las grandes variaciones que hay en función del origen de los bienes consumidos por las familias. En un extremo, en el favorable, tenemos caídas trimestrales de precios en electricidad y transporte y comunicaciones de 2.2%, donde vemos el impacto de las reformas mencionadas, pero en el otro extremo tenemos aumentos que siguen cayendo por arriba del rango objetivo de BANXICO en varias categorías de productos y servicios, como serían las de productos de minerales no metálicos (vidrio, cemento y cal entre otros), productos de madera, metálicos y de papel, así como servicios en la parte de comercio, restaurantes y hoteles, y en alimentos, bebidas y tabaco, una categoría sensible por su alto impacto social.
Por otra parte, el INPP ha tenido un comportamiento mayor de inflación, al acumular un 0.9% en el trimestre analizado (o 3.6% si lo anualizamos), que si bien sigue dentro del rango objetivo de BANXICO, tiene también diferenciales importantes en sus componentes, ya que hay diversas actividades económicas con inflaciones de doble dígito, principalmente en sectores manufactureros importantes en el país (productos eléctricos, electrónicos, equipo de transporte y maquinaria).
Conclusiones
Bajo la óptica del consumidor, las categorías que han reducido precios son derivadas de la entrada de las reformas estructurales, pero es claro que el efecto inflacionario se acumula en bienes de distintos sectores productivos, así como algunos servicios y productos básicos. Por otra parte, el mayor aumento del INPP señala que hay actores económicos, como algunos productores de bienes finales o comercializadores mayoristas, que están acumulando aumentos de precios en lo que pagan y que no lo han reflejado al consumo de las familias, por lo que en efecto hay actores con márgenes reducidos que en algún momento, más allá de las eficiencias que puedan trabajar, tendrán que aumentar precios para sostener su operación.
“El primero que sabe es el primero que actúa, por ello analizamos el entorno de tu negocio para que tomes mejores decisiones”.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.