Sabino Medina

DESDE LOS BALCONES 27/06/2015 a las 06:00    
Etiquetas
Grecia, ¿termopilas financiera de Europa?

En tiempos de Juárez, corrió por todo el país una conseja que decía: “Primero vivir que pagar”, 9 millones se le debían a Inglaterra, 3 a Francia; fue un pretexto de hadas para invadirnos, una patraña internacional de parte de Napoleón III y lo que vendría después.
La historia del mundo capitalista y Grecia de por medio no empieza ni terminará a finales del presente mes, cuando se cumplan o no las exigencias del Fondo Monetario Internacional.
Sólo a Grecia se le han apretado más las clavijas de los intereses especulativos de la deuda externa, que a México, por ejemplo; pero Grecia no tiene el torrente de petróleo que posee el país Azteca.
En más de medio billón de dólares se cifra la deuda Griega; México carga con aproximadamente el mismo volumen de deuda; pero Grecia es de tamaño poco mayor que Oaxaca y con aproximadamente 11 millones de habitantes, en tanto que a nuestro país habría que sumarle 100 millones y pico más de habitantes; efectivamente más pobres, porque el pueblo griego tuvo un alto nivel de vida de hasta 27 mil dólares anuales por habitante. Los promedios no explican nada, pero son promedios, referentes de un total que otros se llevan, no el pueblo trabajador o el que vive y ha nacido en esas condiciones.
Con Grecia se está jugando su suerte toda Europa, acaso el capitalismo del Euro y la parte correspondiente al dólar.
Se dice que el crecimiento vertiginoso de la deuda griega obedeció al ocultamiento de los montos de la misma y el sofisticado sistema que le formularon los consorcios especulativos más grandes de Norteamérica y del mundo que, para disfrazarlos, emitieran bonos de deuda en Yenes  y otras monedas.
Este ocultamiento financiero y los altos pagos por los intereses de esa deuda hicieron que se inflara el globo catastrófico que hoy se cierne sobre las “Termópilas Financieras” de toda Europa; puede que salgan a flote un momento, pero como toda la economía mundial se mueve en torno a los intereses del dinero invertido y acumulado, en ese juego de ruleta internacional las naciones más débiles tienen que pagar el pato, retirándolo de la mesa donde comen todas las familias, 30 mil de ellas en el desempleo, arrojadas del aparato del gobierno; en tanto que quienes especularon con ese saqueo buscarán otras fuentes de valorización de sus dineros, aún en los paraísos fiscales, por lo menos.
Sería largo y es complejo reseñar la complicada realidad mundial, donde Alemania, la Nación más fuerte de Europa, se muestra magnánima con Ucrania, para hacerle ruido a Rusia, en tanto el FMI se arroja con todas las armas de la especulación financiera contra GRECIA.
El país que forjó el patrimonio cultural de la humanidad, desde la antigüedad, tiene alrededor de más de 13 mil kilómetros de litorales y más de mil 400 hermosas islas, naturalmente en manos de la especulación inmobiliaria, las más valiosas y primeros lugares en primor natural turístico.
¿Qué pasará en Grecia, más de lo que ya le ha ocurrido adversamente hasta ahora? ¿Cómo repercutirá en el mundo lo que se haga en un sentido u otro, con nuevos rescates y pagos parciales, ínfimos para la magnitud del problema, de apenas mil 600 millones que le reclaman de inmediato?
La sofistica mundial de la especulación financiera se sabe todas las mañas habidas y por haber, igual que la teología antigua que explicaba cualquier contrasentido que contra ella generaba el progreso de la ciencias positivas y la filosofía crítica misma.
Jaime Rodríguez, “El Bronco”, famoso triunfador en Monterrey, Nuevo León, acompañado por el panista Fernando Elizondo, vinieron al Distrito Federal a reclamar auxilio financiero federal para la deuda de aquel Estado, que roza los 70 mil millones de pesos y podría cifrarse en más de 100 mil millones.
¿Olvida el “Bronco Gobernador Electo de Nuevo León” que su asesor fue y es parte del derrumbe de las casas de bolsa allá por la década de 1980-1990, y que algunos de sus apropiadores especulativos fueron sacadólares y enemigos jurados de López Portillo, por querer levantarles la canasta bancaria; intento que de plano fracasó y luego vino el Fobaproa y el IPAB, más los Pidiregas y otras yerbas imposibles de analizar aquí? Pero no es lo mismo oír cantar a Jorge Negrete que a Juan Gabriel, pero esas fueron otras rancheras.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.