Mario Arturo Ramos


Desde el Calvarito 28/06/2015 a las 06:00    
El 1º de julio en el Museo Regional de Querétaro, el doctor en Derecho, cantor, escritor, músico, pedagogo, funcionario público, productor y conductor de medios de comunicación, etc. etc. Andrés Garrido del Toral, presentará su libro: “Crónicas peregrinas”. El autor ha escrito una buena cantidad de libros donde su sabroso oficio de cronista ha dejado estudios, micro-historias, biografías y trabajos lingüísticos imaginativos que enriquecen a la República de las letras, espacio artístico que se nutre con talentos como el del autonombrado “Peregrino de amor”.
Andrés nació en el Centro Histórico de la hoy ciudad de Santiago de Querétaro, su afición a la canción popular lo ha llevado por caminos del conocimiento y ejecución de instrumentos musicales y el cultivo de aptitudes vocales, entonces el peregrinar en la música lo ha convertido en un ser singular que combina el amor a la letras con la pasión por las melodías y las notas musicales, así es “El zorzal criollo del tepatate”, título bien ganados a base de oficio, bohemia, esfuerzo y mirada certera que nos permite descubrir en sus textos, su mundo y el otro: el queretano, ese que crece bajo la luna, escondiéndose en las calles enamoradas de mi ciudad natal.Entonces participar en la presentación de esta obra del Cronista del Estado de Querétaro que nos reúne estos días veraniegos, constituye un deleite paras los que reconocemos su oficio de autor, que solidifica el afecto de los que queremos a los verdaderos artistas del terruño, como Garrido y Aurelio Olvera, admirado músico coterráneo, con el que compartiré la mesa de presentadores.
Una de las actividades que siempre me han emocionado, por mi condición de nómada, son las peregrinaciones queretanas, debo mencionar algunas: la que va a la Basílica Guadalupana y que creo que debe tener en el imaginativo masivo, raíces en la que desarrollaban los precortesianos rumbo al altar de la olvidada Tonantzin , la que dirige sus pasos al pueblo de Soriano, la tradicional de los habitantes de la capital del estado al santuario del Pueblito -hoy, pueblote-, y la que en la etapa contemporánea emprenden rumbo al norte en busca del pan, los pobladores de los municipios de la Sierra Gorda. Entonces los peregrinos me parecen ejemplos claros del oficio de andador que campea por estas tierras del acueducto. El doctor en Derecho creador de “Crónicas peregrinas” es uno de estos caminantes de la vida y las emociones, y así nos lo hace saber a los lectores con el volumen que en el inicio del séptimo mes del 2015 sale a pescar mentes lucidas que naveguen por sus páginas.
El “partidario de vivir y dejar vivir” como se autodefine, tiene una marcada obsesión sobre la historia local con todo los vericuetos que en ella anidan y sobre ellos escribe; de esta manera ha realizado libros como: “Concha Miramón en Querétaro”, “Episodios queretanos”; “Queretalia”, “La enciclopedia de Querétaro”; “San Joaquín sus orígenes”; “Maximiliano en Querétaro”, “Los caminos de Fray Junípero Serra en Sierra Gorda”; “Sirenas queretanas”; “La crónica del cronista”; “Personajes populares de Querétaro” -aumentaría y no tan populares, categoría en la que me clasifico-; “El Querétaro que se nos fue”, y que no encontramos, ya que como saben ahora somos de Santiago de…. Y ahora “Crónicas peregrinas” que se suman a otros títulos académicos y testimoniales que nutren su catálogo creativo. Por lo tanto el nuevo libro que presentaremos es un eslabón más -para sonar a queretano- en su rosario literario.
El director de PLAZA DE ARMAS, informativo en el que colaboramos el de las “Crónicas peregrinas” y el que escribe, mi compadre y tocayo Sergio Arturo Venegas Alarcón, con el que me une un ancestral afecto, cuando me describe señala: “Mario Arturo así sin apellidos, se la ha pasado entre canciones y libros, añadiría a la descripción entre autores, compositores, cantores, músicos, intérpretes, viajes y viejas, entonces como no voy a ser amigo del acido ‘Ruiseñor de Bernal’, que tiene cualidades y habilidades que se conjugan con mis aficiones que siempre me acompañan. Soy un mexicano nacido en la ciudad de Querétaro, con estómago yucateco, identidad cultural tijuanense, un hijo y un nieto sinaloense, una compañera y un hijo de Chilangolandia, mejor conocida como la Ciudad de México, los sonorenses en su inventario me consideran de esas tierras y lo mismo sucede en Veracruz, Tlaxcala, Coahuila, ¡Claro! mi amor a Querétaro no tiene dudas, aquí están mis muertos y difuntas, y una buena cantidad de amigos con los que tengo diferencias y coincidencias, debe ser porque soy apartidista y nací con el corazón a la izquierda; a lo mejor por ahí anda hasta alguna aventura amorosa que se vistió de olvido. Y por eso cómo no voy a amar a Querétaro.
Entre los amigos escritores debo mencionar a: Rafael Andrade, poeta; Salvador Alcocer, poeta; Humberto Carreón, poeta; José Luis Sierra, poeta; por la lectura de sus textos a Heriberto Frías; narrador y periodista; Juan B. Delgado Ricardo Pozas, a los periodistas Sergio Arturo Venegas Ramírez, Carlos Jiménez, Luis Montes de Oca, tal y tal, todos hombres de letras, como Andrés Garrido, el de la Sirenas queretanas. En fin que este miércoles 1 de julio, convocados por la obra por las “Crónicas queretanas” estaremos presentes con un “queretandon” que es su autor, ahí nos encontraremos.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.