José Vidal Uribe Concha

Desde un ángulo de 90º Actualizada 05/07/2015 a las 07:56    
Etiquetas
Grecia y Puerto Rico en crisis

El 30 de junio pasado, Grecia no logró hacer el pago de 1,600 millones de euros al Fondo Monetario Internacional, por lo que no logra mejorar las condiciones internas y externas del país europeo, lo que provocó que se presionaran los mercados de la zona euro, arrastrando a otros más.
Hay que recordar que el pasado 12 de junio las principales bolsas de valores europeas cerraron jornadas con pérdidas, en medio de la creciente preocupación de que los esfuerzos del Gobierno Griego, encabezados por el Primer Ministro Alexis Tsipras, no concretizaran negociaciones de su deuda, poniendo en riesgo permanecer con la moneda única, el euro; el propio gobierno ha solicitado, que para seguir con un respiro, el Fondo Monetario Internacional (FMI) conceda un plazo de gracia hasta el mes de noviembre de este año para cubrir el pago pendiente.
Sin embargo, Grecia trae consigo problemas económicos severos desde el año 2010, los cuales empiezan a ser poco manejables al tener una deuda externa alta, que ha venido generando problemas de liquidez interna teniendo incapacidad de pagar sus obligaciones con el FMI y al Banco de la Comunidad Europea; de acuerdo a los datos de endeudamiento externo, Grecia ha recibido alrededor de 240,000 millones de euros desde el año 2010, año en que comienza la crisis económica de este país, cantidad récord concedida a un país de la zona.
¿Qué ha implicado este desequilibrio económico del pueblo helénico? el derrocamiento de gobiernos, la falta de dinero en los bancos para poder entregar a los ahorradores y a los pensionados, y el no tener liquidez para cubrir los servicios públicos, entre otros tantos más. El crecimiento económico es nulo y la deuda externa contraída es superior a su capacidad de pago, para darnos una idea es el 145% de su Producto Interno Bruto (PIB), cifra complicada de manejar en una economía de crisis; alarmante fue en la semana que concluyó observar que los bancos sólo estaban entregando 120 euros por pensionado; teniendo que controlar retiros masivos que afectaran en más, esta crisis difícil de manejar, tratando de emplear medidas que garanticen a los ahorradores que el sistema bancario es estable.
Cuatro aspectos importantes tiene Grecia que cubrir en el corto e inmediato plazo, pagar salarios, jubilaciones, proveedores de productos de primera necesidad y lo más importante, su deuda externa; pero la debilidad del sistema económico actual, que no es privativo de Europa, Asia, América y África, empieza a tener efectos en otros latitudes del mundo, en donde la falta de previsiones para manejar adecuadamente su deuda externa los puede llevar a un punto de quiebre en donde difícilmente se pueda salir avante con los compromisos financieros. Tal es el caso de Puerto Rico, en el que su Gobernador Alejandro García Padilla, dijo al prestigiado periódico New York Times: “La deuda no es pagable…no hay otra opción. Esto no es política, esto es matemáticas”; y hace una propuesta y advertencia: “Pero tenemos que hacer que la economía crezca. Si no, estaremos en una espiral de muerte”.
La deuda de Puerto Rico, estado libre asociado de Estados Unidos, es por 72,000 millones de dólares, su problema está en torno al exceso de gasto público, altos costos de energía y desde luego la deuda contraída; cuando en 2005 era de 36,000 millones de dólares a este año se ha duplicado.
Tanto Grecia como Puerto Rico, viven circunstancias muy semejantes que giran en torno a la solicitud de empréstitos no cubiertos en tiempo, mientras que el gasto corriente de operación y sus compromisos internos, además de los réditos que se deben de pagar por la obtención de dinero, han hecho que la deuda externa se desborde para estas dos economías.
México le ha tocado vivir crisis económicas en décadas muy cercanas a la actual. La baja de los precios internacionales del petróleo, el tipo de cambio del peso frente al dólar americano, el índice inflacionario, son factores que tienen su impacto en las finanzas públicas, por lo que se requiere tener cuidado excesivo en su manejo para garantizar el progreso trazado en las reformas estructurales recientes y no correr riesgos innecesarios en el futuro; vivir una crisis, sería estancar el futuro de las nuevas generaciones, como política pública se necesita generar estabilidad monetaria y financiera, para no vernos en los ejemplos referidos.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.