Sabino Medina

Desde los Balcones 08/07/2015 a las 07:25    
Etiquetas
Sabino Medina

Sabino Medina

EL CAPITAL FINANCIERO ATRAPADO EN SU PROPIO CABALLO DE TROYA

A alguna figura mítica habrá que acudir, para simplificar el análisis, de por qué el capital financiero y monetario mundial es el que realmente está a prueba y en aprietos, no sólo en Grecia, sino a nivel mundial, incluyéndonos a nosotros, los mexicano, tan desentendidos de sí mismos y prestos a subastar todo lo que llega y hemos tenido en nuestras manos, sin valorar históricamente la fuerza productiva que inutilizamos gustosamente, Altos Hornos por ejemplo.
¿Contagio Histórico? Simplemente la historia del capitalismo, su desarrollo y evolución contradictoria, cuyas causas y efectos las consideramos sin relación alguna, sus trampas nos rompan los tobillos y algo más.
¿Productividad? ¿Que esa es la culpa capital que nos acompaña y por lo cual no nos desarrollamos?
¿Cuánto lleva sumado y pagado México por su deuda? Se pagó la deuda ferrocarrilera, la deuda del petróleo y ahora todo eso lo apostamos a renta, simplemente renta y, en último caso, ni renta y más deuda.
El mito de Quetzalcóatl resume, en la mentalidad indígena, el hundimiento del Anáhuac, antes de la conquista real que nos metió en la noche de una edad media de tres siglos.
El oráculo de Delfos, si se me permite abusar de paralelismos imaginarios, también compendia el ir y venir del destino real y mitológico de uno de los pueblos más geniales y generosos que han poblado esta tierra en todas las épocas.
¿Cuál es el problema falso que se le adjudica a Grecia? ¿Qué se gastaba y se gastó más de lo que produjo?
¿De dónde va sacar un pueblo numéricamente y geográficamente pequeño, tal capacidad de despilfarro? Se le prestó a la especulación inmobiliaria, hotelera, turística, comercial y a uno y mil enredos especulativos de relieve mundial.
¿De dónde surgieron fortunas como las de Aristóteles Onassis, sólo por poner un caso aislado de acumulación capitalista especulativa monstruosa?
Los capitales europeos no tienen que salvar a Grecia de nada, son ellos y sus formas especulativas las que se han topado con Polifemo, un gigante financiero con un solo ojo, el lucro desmedido, todo la avaricia mundial volcada sobre la cuna del pueblo niño, un niño normal; al genial personaje histórico es al que ahora que le robamos la cita al hombre que sabía de memoria a los Trágicos y se los recitaba en voz alta a sus hijas.
Los alemanes, los gigantes del pensamiento crítico y de la especulación filosófica, pudieron elaborar sus sistemas gracias a las fuentes de que se nutrieron en Grecia.
Esto mismo tendrán que hacer, si pueden y si acaso remotamente tuvieran intenciones de enfrentar la realidad, su propio escenario especulativo y no querer convertir al sujeto griego en el predicado de las contradicciones capitalistas, con que se quiere hacer que lo inexiste, lo abstracto que no es, se convierta en el oro del Rey Midas.
Vano intento de los principales Jefes de Estado de Europa y sus amos banqueros, si confunden a Grecia con la libra de carne, que el usurero de Venecia pretendía arrancarle a su deudor.
Si lo entienden bien; sino será peor para ellos, los de la Unión de países europeos y del mundo entero, porque así como la España decadente nos colonizó a los mexicanos, hoy las finanzas mundiales vivirán otra vez, de distinta manera La Guerra de los Cien Años, como Inglaterra le reclamara territorios a Holanda y a Europa toda.
Se casaban, entonces, príncipes con princesas, reyes con hijas de sus pares europeos; pero Grecia no tiene ya qué vender, ni con quien casarse. Es parte de la historia y nada más. El imperialismo monetario es uno de sus extremos que disfraza procesos injustos de todo tamaño. ¡Haber quién les paga lo indebido de esa acumulación sin límite y sin fin!

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.