José Luis González Garibay

REFLEXIONES 07/11/2015 a las 06:30    
José Luis González Garibay

José Luis González Garibay


DESPIDOS AL POR MAYOR, NO IMPORTAN COLORES
Generalmente el Tribunal de Conciliación, para los trabajadores del Estado y Municipios, se encuentra tranquilo o casi vacío; hoy, al presentare para entregar en la Oficialía de Partes una nueva demanda, tienes que formarte y está saturada la agenda de Trabajo, que ya rebasa las fechas de audiencia inicial en lo que queda de 2015.
Estimados lectores, no pretendo responsabilizar a un solo partido político o a las nuevas administraciones en el estado y los municipios que lo conforman, además de los organismos descentralizados dependientes del estado, simplemente es una de las realidades que, en la actualidad, enfrentan muchas personas que laboraban en las administraciones que concluyeron, seguramente que pensaron que este fin de año estarían tranquilos festejando con su familia lo que acostumbramos cuando concluye el ciclo.
Es importante mencionar que antes de la administración que encabezó Roberto Loyola en el Municipio de la Capital, fueron cinco los Gobiernos emanados de Acción Nacional, pero es curioso que no importa si su militancia estaba acreditada con ese partido, el asunto es que, en la totalidad de las administraciones municipales y en el Gobierno del Estado, están despidiendo trabajadores que, en muchas oportunidades, han acreditado solvencia, capacidad e incluso antigüedad superior a los 15 años.
Cabe el comentario de recapacitar también que antes del Gobierno que encabezó José Calzada, Querétaro vivió dos sexenios de Gobiernos panistas, entonces es importante dejar claro que tiene una ventaja el hecho de que se reduzca al máximo posible el gasto corriente (pago de nómina); pero como decían los abuelos: nada le quita lo cortés a lo valiente. A mi oficina han llegado personas con más antigüedad, sin tener militancia alguna, pero si una gran necesidad de trabajo y solamente de manera verbal les notifican: esta es la última quincena que laboras y búscate un buen abogado.
Quienes en alguna oportunidad hemos atendido asuntos laborales en la Junta de Conciliación o en el Tribunal de los Trabajadores sabemos que hay una norma no escrita en la que, de los 90 días que deben cubrirse por la indemnización constitucional, invariablemente siempre ofrecen el 50%, y que el resto de las prestaciones no son renunciables.
Me pregunto y comparto con ustedes, qué no existe una diversidad de criterios que pudieran utilizarse para liquidar de manera escalonada, o bien simplemente suscribir un convenio donde la creatividad de soluciones pueda ofertar a ambas partes la posibilidad de resolver un conflicto, donde, al fin y al cabo, ambos saben que un despido injustificado invariablemente será resuelto cubriendo la cantidad a la que se llegue a un acuerdo. Ojalá y los abogados con los que cuenta la Procuraduría del Trabajo atiendan estas demandas, pues de lo contrario, la parte actora tendrá que cubrir entre el 25 y el 30% de las percepciones.
En muchas ocasiones, sobre todo en la administración municipal de cualquiera de los Ayuntamientos, la justificación que más se usa es despedir al trabajador diciéndole “tu simplemente eras un ‘aviador’”, pero de cualquier manera la Ley Federal del Trabajo obliga a cubrir las prestaciones que se reclaman y en todo caso si existe un actitud que pueda ser calificada dentro del derecho penal como fraude, deberá iniciarse el procedimiento ante la Autoridad competente.
Mientras tanto varios próceres del servicio público se encuentran trabajando en la solicitud que la Ley les permite para que la Legislatura del Estado autorice su jubilación y vivir el resto de lo que les permita Dios con cargo al erario público; aclaro, no digo que en algunos casos no proceda, pero también prácticamente en todos los noticieros que tengo oportunidad de escuchar invariablemente se denuncian los pagos “de liquidaciones“ de funcionarios de primer nivel, se habla de los “boquetes financieros” y, como dice el Maestro Aurelio Peña: todos los días escuchamos esto, pero ninguno de los que se queja nos explica hasta cuándo van a iniciar los procedimientos de responsabilidad para restituir los cobros indebidos a las arcas públicas.
Si me permiten, amables lectores, quiero compartir con ustedes una parte del texto “Historia del Narcotráfico en México” escrito por quien fuera el Titular del CISEN en el Gobierno de Felipe Calderón, Guillermo Valdés Castellanos, que con mucho cuidado he tenido oportunidad de revisar, documentarme y, obviamente, el autor es indudable que tuvo acceso a toda la información necesaria y a los archivos que en esa Dependencia existen para poder decir lo que en su texto nos comparte.
Si me permiten entonces, todos conocemos que a partir de que asumió la Presidencia Felipe Calderón le declaró la guerra al narcotráfico y según algunos criterios provocó “un baño de sangre a lo largo y ancho del País”; el Gobierno Federal en ese entonces no era el único enterado del problema, la Conago realizó una propuesta que denominó “hacia un nuevo sistema integral de combate al crimen organizado” y que la presentó en enero de 2007 en una forma de diagnóstico al titular del Gobierno Federal .
El fenómeno del narcotráfico se ha transformado en estos últimos años; ya no es solo un problema de producción y de tráfico de drogas, sino que se ha convertido en una red de grupos supraestatales organizados que combaten entre sí para apoderarse de regiones, ciudades o plazas. Su objetivo es asegurar el tráfico y el control de narcóticos en el mayoreo y menudeo, organizar otro tipo de actividades delictivas como el contrabando, el robo de mercancías y de vehículos, apoderarse de giros negros y lavado de dinero.
Podríamos hacer una larga reseña de cómo se inició, allá por 1926, con un producto que supuestamente curaba la bronquitis, la tos fuerte, faringitis, neumonía y demás enfermedades de los órganos respiratorios, el Jarabe Bayer de Heroína y que producía un efecto sorprendente, regulaba y facilitaba la actividad de los pulmones, ejercía una acción calmante sobre los nervios excitados de la mucosa laríngea y mejoraba el estado general; pero si me lo permiten, amables lectores, simplemente les recomiendo que tengan acceso a este documento.
De igual manera y con el permiso de El Periódico de Querétaro, me permito recomendarles que puedan tener acceso y documentarse a uno de los textos publicados por la Revista Proceso (igual que el anterior), colección México impune: “México, democracia interrumpida” de la periodista británica, Jo Tuckman, corresponsal del periódico “The Guardian”.
No tiene desperdicio el prólogo que nos regala el estudioso y maestro en la política Lorenzo Meller y, abusando un poco de la bondad de ustedes, me permito compartirles: en las elecciones del 2000, la autora establece que nuestro proceso político había iniciado un capítulo diferente de la historia política y, si bien es cierto que no recurrió a Maquiavelo para ahondar en el tema, el autor de El Príncipe (1513) planteó muy bien el mismo tipo de problemas que México enfrentó al cambiar el siglo: en política no hay nada más difícil que consolidar un sistema recién echado a andar.
Vicente Fox fue descalificado como un Presidente que en realidad jamás quiso el poder (o que cuando menos se dio por vencido al intentar aprovecharlo para lograr algo importante, cuestión que ocurrió prácticamente una vez que rindió protesta).
Por su parte, Felipe Calderón inició un Gobierno en medio de un conflicto más que severo, pues nuestra patria jamás había vivido un proceso electoral en donde la diferencia entre el primero y segundo lugar fueran unos cuantos votos, entonces jamás vivió como Presidente una luna de miel, pero finalmente logró algo transformar un grave problema en un desastre.
Antes de concluir les digo que la autora recurre a Winston Churchill y lo parafrasea: pocas veces tantos le han pagado a tan pocos.
Para concluir, debo decirles que aun cuando no he renunciado a la militancia política que tengo desde hace más de 40 años, no puedo dejar de observar y por ninguna razón puedo aplaudir las acciones de un Gobierno como el que actualmente tiene nuestra Patria. Ya es hora de que México viva en paz, tenga tranquilidad y que quienes participan en política actúen en congruencia a sus responsabilidades y sean honestos.
Nos vemos en la que sigue
joseluis.garibay7@yahoo.com.mx

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.