Martha Anaya

Alhajero 17/11/2015 a las 06:00    
Etiquetas
AFRENTAS DEL GOBIERNO

El presidente Enrique Peña Nieto sigue sin entender. Parece no darse cuenta de la molestia, enojo, incluso rabia, que producen algunas de sus decisiones.
Y si lo sabe, es peor. Porque su actitud rebelaría entonces desprecio y/o despotismo.
Porque las afrentas de su gobierno se repiten. Algunas de sus propuestas alcanzan incluso el adjetivo de ignominiosas. Persiste en ello sin el menor rubor o reparo.
Pero algo peor: No va solo el jefe del Ejecutivo por este camino.
Le acompaña, complaciente, el mismísimo Senado de la República. Trátese de obsequiar a Eduardo Medina Mora una silla en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que de otorgarle la medalla Belisario Domínguez al empresario Alberto Bailleres.
Y en puerta se avizoran nuevos agravios.
Entre las seis candidaturas que presentó el presidente de la República al Senado para que elija a los dos nuevos ministros de la Suprema Corte, aparece un personaje sin mayor experiencia como juez pero cercano colaborador de Peña Nieto en distintos momentos.
Alguien que, a simple vista de su currícula, le debe importantes favores.
Se trata de Alejandro Jaime Gómez Sánchez, procurador general de Justicia del Estado de México (desde el 25 de mayo del 2014 a la fecha), a quien le tocó defender la primera versión de los sucesos ocurridos en Tlatlaya el 30 de junio del 2014, que dejaron un saldo de 22 civiles muertos.
Según aquella versión oficial que defendió Gómez Sánchez, “de las diligencias practicadas por el Ministerio Público del fuero común no se desprende indicio alguno que haga presuponer o que nos haga pensar en la posible ejecución o el posible fusilamiento” de las víctimas.
Tres meses después –y luego de una serie de reportajes a nivel nacional e internacional que pusieron en duda esa versión: AP y la revista Esquire-, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) sostendría que al menos 15 de los 22 civiles fallecidos en Tlatlaya fueron fusilados por militares.
Y si bien en octubre pasado cuatro de los siete militares acusados de haber ejecutado extrajudicialmente a los delincuentes que se encontraban en la bodega de Tlatlaya fueron dejados en libertad “por falta de pruebas”, la sombra de la sospecha de encubrimiento –o de un trabajo omiso- por parte de la Procuraduría mexiquense, no es la mejor carta de recomendación para ocupar un sitial en la Suprema Corte, como pretende el presidente.
En términos mediáticos, cuando menos, la aparición de Gómez Sánchez entre las ternas para formar parte de la SCJN vuelve a poner el tema de Tlatlaya en el centro de la mesa.
¿Otras acciones o galardones podrían poner en muy segundo término el caso de Tlatlaya?
Difícilmente. En su haber Gómez Sánchez sólo tiene haberse desempeñado como subprocurador jurídico en el Estado de México cuando Peña Nieto fue gobernador de esa entidad y Alfredo Castillo ostentaba el cargo de procurador del estado; y el haber fungido como consejero jurídico adjunto de la presidencia de la República.

ENCUENTRO CON EL MANDATARIO CHINO.- Es la quinta vez que se reúnen desde el inicio de los gobiernos de Enrique Peña Nieto y Xi Jinping.
Más allá de la asiduidad –que ya de por sí es relevante tratándose de China- vale la pena subrayar que el diálogo entre los dos mandatarios –bajo el marco de la Cumbre del G 20 en Turquía- tiene lugar luego de fuertes desencuentros, particularmente el de la cancelación del tren chino (México-Querétaro).
Pero por lo visto, hay intereses y proyectos en perspectiva por encima de las confrontaciones (China es el segundo socio comercial de México a nivel mundial y el primero entre los países de Asia-Pacífico). Y para Xi Jinping la mira está puesta en las Zonas Económicas Especiales.
Otra reunión interesante en Antalya fue la que sostuvo Peña con el Presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, pues más allá de las negociaciones de un Tratado de Libre Comercio entre ambos países, la posición geo estratégica de Turquía es clave en los momentos que se viven hoy en aquella parte del mundo.

GEMAS: Obsequio del presidente de Francia, Francois Hollande: “Francia es una luz para la humanidad. Cuando es atacada, el mundo está en penumbras”.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.