Sabino Medina

17/11/2015 a las 06:00    
Etiquetas
COBRA VIGENCIA LA EXPRESIÓN NAPOLEONICA:, “PARIS BIEN VALE UNA MISA”

Una frase memorable que ha recorrido la historiografía francesa, la misma frivolidad con que el corzo, Napoleón 1, simplificó su compromiso con el Papa, el mismo que le permitiría divorciarse de Josefina y volver a contraer nuevamente nupcias religiosas; hoy esa frase cobra actualidad ante la compleja y difícil realidad en que está metida Francia y, con ella, Europa entera, el Medio Oriente y Norteamérica, los polos imperialistas en cuestión en crisis.
No se trata de comulgar con tal o cual postura coyuntural o no. Se trata de ir con pies de plomo y con el mismo tiendo, analizar la compleja realidad mundial.
No ha mucho Hollande, el Presidente Francés se lanzó sin decir agua va contra el ISI, pero pronunciándose abiertamente por la caída de Al Assad, el Presidente Sirio. Fue paso arriesgado, tanto que, Rusia más tarde, se ve precisada a bombardear con misiles, desde el lejano Mar Negro, con misiles de precisión a los bastiones de la oposición que cercaban a Damasco, la capital Siria.
Siguieron otros acontecimientos graves, todos muy graves: el derribo del avión ruso de pasajeros, etc., hasta llegar a los terribles acontecimientos de Paris y la inmediata respuesta de Francia con bombardeos a los enclaves de esas fuerzas.
Turquía asumió la misma posición anti Assad y hubo algunos roces con las maniobras de despegue de la aviación de guerra rusa que opera en Siria.
Peligrosa situación vive Europa, el Medio Oriente y el mundo entero, si llega a producirse un grave desacuerdo entre las potencias, sobre todo, si se quiere sacar del poder al Presidente Sirio y el papel estratégico que esta nación juega, junto con IRAN, al que Vladimir Putin, acaba de dotar de misiles de alcance medio.
¿Prevalecerá la diplomacia? ¿Se dejarán arrastrar las potencias, unas y otras, por los actos de los radicales musulmanes que operan en esta zona y amenazan otras fronteras.
Esperamos que no sea la fuerza el único argumento para enfrentar este complejo problema de alcance mundial.
Desde luego que hay atrás de todo lo sucedido infinidad de calamidades y desaciertos que han desestabilizado a la región y ahora, al parecer, al mundo entero.
Vemos al Presidente Obama, en la cumbre del G 20, preocupado y dispuesto al diálogo con el Presidente Ruso, al que meses antes se le impusieran sanciones económicas, aparte del castigo de la caída de los precios del petróleo, aunado a todo ello los pormenores de Ucrania y lo que entraña ese desafío.
¿Qué va a pasar en los días que siguen, no muchos por cierto? ¿Se optará por una acción limitada, conjunta o no, para enfrentar las acciones en Siria?
¿Se respetará la presencia de Rusia en Siria, que gira en torno a la no desestabilización de su gobierno Sirio? Eso es lo que creemos y que la propia Francia, su gobierno, no incurra en aventuras guerreras por su cuenta y riesgo a título de que se ha ofendido a la humanidad y a la civilización.
La moneda de la Guerra y la PAZ mundial está en el aire y no es el momento de pronunciarse por una solución u otra, si es que a las catástrofes genocidas habrá que llamarlas así, frente a cualquier consecuencia que se derive de una irreflexiva y precipitada decisión de las potencias que decidan ´por aquello que equivale a cartucheras al cañón; porque esto último a lo mejor no podría pararse toyas las hostilidades.
No hagamos recuentos de pérdidas y ganancias de todo lo sucedido en Francia y en Europa, pero la prensa mundial hace una seguidilla facilona y unilateral a nombre de valores eternos que no existen, como no sea la economía imperialista.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.