José Vidal Uribe Concha

DESDE UN ÁNGULO DE 90º Actualizada 07/02/2016 a las 08:07    
Etiquetas
La experiencia de pensar, preparar y escribir

Los compromisos de la vida que se adquieren deben atenderse con tal responsabilidad, que no quede duda de hacer siempre un papel digno a la altura de las circunstancias, diría un amigo, dar un valor agregado. Bajo esa premisa simple, decidí aceptar la invitación a participar semanalmente durante casi tres años en este periódico escribiendo sobre temas diversos, comentados en la vida pública del país y de nuestro Estado, inclusive internacionales, como lo fue la detención del político y activista social venezolano Leopoldo López y los actos violentos a la revista francesa Charlie Hebdo.
Desde luego y quizá un buen número de participaciones versaron en temas electorales enfocados desde la óptica de la cultura política democrática, participación ciudadana, educación cívica, resoluciones y criterios emitidos por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación; no faltaron aquellas columnas en las que se hiciera una reflexión en torno a las reformas constitucionales impulsadas de manera plural por parte del Titular del Poder Ejecutivo Federal y de las principales fuerzas políticas del país en las materias: educativa; energética; telecomunicaciones y competencia económica; social y hacendaria; transparencia y rendición de cuentas; electoral, y la de la Ciudad de México. En otras vertientes me atreví a escribir, consultando y estudiando, sobre los indicadores económicos propios y externos de derechos humanos, movilidad, días y fechas conmemorativas, premios de literatura, obras clásicas como el Emilio de Juan Jacobo Rousseau, entre otros.
La experiencia de pensar, preparar y escribir, ha sido quizá la más trascendente de mi vida; implica disciplina, estudio, método, cuidando y ética. Pues hacer uso de un espacio en un rotativo y saber de voz propia, de cercanos y extraños que alguien se tomó el tiempo de leerte es gratificante, quizá abona a tu ego personal. Procuré ser cuidadoso en las líneas, ocupar las palabras indicadas, buscar en el diccionario el significado de ciertos vocablos y, en ocasiones, utilizar sinónimos para no repetir enunciados. Me convertí en mi propio corrector de estilo, en un espacio esquinado, solitario y con buen acceso de internet, en planta baja de la casa familiar.
Pero es momento de ser autocrítico y sincero, este vocablo último me gusta en su origen etimológico, pues retoma cuando en la antigua Roma se vendían las columnas de mármol y el comprador exigía que éstas fueran auténticas, es decir, que no se les injertara “cera” para cubrir las imperfecciones del mármol al momento de trabajarlo. He aceptado, y estoy ahora con una encomienda pública que me exige tiempo y dedicación para lograr indicadores de rendimiento óptimos, con un compromiso dar servicio a las personas y hacer de este espacio público punto de coincidencia en las ciencias, artes, tecnología, educación y cultura.
Ante esta responsabilidad y sabedor que existen proyectos importantes que deben ser detonantes en la inclusión intercultural de las personas, y aprovechando la experiencia adquirida en el pasado y presente, debo ser honesto en que el tiempo y la calidad con la que se debe preparar la columna semanal, en un principio publicada todos los lunes y en los últimos meses ocupando un espacio dominical, debe ser escrupulosa y con tintes de excelencia.
En este contexto he de referir que estar al frente del Centro Educativo y Cultural del Estado de Querétaro “Manuel Gómez Morin” (es correcto escribir sin acento el apellido Morin), ha implicado atender la perspectiva de política pública, hacia donde nos debemos dirigir, para hacer de este lugar una de las primeras opciones en que deben pensar las personas propias y que nos visitan ya que en este majestuoso centro se encuentra depositada la Biblioteca del Estado, reconocida por la Dirección General de Bibliotecas por sus más de 80,000 volúmenes, además de tener como nombre a uno de los literatos queretanos reconocidos por su obra, Don Francisco Cervantes Vidal. En el “Gómez Morin” se tiene la Biblioteca y Ludoteca Infantil identificada como el “Paralelepípedo”, haciéndola el lugar idóneo para que los infantes disfruten un momento de esparcimiento.
Los Centros de Cómputo de adultos y niños son sitios sin costo con acceso a equipos en los que se apoya la elaboración de documentos, consulta por internet y juegos didácticos. El área de informática presenta de manera sistemática cada semestre un plan de instrucción y capacitación, mediante talleres sencillos, para ser opción a chicos y grandes en el conocimiento de las tecnologías.
Un lugar obligado a visitar lo es el Péndulo de Foucault, el cual tiene una longitud de 28 metros con todo y el cable de acero trenzado. El émbolo, o la lenteja, es de bronce, la cual pesa 280 kilogramos y tiene un diámetro de 64 centímetros, lo que la hace una de las más grandes de México. Gira en el sentido de las manecillas del reloj y su giro completo dura 67 horas, es decir, en una hora avanza 5.3 grados.
Este edificio público cuenta con un patio central, aulas, salones, salas y dos galerías, lo que hace posible realizar actividades académicas, culturales, educativas, sociales, recreativas y de divulgación en un área de 20,500 metros cuadrados. Sólo el patio central tiene una dimensión útil de 1,822 metros del total de espacios.
Otras de las actividades artísticas en las que se estará incursionando a partir del mes de febrero será la presentación los sábados, cada quince días en un horario de las 15:00 hrs. y 18:00 hrs., de Huapango y Danzón; y los primeros domingos de cada mes a las 12:00 hrs. un concierto de la Banda del Estado de Querétaro; al margen de los talleres y cursos de: idiomas, danza, baile, dibujo, alfabetización y primeros auxilios que ordinariamente se ofrecen. Así como ser punto de reunión del grupo 1 de los Boy Scouts cada sábado.
En este contexto, y con un proyecto editorial en puerta, que será la Revista Virtual, alojada en el sitio oficial de internet del “Gómez Morin”, es oportuno hacer un alto en el compromiso de usufructuar el espacio del Periódico Plaza de Armas cada semana, agradeciendo a su Director y equipo editorial este tiempo con el que me permitieron ser parte activa de su plantilla; gracias a quienes se tomaron el espacio de leer y criticar los párrafos que integraron la columna titulada Desde un Ángulo de 90°.
Finalmente, y abusando de esta última participación, hago la invitación para que quienes así lo deseen, participen en los eventos del Centro Educativo y Cultural del Estado de Querétaro “Manuel Gómez Morin”, solicitando los espacios públicos para ser punto de encuentro y detonante de la cultura y la educación en nuestro Querétaro.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.