Omar Carreón Abud

Columna invitada Actualizada 13/02/2016 a las 07:07    
Por la concientización, por la organización

Miembro del Comité Ejecutivo Nacional del Movimiento Antorchista


Con la honrosa representación del Maestro Aquiles Córdova Morán, Secretario General del Movimiento Antorchista, el pasado sábado 6 de los corrientes, tomé la palabra en la ceremonia de clausura de la XVIII Espartaqueada Deportiva Nacional, acto que tuvo lugar en la Plaza de Toros de Tecomatlán. En esta ocasión, comparto con los posibles y benevolentes lectores, algo de lo que ahí dije. Me parece importante que se difunda lo que hacemos los antorchistas entre los mexicanos de buena fe, porque siguen existiendo políticos que han medrado toda su vida con la educación del pueblo, burócratas que no han realizado ni la diezmillonésima parte de lo que ha concretado la organización de los pobres de México, quienes, porque denunciamos sus maniobras y complicidades, nos clasifican entre los criminales y lo hacen sin escrúpulos, sin pruebas y atenidos sólo a la manipulación mediática que pone a su disposición el poder.
Inicio mi intervención –dije en la ceremonia- destacando la presencia del invitado de honor de siempre: el pueblo pobre organizado. Gracias por su presencia compañeros. Les reitero que ustedes son el personaje principal de este y de todos los eventos que organiza el Movimiento Antorchista, sin ustedes no habría evento y no existiría la organización. No destaco su querida presencia por demagogia o por cálculo político, es la verdad, los antorchistas existimos y trabajamos con la idea de que el pueblo pobre gobierne este país por eso, es, siempre y en todas partes, el pueblo el protagonista principal de todos nuestros eventos.
Llega a su fin la XVIII Espartaqueada Deportiva Nacional. Tenemos un gran éxito cuantitativo. Más de 19 mil atletas que compitieron es una cantidad impresionante (faltaría todavía contabilizar a los padres de familia y amigos que los acompañaron y a las comisiones que los apoyaron con los traslados y la comida). En fin, en cuanto a la asistencia, puedo asegurar con orgullo que no existe en todo el país ninguna organización no gubernamental que convoque a tal cantidad de deportistas, menos aún, sin ningún tipo de presupuesto asignado para ello.
Tuvimos un gran éxito cualitativo. Los niveles de las competencias son cada vez más altos. Creo que ya no queda ningún participante que llegue a Tecomatlán pensando que va a arrasar con sus oponentes, al contrario, todos saben que aquí llegan grandes atletas y que es realmente difícil ganar una medalla. Cada día son más conocidos y reconocidos los altos niveles de la competencia de las Espartaqueadas de Tecomatlán. Tuvimos también un gran éxito político porque conquistamos muchos cerebros y muchas conciencias. Ahora tenemos más amigos y más simpatizantes y, si reconocemos que el Movimiento Antorchista es una especie de pescador de hombres inteligentes, hábiles y buenos, el éxito en este sentido es indiscutible.
Recojo el tema de la guerra contra la manipulación, contra el lavado de cerebros de los pueblos que llevan a cabo los poderosos del mundo para mantener y ampliar su dominación, tema que desarrolló en Maestro Aquiles Córdova en su intervención en la ceremonia de inauguración. Lo recojo porque es uno de los aspectos fundamentales de nuestro trabajo cultural y deportivo, de nuestro trabajo de concientización y, porque cada día hay más pruebas de que es extremadamente importante y actual.
Llamo a reflexionar en el hecho de que la manipulación se ha vuelto mucho más poderosa pues ahora se ha desplazado a las “redes sociales”, instrumentos que supuestamente expresan de manera democrática y masiva lo que la gente piensa sin ningún tipo de censura o limitación. Sólo que, como el tiempo lo descubre todo, ya se empieza a desvelar que, por ejemplo, para atacar y preparar la caída de Angela Merkel quien se obstina en representar los intereses de los poderosos industriales alemanes que se oponen a las sanciones contra Rusia que les impuso Estados Unidos, se han enviado decenas de miles de tweets desde la costa oeste de Estados Unidos. Si partimos de que todo el equipo de Twitter de la CNN produce solamente 23 tweets al día, entonces, son programas robotizados: @Trainspotter001, desde donde provienen los ataques y que ha publicado casi 27,000 tweets desde marzo de 2015, lo cual arroja un promedio de 88 diarios; @AmyMek, con 27 000 tweets desde 2012; @Genophilia, el principal robot de este sistema con 107 000 tweets desde septiembre de 2012, o sea, cerca de 87 diarios; @jjauthor, con base en Nevada que efectúa 300 tweets diarios desde 2010 y otros robots más que cuentan con millones de seguidores. Estas son las redes sociales a las que muchos jóvenes rinden culto por “espontaneas”, “auténticas”, “libres” y, sobre todo, “muy privadas”.
Cito otro ejemplo de manipulación de masas: la BBC estrenó la semana pasada un programa de televisión que se llama “La Tercera Guerra Mundial: En la sala de guerra”, cuyo argumento se basa en una imaginaria invasión rusa de Letonia y un posterior lanzamiento de un ataque nuclear contra el Reino Unido. Vil guerra psicológica que representa a Rusia como un monstruo peligroso y al presidente Putin como un asesino serial que amenazan a la paz mundial para que la gente acepte la idea como una verdad indiscutible.
Es urgente que el pueblo disponga de las herramientas necesarias y desarrolle su pensamiento crítico. También lo reclama la situación en nuestro país en el que están sucediendo fenómenos que requieren de una explicación científica y que, con base en ella, el pueblo actúe. Se ha devaluado el peso frente al dólar y eso es altamente perjudicial para el pueblo porque México es esencialmente un país importador y no un país exportador, compramos alimentos básicos en dólares y ahora los estamos comprando más caros. Somos también un país deudor y las deudas del gobierno y los empresarios que son en dólares, van a costar más ahora. No nos hagamos ilusiones ni aceptemos explicaciones analgésicas: la devaluación del peso, como las devaluaciones anteriores que ya ha sufrido México, es extremadamente grave para el pueblo pobre de México. Traerá más pobreza.
Pero, con todo lo grave que es, la devaluación del peso no es todo. El precio del petróleo que vende México está por los suelos. El barril había llegado a valer más de 100 dólares, ahora, no llega ni a 20. El problema está en que desde hace muchos años, el Presupuesto de Egresos de la Federación se elabora tomando como base los ingresos que se derivan de la venta del petróleo; se elabora de esta manera, porque desde hace muchos años se tiene decidido no tocar ni con el pétalo de un impuesto las formidables ganancias de las más grandes empresas nacionales y extranjeras. Y no parece haber ninguna decisión de cambiar.
En fin, ya se anunció que hay que recortar otra vez el gasto público de este año. Pero el gasto público, en alguna medida, atenúa la pobreza. Se usa para la obra pública que mejora la calidad de vida y genera empleos, se usa para la salud, se usa para la educación pública, se usa, en fin, y con todas las limitaciones que tiene (no olvidar que el propio EPN señaló que para los pobres sólo se dedicaba el 13%) para mejorar un poco la situación de los mexicanos más necesitados. Pues ahora, en esto, va a haber otro recorte; se va a recortar lo ya recortado.

¿Qué hacer? Antorcha ya ha señalado el camino. Una vía legal y pacífica que consiste en aumentar el peso específico real de los pobres, hacer que se escuche y se tome en cuenta a los que ahora no se escucha ni se toma en cuenta. Hay que hacer crecer a la organización de los pobres de México. Son las circunstancias del país y del mundo las que imponen esta tarea.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.