José Luis González Garibay

Reflexiones Actualizada 02/04/2016 a las 06:56    
José Luis González Garibay

José Luis González Garibay

Los caminos de la superación personal


joseluis.garibay7@yahoo.com.mx
No hay fórmula para el Éxito, excepto aceptar la vida de manera incondicional. Arthur Rubinstein.
Nunca las “tecnologías” del crecimiento estuvieron tan disponibles como ahora. Pero a veces ocultan formas que tiene el “Ego” de seguir jugando su juego de control del Universo. Entretanto no parece haber ningún camino, técnica ni practica capaz de llevarnos a lo que siempre ha estado aquí.
Frecuentemente escucho después de asistir a un Taller, Curso o Diplomado: Por fin encontré el nuevo Paradigma que dará lugar a la mayor transformación en la Historia del Ser Humano, continúan asegurando hemos creado el mejor camino a la Espiritualidad jamás concebido, y meses después quienes aseguraban que su vida había cambiado a partir del nuevo conocimiento (Paradigma) lo vemos derrotado y realizando las mismas actividades que antes lo hundieron y decepcionaron, la pregunta es que es el error, el equívoco o la falla.
Hace tiempo amables lectores compartía con Ustedes: Filosofía que no se practica es Letra Muerta, y es que la Madre Teresa de Calcuta mencionaba: Pasamos mucho tiempo ganando la vida, pero no el suficiente tiempo para “Vivirla”, Las Instituciones de Educación, Los Órganos que previa preparación, se ocupan de convocar a los interesados, en los diversos temas de Superación Personal, en su momento el PNL, llamó la atención, y no están equivocados, pues el Ser Humano es una entidad de Programación, pero nada mejor que aprovechar lo que ahí nos muestran.
Albert Einstein decía: Hay dos formas de vivir la vida, una creer que no existen los milagros y la otra que todo es un milagro, excelente Reflexión, por su parte Aristóteles en el texto ética a Nicomaco establecía cualquiera puede ponerse furioso… eso es fácil. Pero estar furioso con la persona correcta, en la intensidad correcta, en el momento correcto, por el motivo correcto y de la forma correcta eso de ninguna manera es fácil.
Daniel Goleman en su texto la Inteligencia Emocional nos comparte una experiencia que no por ser sencilla deja de ser trascendente: era una tarde de agosto insoportablemente húmeda en la ciudad de New York el tipo de tarde húmeda que hace que la gente esté de mal humor, yo regresaba al hotel y al subir al autobús que me llevaba a Madison Avenue me sorprendió oír que el conductor, una persona de color de mediana edad me brindaba un saludo cordial ¡hola como le va!, saludo que ofrecía a todo el que subía mientras el autobús se deslizaba entre el denso tránsito de la ciudad. Todos los pasajeros estaban sorprendidos como yo, atrapados en el clima taciturno favorecido por el día pocos respondieron el saludo.
Con mucha facilidad quienes hemos ocupado parte de nuestra vida a estudiar al ser humano y su conducta, su forma de relacionarse con los demás y sus proyecciones, invariablemente hemos recurrido a la sabiduría oriental donde suelen sostener que la realidad consta por lo menos de tres grandes reinos: el grosero, el sutil y el casual, el reino grosero es del cuerpo material y de las actividades senso motrices, el mundo que podemos percibir con nuestros sentidos físicos en estado de vigilia. El reino sutil es el de la mente y sus despliegues, que aparecen vívidamente en los sueños, en ciertos estados de meditación y además en los reinos de la vida y para aquellos que lo creen posterior a la muerte.
El reino casual es el de la conciencia amorfa, pura y limitada, radicalmente libre y plena. Todos lo experimentamos en el estado de dormir profundo sin sueños, pero este reino solo entrega sus secretos finales cuando se ingresa en el con plena conciencia, lo cual acontece en algunos estados de meditación profunda o despertar inicial, y en los vastos estados de la conciencia ilimitada.
Sin embargo estas mismas tradiciones afirman que, más allá de los tres grandes reinos hay un cuarto estado que es el del testigo siempre presente o ser puro, la gran mente-espejo que asiste de modo imparcial a los estados de vigilia, del soñar y del dormir profundo sin sueños, pero no constituye en sí un estado separado.
Recientemente asistí a una Institución de Educación Profesional y me lleve la sorpresa de que los estudiantes que egresan de ella son excelentes en su área técnica pero tienen una grave dificultad para enfrentar la parte humana, es decir les cuesta mucho trabajo asumir el liderazgo del equipo y en consecuencia no logran construir un grupo armónico para lograr los objetivos propios de su área, por la confianza y el respeto que me merece la persona con quien comentaba me atreví a decirle que era importante incorporar a la curricula de esos estudiantes los talleres necesarios de comunicación, relaciones humanas, trabajo en equipo y sobre todo que conozcan las distintas formas de liderazgo
A ese respecto Stephen R. Covery en su texto el liderazgo centrado en principios, nos habla de los siete hábitos de la gente altamente efectiva, todos ellos son parte de los dones que la humanidad ha depositado en cada uno de nosotros 1. La auto conciencia o auto conocimiento 2. La imaginación y la conciencia, 3. La fuerza de voluntad. Los dones secundarios son: 4. una mentalidad de abundancia, 5. La valentía y el respeto, 6 la creatividad y el 7. Se refiere a un don muy específico la auto renovación, todos ellos propios de la naturaleza humana.
Es importante ser pro activo para conseguir el don del auto conocimiento y la auto conciencia, es decir la habilidad para elegir su respuesta. En el extremo inferior del continuum está en la persona ineficaz que transfiere su responsabilidad culpando a otros, a los acontecimientos o al medio, a cualquier cosa o persona de allá afuera, de modo que ella no es responsable de los resultados.
Si yo lo culpo a usted, de hecho le estoy atribuyendo el poder. He otorgado mi poder a su debilidad.
En el habito número 2 es importante que empiece con un objetivo en mente que se encuentra en el don de la imaginación y la conciencia, si usted es el programador, escriba usted mismo el programa, decida que va a hacer con el tiempo, el talento y las herramientas con las cuales debe trabajar dentro del área de influencia asumiendo la responsabilidad “yo seré quien decida”.
Hasta ahí el comentario que puede encontrarse en el texto que antes he mencionado y ahora me atrevo a recomendar a Peter M. Senge en su texto La Quinta Disciplina, aclaro no es fácil llegar al punto al que hoy nos acerca el autor, durante muchos años las ideas de aprendizaje organizacional fueron un ámbito complejo. Los pioneros de Simón, March, Olsen, Argyris, Oschon sobre el tema, rara vez fueron siquiera traducidos a nuestro idioma, luego entonces surge la interrogante como explicar entonces el furor de la quinta disciplina que ha desatado en todo el mundo y cómo explicar esta obra que ha cautivado a la vez a eruditos y managers.
Es simplemente que la realidad una vez más ha convertido en una buena práctica lo que hasta ayer eran buenas teorías. No hace mucho tiempo el mundo era un lugar más predecible de lo que es hoy en día, todavía se podía aspirar a que una organización fuese competitiva sobre la base de una división horizontal de trabajo y vertical en las decisiones, hoy las empresas y los gobiernos deben entender desde mi personal punto de vista que es importante que debe compartirse la responsabilidad de manera horizontal.
Me atrevo a preguntar a usted: será acaso que su organización tiene problemas para aprender de la experiencia, las dificultades de aprendizaje son dolorosas en los niños, pero son fatales en las organizaciones. Por su causa pocas empresas viven la mitad de lo que suele vivir una persona, la mayoría muere antes de llegar a conseguir sus objetivos.
Por último la quinta disciplina es una cautivante invitación a revisar nuestra propia forma de pensar en la organización, el dominio de las cinco disciplinas que este autor nos permite enfrentar esas dificultades y crear nuevos mundos para los demás.
Concluyo diciendo busquemos las razones y las tareas que se echaron a cuestas las empresas exitosas, revisemos cuales son las áreas de oportunidad y que debemos hacer tomando en cuenta que el ser humano hoy se encuentra saturado de información pero se ha generado en esta época una gran rebeldía a la disciplina y a la obediencia
Nos vemos en la que sigue.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.