Tertulia

Karla Verastegui

Don Beto Actualizada 09/04/2016 a las 15:14    
Etiquetas
KARLA VERASTEGUI

KARLA VERASTEGUI

Fotografía

Karla Verastegui.

Alberto Herrera Pérez, fotógrafo de profesión, mejor conocido por todos como Don Beto, ha capturado con su lente la historia y transitar de Querétaro a lo largo de 48 años de carrera profesional. Sin embargo, el mayor logro que ha obtenido en su andar ha sido ganarse el cariño, la admiración y el respeto por todos aquellos que lo conocemos.
A lo largo de estos 48 años ha recibido múltiples reconocimientos, como lo fue el pasado 5 de abril, de manos de la Sra. Karina Castro de Domínguez, presidenta del Patronato del Sistema Estatal DIF. Y pocos días antes fue nombrado el “Fotógrafo del mes” por la Dra. Guadalupe Zárate Miguel, quien dirige el Centro Queretano de la Imagen. En esta ocasión acompañaron a Don Beto su hija, su nieta, las autoridades correspondientes, amigos, colegas y estudiantes, quienes tuvimos el placer de observar mediante un video algunas de sus fotografías, y de conocer el pensar y el sentir de un hombre que ha capturado con su lente los momentos más significativos de Querétaro a lo largo de casi cinco décadas; sus anécdotas, experiencias, éxitos, desde el muy particular punto de vista de un artista de la lente que se ha desenvuelto en un medio impreso.

El fotógrafo del mes

El Centro Queretano de la Imagen, ubicado en la calle de Juárez #66 en el Centro Histórico, mejor conocido como “La Casa de los leones”, es dirigido por la Dra. Guadalupe Zárate Miguel, quien presentó el ciclo llamado “El fotógrafo del mes”. Este serial consiste en invitar a un reconocido fotógrafo de nuestro estado para que los asistentes tengan la oportunidad de conocer sus testimonios visuales que son parte de nuestro acervo cultural e interactuar mediante una plática con él, para conocer de voz propia su trayectoria, anécdotas y experiencias.

Fotos significativas

Se hizo referencia sobre el trabajo desempeñado por Don Beto en las diversas fuentes, como son deportes, sociales, espectáculos, cultura, política y nota roja, por lo que se le cuestionó cuáles serían en lo personal sus tres fotografías más significativas, contestando: “No creo que haya alguna. Mi manera de pensar era tomar la fotografía, ver que se publicara y me olvidaba de ella, porque ya era historia. La fotografía, pienso yo, que para un periódico ya es historia y no debe uno quedarse contemplándola. A lo mejor sí hay satisfacción en ciertas fotos, pero así, para decir 'esta foto fue lo máximo que yo hice', yo pienso que no. Es un trabajo continuo y es entregarse a él”.

Trabajo histórico

A Don Beto, el que su trabajo sea parte de la historia de nuestro estado, le hace sentir una gran satisfacción al contribuir en que se difunda la historia, la tradición, la cultura de la entidad donde uno es originario. “Yo siempre he peleado que se publique mi material; que se me dé mi crédito, y con las mismas ganas de hace 48 años cuando se publicó mi primera fotografía, hasta hace un mes que se publicó la última”.

Última fotografía

Fue el pasado 29 de febrero que Alberto Herrera Pérez, Don Beto, se jubiló después de 36 años de laborar en su casa editorial y de 48 años de carrera profesional. Sobre su sentir sobre la última foto publicada, contestó con gran sentido del humor: “No hemos colgado la tablita. Todavía no siento que se haya publicado mi última fotografía, porque espero seguir publicando… a lo mejor ya no en el mismo medio, pero sí en otros medios. Pero sí se siente cierta nostalgia, más que nada el ver que se cierra una época, un ciclo, que en este caso sí fue bastante prolongado”.

Las buenas fotografías

Don Beto comentó que las buenas fotografías se buscan, y que hay que estar abiertos en todos los sentidos al entorno y tomar las fotos de lo que observemos como “algo diferente”, para posteriormente seleccionarlas y elegir si son publicables o interesantes. Sin embargo, cuando los eventos son programados, uno debe estar atento, porque en ocasiones salen “algunas cosas o situaciones” que no están “programadas” y hay que capturarlas.

Nuevas generaciones

El fotoperiodista comentó que las nuevas generaciones son buenas y animosas, pero que lamentablemente ya no practican la fotografía pura y se apoyan en la computadora y programas de edición, y al componerlas, quitarles, arreglarles, ya no es una fotografía “pura”, creando fotografías digitales. Sin embargo, considera que van bien encaminados y que son profesionistas que saben a dónde van y qué es lo que quieren.

Violencia

En los últimos tiempos los periodistas han sufrido censura, violencia, amenazas e incluso algunos han perdido la vida, lamentablemente. La falta de libertad de expresión ha sido evidente en algunas entidades del país. Al respecto, Don Beto comentó que cuando él vivió más intensamente el periodismo no había violencia y existía más respeto, compañerismo y apoyo a la prensa. En alguna ocasión solo sufrió alguna amenaza por alguna imagen capturada, pero que afortunadamente nunca fue de muerte, que nunca fue golpeado o llego a estar su familia en peligro.
Interesante la trayectoria de uno de los decanos del fotoperiodismo más importantes y queridos de nuestro estado. Escucharlo es aprender, y el conocerlo es admirarlo, es por eso que seguimos con la camiseta bien puesta, diciendo “#YoSoyBeto”.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.