Francisco Javier Meré Alcocer

Temporal Actualizada 29/06/2016 a las 08:28    
El Amor de los Queretanos a la Virgen María 


Cada año, desde 1886, el pueblo católico de Querétaro y de Guanajuato, pertenecientes a la Diócesis de Querétaro, acuden en Peregrinación a pie al Tepeyac a visitar a la Virgen Santa María de Guadalupe, en la casita que solicitó se le construyera en el Tepeyac la mañana del sábado 9 de diciembre de 1531, cuando le solicitó al indígena chichimeca, nacido el 5 de abril ó mayo de 1474 en el barrio de Tlayácac, Cuauhtitlán, Juan Diego Cuauhtlatoatzin, «Águila que habla», o «El que habla con un águila», según consta en el libro escrito en náhuatl “Nican Mopohua”, - aquí se narra- atribuido a Antonio Valeriano (1520?-1605?) que se refiere a “la casita sagrada de la Niña Reina allá en el Tepeyácac” y a las apariciones de la Virgen Santa María de Guadalupe, quien le dijo a Juan Diego: “Sabe y ten entendido, tú el más pequeño de mis hijos, que yo soy la siempre Virgen María, Madre del verdadero Dios por quien se vive, del Creador cabe bien está todo; Señor del cielo y de la tierra. Deseo vivamente que se me erija aquí un templo, para en él mostrar y dar todo mi amor, compasión, auxilio y defensa, pues yo soy vuestra piadosa madre, a ti, a todos vosotros juntos los moradores de esta tierra y a los demás amadores míos que me invoquen y en mí confíen; oír allí sus lamentos, y remediar todas sus miserias, penas y dolores. Y para realizar lo que mi clemencia pretende, ve al palacio del Obispo de México y le dirás cómo yo te envío a manifestarle lo que mucho deseo, que aquí en el llano me edifique un templo; le contarás puntualmente cuanto has visto y admirado, y lo que has oído”.
Los queretanos se caracterizan por su religiosidad mariana y guadalupana, quienes veneran a la Virgen Santa María de Guadalupe desde 1659, año en que el Bachiller Lucas Guerrero Rodea, Presbítero, vecino de la ciudad de Santiago de Querétaro, trajo una imagen de la Virgen Santa María de Guadalupe que colocó para su devoción en el Hospital de Nuestra Señora, fundándose posteriormente la Venerable Congregación Eclesiástica de María Santísima de Guadalupe, la que en mayo de 1680 terminó de construir el Santuario ubicado en la esquina de Pasteur y 16 de Septiembre, conocido como Santuario de la Congregación, construido y promovido por un grupo de sacerdotes diocesanos que se congregaron en el año de 1669, con la finalidad de promover la adoración de la Virgen de Guadalupe en Querétaro, siendo su fundador el Presbítero Don Lucas Guerrero y Rodea, segundo santuario que se le construyó a la Virgen Santa María de Guadalupe después de la Capilla-Santuario (capilla de indios) del cerro del Tepeyac, por lo que es, después de la Basílica de Guadalupe, inaugurada 34 años después del santuario de la Congregación, el más importante históricamente.
Los queretanos profesan un gran amor a la Santísima Virgen María, lo que ha motivado que dentro del territorio estatal se encuentren cinco Santuarios Marianos y se tengan tres diferentes advocaciones de la Virgen María como patrona de los queretanos;
La primera Patrona de Querétaro es la Virgen Santa María de Guadalupe, jurada patrona el 7 de diciembre de 1737 por el Alferés Real José de Urtiga y recibiendo el juramento el Vicario y Juez eclesiástico de Querétaro D. Juan de Izaguirre, recibiéndose la confirmación del juramento como patrona de Querétaro por el Papa Benedicto XIV en 1754.
La segunda patrona es la Santísima Virgen María en su dulce Advocación del Pueblito, de la que el mansionario Francisco Paulín G., señala en su libro “La Bula de Erección del Obispado de Querétaro, segunda parte”, (Editorial Jus, México, 1963), que “El origen más comúnmente reconocido de la Imagen de la Santísima Virgen del Pueblito es el de que un joven religioso del Convento de San Francisco El Grande de Querétaro, llamado Fray Sebastián Gallegos, quien en 1632 hizo una imagen de la Santísima Virgen María, de 50 centímetros de altura, que representa el Misterio de su Concepción Inmaculada, y la obsequió al Rev. P. Fray Nicolás de Zamora, Cura Párroco de la Parroquia de San Francisco Galileo, llamada después Santa María del Pueblito, colindante hacia el sureste con la ciudad de Querétaro. Este buen religioso no vaciló en colocar la Sagrada Imagen en el gran Cúe, templo idolátrico de los indios, quienes, a pesar de haber sido bautizados por los religiosos franciscanos, no abandonaban sus prácticas supersticiosas. Atónitos contemplaron los indios la Santa Imagen de María, la reverenciaron y -verdadera maravilla natural- gustosos abandonaron en poco tiempo la idolatría”. “Dejó el P. Zamora la Santa Imagen en una ermita y desde entonces comenzó la conversión rápida y sincera de los indios al Evangelio e inicióse la devoción cada día en aumento a la Madre de Dios en aquella Imagen, que por estar en un poblado pequeño, comenzó a ser llamada del Pueblito”. (sic)
“El 15 de enero de 1745 la gran Provincia Franciscana de San Pedro y San Pablo de Michoacán la juró solemnemente su Patrona Principal, lo que la S. Congregación de Ritos aprobó y confirmó el 28 de septiembre de 1787. Pocos años después de la Independencia Nacional, el 8 de agosto de 1830, el Gobierno Civil la juró también con gran solemnidad Patrona del recién constituido Estado de Querétaro. Por fin, el esclarecido Don Ramón Camacho, segundo Obispo de Querétaro, con su V. Cabildo Catedral, la juró patrona de su Diócesis el 13 de abril de 1875 y acordó celebrar anualmente su festividad, como se ha cumplido a la fecha. La Santa Sede ha confirmado este Patronato en el Calendario Perpetuo aprobado para la Diócesis el 2 de marzo de 1914, al darle por medio de la S. C. de Ritos el título de Patrona menos Principal.” (sic).
“Más faltaba tributarle los honores de Reina, así como elegirla Patrona Principal, con todos los requisitos canónigos pontificios. Ambas cosas se han hecho: lo que nuestros antepasados desearon ver y no vieron, la generación presente lo ha hecho cumplidamente. La Diócesis de Querétaro, por medio del Excmo. y Rvmo. Sr. Dr. D. Marciano Tinajero y Estrada, su dignísimo sexto Obispo (de santa memoria), coronó de oro a la Santa Imagen, en nombre y representación del Romano Pontífice Pio XII, en el inolvidable 17 de octubre de 1946” (sic).
“Finalmente, cumplidos los trámites canónicos de una elección popular entusiasta, con el consentimiento episcopal, la Santísima Virgen del Pueblito fue jurada Patrona Principal de la ciudad de Querétaro y de las Parroquias de El Pueblito, La Cañada y Hércules, el 17 de octubre de 1948, y S. S. Pio XII por Breve fechado el 11 de octubre de 1949, confirmó esa elección” (sic). Recordemos que el Exco. y Revmo. Sr. D. Francisco Banegas Galván, dignísimo quinto Obispo de Querétaro, obtuvo del Sumo Pontífice Pio XI, las letras apostólicas fechadas el 7 de junio de 1923, en las cuales autorizaba al Excmo. y Revmo. Sr. Dr. Leopoldo Ruiz y Florez, para coronar solemnemente la bendita imagen de Nuestra Señora del Pueblito.
La tercer patrona es Nuestra Señora la Virgen de los Dolores de Soriano, cuya imagen fue colocada en 1693 en la Misión de Zimapán, Hidalgo, por Fray Felipe Galindo, siendo trasladada por Fray Esteban de Mendoza, el 24 de Julio de 1703, a la misión de Maconí, en la Sierra Gorda queretana, misión destruida por los indios, quedando la bendita imagen sepultada por los escombros por algunos años, conservándose milagrosamente, siendo rescatada y trasladada la imagen a la misión de Santo Domingo de Soriano, Colón, en 1705, por el fraile dominico Luis de Guzmán, construyéndose en 1880 el magno templo neoclásico en honor a Ntra. Sra. a un lado de la misión de Santo Domingo por el señor cura de Colón Don Román de la Vega, a donde se traslada la imagen en 1890, imagen que fue coronada como patrona de la Diócesis el 7 de febrero de 1964, por el séptimo obispo de la Diócesis de Querétaro D. Alfonso Toriz Cobian, en nombre de Su Santidad Paulo VI.
Comentarios al Margen: La columna “Queretalia” de Andrés Garrido del Toral señala en el periódico “Plaza de Armas” del pasado 27 de junio: “Mi tierra tiene dos grandes advocaciones de la Virgen María que la perrada confunde a menudo: la de Soriano que es Patrona de la Diócesis y la de El Pueblito que es Patrona de la ciudad de Santiago de Querétaro, ¡donde ella no radica! Ella, la virgen puebliteca, radica de manera permanente en la cabecera municipal de Corregidora.” (sic), Sr. Cronista no sea de la “perrada”, los queretanos tenemos a la Virgen María como patrona en tres diferentes advocaciones.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.