Especiales de Domingo

El Querétaro tradicional

QUERETALIA

El Querétaro tradicional Actualizada 03/07/2016 a las 08:51    
Me lo presentó Lalo Rabell en mi oficina, inmediatamente me cayó bien porque sentí en él una buena vibra que te da “Él es Dios y la Santa Cuenta”, grito de guerra de nuestros concheros de La Cruz, los fundadores de “la palabra”, que es un sincretismo entre lo pagano y lo profano, entre los dioses de los antiguos aztecas y chichimecas y el cristianismo.
Después lo oí disertar con categoría y didáctica en una conferencia que impartió en “Encuentros Queretanos”, organizados por la dinámica delegada del Centro Histórico, Fátima Yadira Montes Fraire. Me terminó de ganar ese hombre enigmático, pero sencillo, afable y amable, al que yo había editado en la colección de “Personajes de la Vida Cotidiana, Siglo XX”, a petición del inteligente Edgardo Moreno Pérez.
Ha visto durante 50 años los cielos más puros y azules de nuestro estado, desde los imponentes campanarios de nuestros templos, vagando entre el cielo y el suelo, aspirando toneladas del maligno guano execrado por las palomas que alegran el ojo, pero matan a la cantera y a la maquinaria de los relojes monumentales. Me refiero a Manuel Escoto Patiño.
Las sirenas de Tilaco
Olvidarte sería una cobardía,
Yo quiero recordarte sin que me duela.”- La Peregrina a Carrillo Puerto.

Nacido Manuel Escoto en Santiago de Querétaro el 23 de febrero de 1951, en las calles de Allende y Ribera del Río cuando todavía este cuadro de la ciudad pertenecía al barrio de Santa Ana, quien ha realizado una importante labor en beneficio de las artes y cultura de Querétaro, la que a continuación se detalla:
1.- Descubrió que el auténtico reloj fabricado por Ignacio Mariano de Las Casas no está en el templo de Santa Rosa de Viterbo, desconociéndose su paradero; a lo que dedicó varios años de investigación para ubicarlo, en tanto que en el templo de la Compañía de Jesús, Parroquia de Santiago, encontró un ejemplar de manufactura de tan singular arquitecto queretano que puede ser al que la conseja popular ubicaba en Santa Rosa, mismo que ha restaurado y puesto en funcionamiento, a lo que se adjuntaron las pruebas pertinentes. Descubrió que ni la maquinaria ni las carátulas que durante muchos años estuvieron en Santa Rosa de Viterbo eran las originales, sino de los años sesenta del siglo XX.
2.- Ha reparado desde hace 52 años los relojes públicos más importantes de Querétaro, como son los de San Francisco, Santa Rosa de Viterbo, Santiago, La Cruz, Basílica de Soriano, San Miguel Huimilpan, San Pedro Tolimán, La Casa de los Leones, San Pablo Tolimán, Santuario de El Pueblito, San Felipe Neri y muchos otros más. Todos estos relojes fueron abandonados y destruidos -con excepción del reloj de San Francisco- durante medio siglo, restaurándolos para dejarlos en su estado idóneo con sus sonidos originales.
3.- En toda su obra de restauración ha observado una gran minuciosidad y sentido artístico para que las maquinarias queden como eran originalmente fueron, actuando con rigor técnico y artístico, al grado que el INAH aplaude sus trabajos. Esta es la razón por la cual ha sido reconocido y acreditado como uno de los dos mejores restauradores de relojes monumentales en Querétaro.
4.- Su amor por la tradición queretana le ha llevado a no sólo incursionar, sino a formar parte de Mesas de Concheros, siendo uno de éstos.
5.- En ese orden de ideas, plasmó los conocimientos recibidos en dos libros que tituló, el primero “Los Concheros, la otra realidad”, y el segundo “Entre Concheros curanderos, brujos y nahuales”, que son una verdadera joya para el estudio antropológico de Querétaro que no se queda en lo que todos vemos de la danza autóctona, sino que gastó muchos de su vida en el por qué y para qué de todo el ritual y magia. Tiene en preparación “Andanzas de un Conchero que desafió el abismo” y “El costumbre del baño ritual de temazcal de los antigües”.
6.- Incansable en sus andanzas, es investigador de costumbres, leyendas y tradiciones de nuestra tierra, información que ha dado a conocer en múltiples charlas y conferencias magistrales avaladas por la Universidad Autónoma de Querétaro.
7.- Es miembro fundador y vitalicio del Centro Cultural Chichimeca de Querétaro, AC, organismo que agrupa a las diferentes mesas de concheros danzantes, con el objeto de preservar y difundir las tradiciones, conocimientos y danzas de concheros, pues estos últimos y la orden franciscana son las agrupaciones sociales más antiguas vivas de nuestra ciudad.
8.- Ha rescatado y preservado la memoria histórica, antropológica, sociológica y artística de la ciudad de Santiago de Querétaro, habiendo recopilado documentos y tomado una gran cantidad de fotografías, trece mil, que está dispuesto a donar en cualquier momento a una institución seria que las preserve, conserve y difunda, para crear tejido social.
Qué bueno que el Ayuntamiento encabezado por el licenciado Marcos Aguilar Vega lo homenajeará el 25 de julio de este año, en un acto de gratitud colectiva. Enhorabuena al señor munícipe y a los regidores de la Comisión de Educación y Cultura por su sensibilidad.
La casa de los perros
Las grandes obras, las que permiten que alguien quede en la memoria colectiva, son muchas veces rechazadas por la generación o los afectados inmediatos en el tiempo que esa obra se concibió o se realizó. Marcos Aguilar Vega, talentoso queretano, pudo haber nadado de a muertito y dejar pasar y dejar hacer, sin meterse en mayores embrollos, pero su  espíritu y personalidad de Quijote y polemista no le iban a permitir estar ocioso o de espectador en un Querétaro que se nos puede ir de las manos, y emprendió acciones -muchas veces ingratas- que aseguran el futuro de las generaciones que vienen. Hoy quiero felicitarlo por su valor para retirar, con el auxilio de la fuerza pública, a quienes sedujeron entre el año 1997 y el año 2000 al alcalde Garrido Patrón para que les fabricara y entregara en comodato carros de metal para instalarse en el perímetro del bicentenario parque principal de mi ciudad. Ya luego el munícipe Pancho Domínguez les construyó el techo y una nueva reja con la mentira de que allí se vendían artesanías, como si los queretanos no supiéramos en nuestras peregrinas caminatas que desde 1991 dejaron de ofrecer eso y que en dicho lugar lo que imperaba era la piratería, contrabando y mercancía robada, hasta llegar al colmo en los últimos años: ¡prostitución infantil y venta de drogas al menudeo!
Los usufructuarios de los puestos ya no estaban atendiéndolos, pues tenían de cinco a diez, y los dejaban en manos de arrendatarios o empleados sin ninguna prestación laboral. La mala calidad de los atractivos productos electrónicos -de dudosa procedencia- provocaba que los ingenuos marchantes fueran a reclamar la devolución del dinero o la reposición del artefacto marca “Capulina” y que se negaran a hacerlo, llegando incluso a los golpes del pobre comprador. El lugar ya no era de buenos y honestos mercaderes, sino de líderes asociados con mafias de todo tipo, hasta de contrabandistas chinos que meten sus porquerías de producto por el puerto de Manzanillo. Mi alcalde tuvo esos pantalones para expulsar a esos malosos, prometiendo devolver su licencia (en otros lugares) y mercancía a quien acredite que la adquirió de manera legal. Las consecuencias mediatas serán de dignificación de la ciudad patrimonio de la Humanidad, pero molestas las inmediatas para quienes sufriremos el coletazo de la mafia chilanga y extranjera que controla a esos pseudo líderes y pseudo mercaderes, que ni impuestos pagan. Yo sé que en la época de mayor crisis económica, como la vivida en el segundo trienio del gran gobernador Enrique Burgos García, se dio el consejo de no perseguir tanto a la informalidad por la falta de creación de empleos a nivel nacional y que se tuviera sensibilidad para con los jefes de familia ubicados en un verdadero estado de necesidad: pero no solapar a unos burdos hamponcetes que quieren quitarnos lo que es de todos.
Felicidades también al gobernador y a su equipo de seguridad por el apoyo prestado al presidente municipal en este dispositivo que resultó un éxito colectivo. Lo que me llama la atención es que los señores secretarios de seguridad pública no requirieron el auxilio de fuerzas federales para actuar la madrugada del 19 de junio de 2016 en la Alameda, y eso que había de por medio delitos federales como el contrabando, venta de armas y venta de droga en gran escala de distribución para el narcomenudeo. No rotundo a la intención de tirar la barda de la Alameda. Ésta respeta el proyecto original de bardado que nos legó Manuel Septién y que no se llevó a cabo por la guerra de independencia. Violaciones y asaltos eran comunes allí antes de 1988 en que se remodeló el parque. No hay por qué abrir otro frente ante la inseguridad. Les vendo un puerco avaricioso, insalubre, pornográfico, ilegal, inmoral y que engorda (no él, a usted amigo lector).
La Santa que andan buscando en el municipio es a Santa Rosa Jáuregui. A ver si la encuentran.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.