Francisco Javier Meré Alcocer, Ph. D.

Temporal 05/07/2016 a las 07:25    

Obras Públicas en Querétaro con Despilfarro de Recursos Públicos

Es responsabilidad de todos los profesionistas aplicar sus conocimientos en beneficio de la sociedad. Imagínese estimado lector que al transitar por la calle observa a una mujer que camina sobre la banqueta y lentamente se sienta y al observarla detenidamente se da cuenta que está embarazada y que debajo de ella escurre un líquido, lo que es síntoma de que se le rompió la fuente y está en proceso de dar a luz, si usted es un médico tiene la obligación ética de bajar de su auto y atenderla, y si no lo es médico, su obligación moral es hacer lo necesario para que sea encaminarla a un centro de atención como sería un hospital, clínica, sanatorio o consultorio. Ahora imagínese que usted es profesionista de la construcción y al transitar por la ciudad observa que se están ejecutando obras públicas, su obligación ética es cuestionarse sobre si la obra está bien diseñada y tiene beneficios reales para la ciudadanía, en caso contrario tiene la obligación moral de emitir su opinión para evitar el despilfarro de recursos públicos.
La ciudad de Santiago de Querétaro tiene muchas carencias por falta de obras públicas congruentes con la realidad urbana, es normal transitar sobre calles y banquetas destrozadas llenas de topes, lo mismo en el casco histórico que en cualquiera de sus delegaciones, es normal que con cualquier lluvia aparezcan grandes concentraciones de agua que los servidores públicos minimizan al considerarlos “encharcamientos”; no es posible que ahora hasta el boulevard Bernardo Quintana se inunde por la construcción de un puente que se realiza por capricho de alguno o varios servidores públicos estatales en su cruce con avenida Universidad, puente que no tendrá ninguna utilidad real para los ciudadanos y con un costo de más de doscientos millones de pesos que debieron utilizarse para mejorar las condiciones de bienestar de los ciudadanos más necesitados. La única utilidad real del puente será para los constructores y para quienes proyectaron y autorizaron la obra, puente que el ciudadano común lo ha bautizado como “del 2018”, porque cuando se termine de construir pasarán dos mil vehículos por arriba y dieciocho vehículos por debajo, estos dieciocho vehículos son los mismos que actualmente toman el puente del retorno aledaño a la avenida de los arcos en dirección al tanque del agua. Cuando se termine la obra para que puedan cruzar el puente los dieciocho vehículos que transiten por avenida universidad tendrán que hacerlo mediante la instalación de semáforos para evitar accidentes con los vehículos que transiten por las laterales del boulevard.
No se puede continuar con la mentalidad de que al ser nombrado servidor(a) público por quien obtuvo la mayoría de votos para administrar el país, un estado o un municipio, el servidor público recibe implícitamente todos los conocimientos existentes para desempeñar su servicio público, lo que los capacita, los faculta y les da la razón para hacer con los recursos públicos propiedad de los ciudadanos lo que se les ocurre, ni tampoco se puede continuar con el adagio popular: “entre más obras más sobra”. La corrupción incluye el desempeñar un cargo como servidor(a) público obteniendo un jugoso salario por un trabajo que se desempeña con incapacidad y con derroche de recursos públicos.
Los habitantes de Querétaro debemos conocer porqué se malgastan nuestros impuestos en obras públicas mal fundamentadas, construidas por capricho de los actuales servidores públicos que con sus acciones demuestran que carecen de los más mínimos conocimientos de ingeniería de tránsito, tanto ellos como sus asesores, además de no generar ningún beneficio para la circulación la obra modificó la imagen urbana y tapó la isóptica del acueducto a los ciudadanos que transitan en sentido Plaza del Parque hacia Constituyentes. Cuando se ponga en operación la multicitada obra influirá en el incremento del malestar ciudadano y en acciones de gobierno.
El pasado primero de julio, Día del Ingeniero, el Gobernador del estado solicitó a los profesionistas que tuvieran ojos críticos para que las acciones de gobierno fueran congruentes con las necesidades ciudadanas, por lo que haciendo eco en su solicitud presentamos estos comentarios. Debemos escuchar la opinión de todos los interesados en resolver la problemática urbana de la ciudad y del estado, sin tintes políticos, para encontrar propuestas concretas y resultados efectivos, a pesar de las diferencias ideológicas, de opinión y de pasiones, por el bien de Querétaro en beneficio de quienes habitamos el estado. Pero no solo existe despilfarro de recursos en la construcción del puente del 2018, hay muchos otros caprichos como la obra que se ejecuta en el jardín Zenea, donde se malgastan veintitrés millones de pesos en destrozar la mitad del jardín y el tramo de calle correspondiente a la Av. Madero, obra cercada con hojas de triplay a las que la semana pasada se le puso una escenografía de muro verde con costo de varios miles de pesos para evitar que se sigan expresando el malestar ciudadano en el muro. Este jardín ha tenido muchas modificaciones y estaba muy presentable, por lo que su destrozo y “remodelación” no produce ningún beneficio colectivo salvo para quienes obtuvieron el contrato, para quienes lo proyectaron y para quienes lo autorizaron. Jardín que contaba en sus cuatro esquinas con cuatro jarrones importados preciosísimos, desapareciendo dos de estos en dos remodelaciones, lo que esperemos no se vaya a repetir. Los actuales servidores públicos tienen la obligación de cuidar los recursos económicos que pagamos los ciudadanos vía impuestos.
Pero no solo el estado derrocha recursos en obras inútiles sin beneficios para la ciudadanía, los actuales servidores públicos del municipio de Querétaro despilfarran también recursos públicos; un ejemplo es el retiro del adocreto de las banquetas aledañas a la fuente de los balones que se ubica en el lado sur de Av. Pasteur y la carretera panamericana, adocreto que fue cargado en varios camiones desapareciendo del lugar, tal vez para ser utilizado en alguna propiedad de algún servidor público, en su lugar se colocaron lozas irregulares de menor calidad con pésimo acabado, además se colocaron piedras brazas sueltas similares a las que se utilizan en los cimientos en el jardín frente a la fuente a un lado de la banqueta de pésimo gusto. Adivine de cuantos millones fue el despilfarro en esta fuente, y por qué nadie de la legislatura actual cuestiona las citadas obras.
En el manejo de los recursos públicos como en la política la forma es fondo y el resultado debe ser el beneficio real de la ciudadanía. Los recursos públicos deben administrarse por las autoridades legalmente electas para beneficio de la colectividad y no pueden malgastarse en obras que no proporcionen beneficios colectivos. Esto obliga a los responsables del gasto a informar con claridad a la ciudadanía antes de la construcción de una obra, del uso que tendrá y de los beneficios reales que proporcionará. Existen obras propuestas como la instalación de parquímetros en el casco histórico que solamente benefician a los que autorizaron su instalación y a quienes los operaran, lo que ha sido cuestionado por los comerciantes del centro que están en contra de su instalación, lo que representa otro despilfarro de recursos públicos. No es posible contar con servidores públicos municipales autistas que no escuchan el sentir y las demandas ciudadanas y ahora el Cabildo les autorizó vender 111 predios para seguir malgastando recursos, al no haberse informado con claridad en que se utilizarán, quienes deberían vender el lienzo charro heredado de la pasada administración.
El manejo de los recursos públicos estatales demanda inversión proporcional en cada una de las regiones del estado en relación directa al número de habitantes y a la falta de inversión en el pasado, para que todos los habitantes del estado tengan similitud de servicios públicos, lo que reducirá la gran brecha existente entre el nivel de vida de las regiones con la capital estatal.
El Valle de Querétaro demanda un desarrollo regional sustentable en beneficio de la población sin importar su nivel económico, social y su ubicación geográfica, para crear la infraestructura necesaria que permita el mejoramiento del nivel de vida de las zonas más desfavorecida, como lo es la construcción de hospitales, escuelas, electrificación, introducción de agua potable y drenaje, mejoramiento de transporte público, vías de comunicación, calles y banquetas, pares viales, etc. El valle demanda la construcción de obras de beneficio colectivo de calidad, construidas sin dispendio, al menor costo posible y cuidando del presupuesto, para el mejor aprovechamiento de sus beneficios y de la sociedad queretana, conservando su identidad y su cultura regional particular.
El valle demanda la construcción de grandes vialidades primarias y vías alternas que formen pares viales capaces de soportar el tráfico vehicular actual y futuro con sentido humano, con armonía, sensibilidad y paisaje urbano, sin dobles pisos ni grandes planchas de asfalto y concreto, acordes a la arquitectura de la ciudad colonial de Santiago de Querétaro; pares viales de dobles sentidos que permitan el rápido desplazamiento entre las diversas zonas desarrolladas del valle, así como la construcción de distribuidores viales capaces de conducir el tráfico a las vialidades primarias.
Las obras viales dentro del valle deben construirse con sentido humanista, con estética, con ingeniería de punta, con la armoniosidad que permita disfrutar la arquitectura regional, donde existan glorietas, fuentes, áreas verdes, esculturas, monumentos y amplias banquetas, es decir, grandes paseos urbanos armoniosos que permitan el libre tránsito con un tráfico fluido, sin topes, con imagen urbana, no largos puentes de capricho sin beneficios. El valle demanda distribuidores viales integrales y avenidas que permitan el tránsito ordenado. Comentarios de esta columna al correo electrónico temporal_franxama@hotmail.com

 

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.