Francisco Javier Meré Alcocer

Temporal Actualizada 13/07/2016 a las 08:11    
Francisco Javier Meré Alcocer

Francisco Javier Meré Alcocer


Despilfarro de Recursos en la Obra Pública




El pasado 5 de julio comentamos el despilfarro de recursos en obras públicas del estado construidas por capricho como la construcción en el boulevard Bernardo Quintana del puente del 2018 en su cruce con avenida Universidad, el cual cuando opere no proporcionará ningún beneficio real a la ciudadanía, puente que haciendo honor a su nombre permitirá el paso de dos mil vehículos por arriba y dieciocho por debajo, lo que incrementará el malestar ciudadano y obligará al titular del gobierno del estado a modificar su equipo para evitar se continúe con el despilfarro de recursos públicos propiedad de la ciudadanía en obras sin beneficios. Obra de la que nos hacemos varias preguntas: ¿Dónde están el Estudio de Impacto Ambiental, el Estudio de Impacto Vehicular y el Estudio de Ingeniería de Tránsito?, ¿Quién autorizó dichos Estudios?
El pasado 7 de julio como resultado de acciones insensatas de constructores, seguramente respaldadas por los servidores públicos que autorizaron el despilfarro de recursos públicos en la innecesaria “rehabilitación” de la mitad en el jardín Zenea, un frondoso árbol que se encontraba en la esquina nororiente de la jardinera que se demolió frente al andador de 5 de Mayo, fue derrumbado por acciones aún no aclaradas. ¿Quién permitió y autorizó semejante daño ecológico en el jardín principal de Santiago de Querétaro?, ¿Dónde está el Estudio de Impacto Ambiental?, ¿Quién autorizó el Estudio?
Según declaraciones de servidores públicos el árbol se cayó por causas naturales. Por supuesto que el árbol cayó por “causas naturales” después de demoler la jardinera a su alrededor y de excavar y retirar el material que ahí se encontraba, ya que ningún árbol por muy sano que esté con las raíces descubiertas y destrozadas puede permanecer de pie, lo que nos recuerda el derribo del inmenso árbol que se encontraba en el camellón de la avenida Corregidora pasando el cruce con la avenida Universidad, el que un día amaneció “enfermo” por causas naturales y fue retirado por razones aún no aclaradas, tal vez por caprichos de servidores públicos de una pasada administración para que no obstruyera la isóptica de la fuente construida en el cruce de las avenidas que fue remodelada. En el pasado varios servidores públicos incapaces que despilfarraron recursos públicos cayeron por causas naturales, adivine cuando será la próxima caída.
Hoy lunes un mesero de un restaurante de Constituyentes que vive cerca de Satélite me comentó “yo lo leí la semana pasada, escriba solicitando a los del gobierno que hagan obras para los pobres, de mi casa a mi trabajo lo único que veo es la obra de la calle de Hidalgo, para que sirve”. “donde yo vivo las calles son de terracería y no hay obras públicas”
La obra de la calle de Hidalgo conocida como Paseo del Estudiante según comentarios emitidos en los medios de comunicación por servidores públicos que proyectaron y contrataron dicha obra, será según sus dichos, para que los estudiantes puedan caminar con seguridad. Yo me pregunto cuántos estudiantes caminarán con seguridad ya que la inmensa mayoría de los estudiantes que acuden a las diversas escuelas y facultades que se ubican en el cerro de las campanas no viven en el centro de la ciudad de Santiago de Querétaro y nunca transitan por Hidalgo, obra que parece ser otro despilfarro de recursos públicos que está afectando a los comercios y habitantes de la avenida y a los que transitan por la zona, como me comentó un lector que me envió un correo donde me señala: ”leí su columna y le faltó lo de la calle de Hidalgo, imagina cuantas personas usamos esta calle, tan solo en el tramo de 5 de Febrero a Tecnológico está la UAQ con varias facultades, la secundaria 1, guarderías, y de 4 carriles que tenía la calle van a reducir solo a 2, ¡uno de ida y uno de vuelta! Cuál es el beneficio? Agregue camión más los que se paren a dejar niños en la escuela, ¡caos total!, yo llevo a mi hijo a la UAQ y a otro a la secundaria. ¡La mayoría de los alumnos llegan en camión o los llevan sus papas en carro, quien va a caminar! Las banquetas solo servirán para instalar a los ambulantes de la alameda. Y la otra el dichoso carril para bicis en Universidad que solo estorba y no conformes lo rehicieron unas tres veces por lo menos, ¡yo lo viví!! Haber porque no lo hicieron por donde está el jardín donde no estorbaba a nadie, ni al comercio que ha sido muy afectado. Bueno fue la pasada administración pero igual un despilfarro que aumentó el tráfico y la contaminación, siga haciendo eco y dígales que lo corrijan con el dinero que están tirando en Hidalgo” sic.
Es muy recomendable que los servidores públicos que proyectaron y contrataron esta obra muestren a la ciudadanía los estudios de movilidad y de impacto ambiental de la obra, así como los estudios donde se muestre la cantidad real de estudiantes que viven en el centro de la ciudad que caminan por la calle de Hidalgo para asistir a las centros educativos del cerro de las campanas.
Acotaciones al Margen: Es de bien nacidos reconocer las obras que se realizan para beneficio de la ciudadanía, el pasado 6 de julio asistí a la puesta en marcha de la obra municipal para reacondicionar el templo de Santa Clara de Jesús, lo que permitirá rehabilitar uno de los templos más hermosos de la ciudad.
Comentarios al correo electrónico temporal_franxama@hotmail.com

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.