Sabino Medina

Desde los Balcones Actualizada 30/11/2016 a las 08:33    
Sabino Medina

Sabino Medina

LA SUCESION PRESIDENCIAL MAS PQLOMEADA DE LA HISTORIA

Nunca, como ahora, estuvo más incierto el panorama nacional de la política mexicana; y no es para menos, veamos por qué:
El ascenso al poder de la Casa Blanca en EU, de Donald Trump, arroja un manto espeso de zozobra social e inestabilidad política en el mundo entero. El polo imperialista más importante de la economía mundial parece haber arrojado a la basura histórica todos los esfuerzos realizados de negociación internacional que, si bien no aliviaban del todo las contradicciones del capitalismo, al menos le permitían y le ofrecían un espacio y un término más de sobrevivencia, no sin borrascas y algunas tempestades localizadas de violencia social en distintos puntos del mapa mundial.
Reducir los precios a más de un 50% del petróleo mundial, principal fuente de materia prima de todas las ramas industriales, no fue poca cosa. Ello se refleja en igual medida en la reducción de los costos de producción y, consecuentemente, sino en el incremento de la cuota de ganancia, al menos sí en la valorización y reproducción de más capital accionario y de todo tipo que presiona, cada ves más, por dividendos en los países desarrollados y en los que no lo son, pero que pagan ingentes dividendos por sus acrecentadas deudas externas con el crédito mundial a todo nivel.
Esas fuerzas ultramontanas echaron abajo la política conciliadora y de reformas del capital, que no consienten que los capitales más parasitarios, como el inmobiliario, tuvieran que frenar sus especulaciones y plegarse al funcionamiento real de producción de valor capital que sólo tiene lugar en la producción industria y no en el comercio, en donde los que pierden algo, lo ganan otros, sin que se incemente la ganancia a repartir.
Una cosa es pelearse y pretender suprimir el intercambio mundial, y otra es la venta de ese inmenso océano de mercancías de consumo y de mercancías para la producción, que no puede devorar la economía que las produce.
En este escenario irrumpe un nuevo, desconocido e improvisado político, enarbolando una seria de absurdos y contrasentidos económicos que no se sabe qué cabezas le aconsejan la destrucción mundial del sistema del que emerge y en que ha engordado.
En esas condiciones, nuestros políticos nacionales emergentes, como muchas otras capas oligárquicas nacionales, actuantes y vigentes en América Latina, se ven metidos de pronto en este desconcierto capitalista, como si le faltaran al sistema contradicciones internas, como lo son todas las que se viven y se suman en Inglaterra, Alemania, país éste último cuyo banco principal, se dice, soporta un endeudamiento de más de 40 billones de dólares, que ni siquiera Norteamérica soporta, pero si el sistema mundial, origínese ese déficit donde se origine, hasta el día en que llegue el colapso y nos alcance.
Frente a esto, ¿qué importancia tienen nuestras elecciones? Somos si acaso, una pieza insignificante del complejo económico mundial, pero por nuestra ubicación estratégica, cerca de EU, le somos sobradamente estratégicos desde cualquier punto de vista que se le quiera ver.
La tecnocracia mexicana se hizo del poder, por el circulante parasitario que representara el valor de la droga y su capitalización parasitaria interna e internacional, luego ésta pacto el libre comercio y la privatización, con endeudamiento internacional, de casi todas sus fuerzas productivas, lo que significara pagos anuales cuantiosos y más deuda a cuenta de la transferencia del PIB nuestro a las cuentes de las matrices bancarias que luego desembocarían en el Fobaproa y el IPAB, aunque con ello se engolosinaran pequeños grupos, soñando formar parte algún día de ese capitalismo, al que pronto veremos expulsando mano de obra barata, por millones de mexicanos, eso dice el nuevo Tío Sam de oscuros orígenes teutones.
Y la política nacional y los partidos, ya ni hablar de los sindicatos, se debilitan y dejan de existir estos últimos, en aras de los más bajos salaros mínimos del mundo, sin que unos y otros logren entrar en “razón” y en la sensatez más elemental.
Por eso el PRI ya inició anticipadamente el palomeo de la sucesión presidencial, a donde arriba como pieza clave, Luis Videgaray, el político más visionario de la historia desde los viejos tiempos de don Lorenzo de Zavala, el que viendo la debacle social y política de don Vicente Guerrero, ex gobernador por cierto de EDOMEX y el triunfo de los conservadores clericales de siempre, comandados por Alamán, optara por pasarse a las filas de los texanos que iban a hacerse de uno de los territorios más ricos de la naciente Unión Americana; después vendría lo peor en que México perdiera el resto de los territorios, como un costo histórico de que España le hubiera apostado todo a los metales preciosos, como moneda de cambio y de valor de aquel mercantilismo feudal, la mixtura económica que todavía hoy os agobia.
¿Qué salida tiene nuestro país? La que sea la tendrá, de eso no hay duda.
¿Qué salida tuvieron China y la India, las colonias africanas y la propia Australia? La historia no se particulariza, ni se reduce a pequeños espacios geográficos; abarca mundos enteros de pueblos con su propia historia; pero a la que el torrente de las fuerzas mundiales empujan casi siempre sin que lo advirtamos. Este es uno de esos momentos y la lucha ya empezó, como lo vamos a ver en la propia Norteamérica, ¿De qué manera? No lo sabemos; pero la contradicción imperialista está sembrada y las condiciones llegarán para que se manifieste su fuerza de cambio a todo lo que den esas fuerzas.

El palomeo de la política nacional es lo de menos, la recua camina sola aunque los burros se vayan echando a la orilla del camino y alguos rebuznen sin saber a qué y para qué.

Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.

© Plaza de Armas