Eficientar gasto para beneficiar a la población, meta de Presupuesto 2016, informa SHCP

NOTIMEX Actualizada 30/06/2015 a las 20:31    
.  NOTIMEX

. NOTIMEX

La nueva estructura programática que se utilizará en el Presupuesto de Egresos 2016, con enfoque base cero, permitirá orientar los recursos públicos al logro de resultados, tener un mayor impacto en el bienestar de la población y hacer un uso eficiente del gasto público.

Con la estructura que el gobierno federal entregó hoy a la Cámara de Diputados, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) el gobierno de la República reitera su compromiso de proteger la economía de las familias mexicanas, a través del manejo responsable y prudente de las finanzas públicas.

De acuerdo con la SHCP, presupuesto base cero significa que cada uno de los programas presupuestarios en los que se ordena el gasto público, deberá justificar su existencia y los recursos que se le asignen.

Asimismo, tendrán que pasar por un análisis sobre su contribución a los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo, sobre su desempeño y su utilidad social, con lo cual el Ejecutivo federal abandona la dinámica inercial en la organización de los programas presupuestarios del gobierno federal.

De acuerdo con la dependencia, los objetivos centrales del presupuesto con enfoque base cero, son alinear el gasto público de mejor manera, a las metas y objetivos del Plan Nacional de Desarrollo.

Además de gastar mejor y con mayor agilidad cada peso de la administración pública federal; poner en marcha medidas de austeridad para disminuir los gastos de operación del gobierno federal; establecer prioridades a los programas sociales y productivos, además de continuar con la inversión en infraestructura.

La dependencia explicó que la Estructura Programática no es más que la “arquitectura” de los programas de gobierno, es decir, la relación del total de los programas, así como la forma en la que están organizados y distribuidos.

De esta forma, se permite ordenar y clasificar las acciones de los responsables de ejercer el gasto para delimitar su aplicación y conocer el desempeño esperado en la utilización de los recursos públicos.

De acuerdo con el subsecretario de Egresos de la SHCP, Fernando Galindo, el primer paso del presupuesto base cero es determinar la eficiencia de cada programa, la utilidad y el funcionamiento de cada uno para después pasar a la asignación presupuestal.

De esta forma, la estructura programática para 2016 propone una disminución de 26 por ciento en el número de programas presupuestarios, a través de la fusión, eliminación, creación y re sectorización de los programas.

Respecto de los ramos bajo control del gobierno federal, y para la integración de la propuesta de Estructura Programática 2016, se llevó a cabo un análisis de los 818 programas presupuestarios con los que cuentan actualmente los ramos administrativos y las entidades de control directo, con el fin de identificar complementariedades, similitudes y/o duplicidades en los objetivos y alcances.

Como resultado de ello, el número de programas presupuestarios se redujo a 605, lo que representa 26 por ciento menos con relación a la estructura programática de los ramos administrativos y las entidades de control directo en 2015.

Así, 261 programas presupuestarios se fusionaron en 99; se re-sectorizaron siete; se eliminaron 56 y se crearon cuatro nuevos programas presupuestarios.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público subrayó que solamente puede proponer modificaciones al gasto de la administración pública federal, por lo que este análisis se realizó únicamente a los programas presupuestarios que se encuentran dentro de los ramos del Poder Ejecutivo.

La nueva Estructura Programática, de acuerdo con la dependencia, permitirá orientar los recursos públicos al logro de resultados, tener un mayor impacto en el bienestar de la población y hacer un uso eficiente del gasto público.

En ese sentido, se destacan que en materia educativa se crea el Programa Nacional de Inglés y el Programa Nacional de Convivencia Escolar con el objeto mejorar la calidad de la educación y prevenir la violencia dentro de las escuelas del país.

Además, se consolida el Programa de la Reforma Educativa con todos los programas de infraestructura que maneja la Secretaría de Educación Pública (SEP) para abatir el rezago en infraestructura y fortalecer la autogestión de las escuelas.

Se fusiona el Programa de Apoyo Alimentario, que contribuye a mejorar el acceso a la alimentación de las familias en condición de pobreza, con Prospera, Programa de Inclusión Social, el cual otorga apoyos en efectivo y en especie para mejorar su alimentación, salud y educación.

El Instituto Nacional de la Economía Social, que actualmente se encuentra en la Secretaría de Economía, se re-sectorizará a la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) fusionándole el Programa de Opciones Productivas, con el fin de articular y promover que las personas en situación de pobreza cuenten, en una sola instancia, con acceso a recursos que les permitan desarrollar proyectos sustentables y productivos que mejoren su calidad de vida.

Además, se crea el Programa de Apoyo a Pequeños Productores que focalizará recursos para mejorar la productividad de pequeñas unidades de producción, de subsistencia o autoconsumo para que en el mediano plazo los productores rurales puedan migrar a una agricultura que genere excedentes comercializables y mitigar así el desequilibrio regional.

En materia de Desarrollo Territorial y Urbano se crea un Programa de Infraestructura, que engloba diversos programas (Hábitat, Fomento a la Urbanización Rural, Rescate de Espacios Públicos y Reordenamiento y Rescate de Unidades Habitacionales) que proveen obras de mejoramiento del entorno urbano, vivienda y acciones sociales que atienden el desarrollo comunitario.

A dicha fusión, se incluye el Programa para el Desarrollo de Zonas Prioritarias (actualmente a cargo de Sedesol), el cual se enfoca en localidades en situación de pobreza con atención en mejoramiento de la vivienda e infraestructura social.

Y se establece el Programa de Subsidios en materia de seguridad pública con el fin de agilizar la transferencia de apoyos a las entidades federativas y municipios, hacer más eficiente el uso de los recursos públicos y evitar duplicidades en la implementación de las acciones.

Para ello se fusionan los programas “Otorgamiento de subsidios en materia de seguridad pública a entidades federativas, municipios y el Distrito Federal” y “Otorgamiento de subsidios para las entidades federativas para el fortalecimiento de las instituciones de seguridad pública en materia de mando policial”.

El documento enviado a la Cámara de Diputados incluye un apartado que explica y detalla las modificaciones realizadas a los programas presupuestarios de las dependencias y entidades del gobierno federal que se integran en la Estructura Programática.

El objetivo final, de acuerdo con Galindo, es reiterar el compromiso del Gobierno de la República por proteger la economía de las familias mexicanas a través del manejo responsable y prudente de las finanzas públicas.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.