Sufre el peso por el Brexit, pero parece que ya pasó lo peor

lopezdoriga.com/ Actualizada 12/07/2016 a las 09:14    

El pasado 23 de junio, la mayoría de los británicos respondieron “sí” a esta pregunta: ¿Debería el Reino Unido abandonar la Unión Europea?
En el ámbito económico mundial, este resultado generó nerviosismo e incertidumbre en los días siguientes a la consulta, incluyendo a México, en donde se registró un crecimiento en la cotización del dólar; sin embargo, aunque sí hubo un efecto fuerte en la economía del país, este no fue catastrófico como temían algunos analistas, opina Eugenio Gómez Alatorre, profesor del área de Entorno Económico del IPADE Business School.
“En el mercado cambiario mundial es donde se vio un mayor efecto del Brexit porque la libra se devaluó fuertemente, considerando la estabilidad que regularmente tiene esa moneda”, explica.

El académico señala que, aunque la moneda mexicana no llegó a los 20 pesos, sí fue una de las que más sintió un impacto, debido a que suele usarse para gran cantidad de transacciones a nivel internacional.
“De los mercados emergentes, el peso mexicano es de las monedas más líquidas”, explica el analista. “Las transacciones que se hacen con la moneda mexicana no sólo son comerciales, porque también pueden ser movimientos de capital o compra y venta de divisas”.
Asimismo, el maestro en Economía del COLMEX apunta que el peso es una de las monedas más usadas durante momentos de incertidumbre en el mundo.
“El movimiento diario del peso equivale a 135 mil millones de dólares, por lo que muchos inversionistas internacionales recurren a él cuando quieren cubrir riesgos, debido a que esa liquidez lo vuelve muy confiable”.
Gómez Alatorre confía en que, durante los próximos días, el peso regrese a los niveles en los que se encontraba antes del Brexit.
Momento de oportunidades
Para Gómez Alatorre, la incertidumbre que se vive en el mundo después de que los británicos decidieran separarse de la Unión Europea puede ser un área de oportunidad para México y para el Reino Unido, el cual podría, por ejemplo, buscar nuevos proveedores.

“Por ejemplo, algo que los británicos estén importando de España, ahora podrían comprarlo en México mientras negocian las nuevas condiciones que tendrán con la Unión Europea; de esa manera, ayudan a disminuir un poco la incertidumbre y, de paso, se diversificar un poco”, destaca el egresado de Economía de la Universidad Panamericana.
“Después de esto, pueden cambiar las reglas económicas en Europa y el resto del mundo, y eso, quizá, abra una oportunidad para algunas empresas mexicanas que estén dispuestas a diversificarse y aprovechar el momento”, advierte.
El especialista en macroeconomía no descarta que, en el mediano y largo plazo, el Brexit detone en el mundo algún efecto como la desaceleración de la economía; sin embargo, eso podría abrir nuevas oportunidades de mercado en el Reino Unido que México debe aprovechar e, inclusive, firmar un tratado de libre comercio que aumente la relación entre ambas naciones.
 

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.