La Roja

La casa de “El H” en Juriquilla

LUIS RODRÍGUEZ RAMÍREZ / GERARDO GONZÁLEZ Actualizada 06/10/2014 a las 08:25    
Héctor Beltrán Leyva habitaba el inmueble 107 de la avenida San Isidro; sitio que fue cateado por la PGJ el mismo día que fue detenido.  LUIS RODRÍGUEZ RAMÍREZ

Héctor Beltrán Leyva habitaba el inmueble 107 de la avenida San Isidro; sitio que fue cateado por la PGJ el mismo día que fue detenido. LUIS RODRÍGUEZ RAMÍREZ



La casa de Héctor Beltrán Leyva, “El H”, -quien era conocido como “Don Chava” por sus vecinos en Juriquilla- fue cateada el pasado miércoles 1 de octubre por elementos de la Procuraduría General de Justicia de Querétaro, horas antes de que fuera detenido en un restaurante de mariscos en el Centro de San Miguel de Allende. El hecho por el que la PGJ del estado acudió a su domicilio fue para investigar la ejecución de un hombre que apareció la madrugada del domingo 28 de septiembre muerto en la carretera a San Luis Potosí, en Santa Rosa Jáuregui. Ese hecho derivó en la detención del narcotraficante.
De acuerdo con información recabada por PLAZA DE ARMAS, El Periódico de Querétaro, el pasado 1 de octubre, siendo aproximadamente las 05:30 horas, hubo un operativo importante afuera del inmueble ubicado en Avenida San Isidro número 107, casi esquina con Fray Antonio de Monroy e Hijar, en Juriquilla. En ese momento, elementos de la Policía Investigadora del Delito, el agente del Ministerio Público y peritos del la PGJ del estado habían acudido para llevar a cabo la diligencia de cateo e indagar el homicidio de un vigilante de la zona, cuyo cuerpo apareció en el kilómetro 25 de la carretera a San Luis Potosí, en la comunidad de San Isidro Buenavista.
En su momento, se dio a conocer que dicho trabajo de investigación se realizaba porque la víctima había tenido una discusión con el dueño del inmueble, quien le reclamaba estar vinculado a un robo de 3 millones de pesos en su contra; el altercado motivó que el vigilante diera parte a sus superiores, quienes acudieron a ver lo ocurrido, sin embargo al arribar al sitio únicamente pudieron ver cómo el ofendido era ingresado a la vivienda.
Fuentes policiales señalaron que esa fue la última ocasión que vieron con vida al hombre, al que horas más tarde hallaron en la carretera con un balazo en la cabeza.
A consecuencia de ello, el operativo en el inmueble duró varias horas, finalmente los investigadores se retiraron del domicilio siendo las 08:00 horas; aunado a ello, los vecinos señalaron con extrañeza que desconocían la situación por la cual actuaban.
El mismo 1 de octubre en la tarde, elementos del Ejército Mexicano detuvieron a Héctor Beltrán Leyva en San Miguel de Allende, mientras departía con Gerardo Goyeneche Ortega en un restaurante pequeño. Horas más tarde en rueda de prensa, la Procuraduría General de la República (PGR) daba a conocer que el narcotraficante vivía en Querétaro, donde “mantenía las operaciones alejadas de su domicilio, esto para no alterar así su modo de vida, discreto y de bajo perfil, evitando llamar la atención de vecinos y amistades, o de las autoridades locales; en ese sentido, dejó a un lado los vehículos de gran lujo, optando por una identidad, que le permitía pasar por un empresario acomodado, dedicado al comercio de bienes inmuebles y obras de arte, justificando así su nivel de vida”.
Es de recordar que el día de la detención, el líder del Cártel de los Beltrán Leyva y su presunto operador financiero, Gerardo Goyeneche Ortega, iban armados; sin embargo, no se registró altercado alguno con los soldados.
Respecto al homicidio y al propio cateo, la Procuraduría General de Justicia del estado no ha dado a conocer los pormenores; sin embargo, trascendió que buscaban a un hombre al que conocían como “Don Chava”, que solía acompañarse de al menos tres personas que resguardaban su seguridad.

Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.





(*) Campo obligatorio


Twitter
Envía tu mensaje

Todos los derechos reservados. MEDIOS AQRÓPOLIS S.A. DE C.V. es la propietaria y/o licenciataria de los materiales publicados en este sitio.

De no existir previa autorización por escrito, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos, particularmente en algún otro sitio de internet o medio impreso, el uso de los contenidos de este sitio es solamente personal, quedando estrictamente prohibido un uso diferente a este.